Debany Valdes15 de enero de 2021
ES-LLAMADO-A-LA-CASA-DEL-PADRE-EL-PBRO-VICENTE-ANGUIANO.jpg
1min9

Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez
Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 11 de enero del 2021

Elevamos una oración por el eterno descanso del padre Vicente Anguiano Martínez, que el día de mañana habría cumplido 27 años de vida sacerdotal.

El padre Vicente, se desempeñaba como párroco de la comunidad de Nuestra Señora de la Candelaria en Monterrey, desde septiembre del 2009.

Que el Señor premie sus trabajos y le haga partícipe del banquete celestial.

Descanse en paz el padre Vicente Anguiano Martínez.

#IglesiaDeMonterrey

Debany Valdes15 de enero de 2021
CELEBREMOS-CON-ALEGRIA-EL-DIA-QUE-FUIMOS-BAUTIZADOS.jpg
2min9

Por Debany Valdés
Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 10 de enero del 2021

Hoy en el día de la fiesta del Bautismo del Señor, el Arzobispo de Monterrey – Mons. Rogelio Cabrera López nos recuerda la importancia de celebrar el día en que fuimos bautizados, agradeciendo el don recibido, renovando nuestra fe y cumpliendo con la misión que nos ha sido encomendada al ser parte de la familia de Dios: La Iglesia.

“No menos preciemos este magnífico regalo de amor, que borra el pecado original y nos brinda las gracias necesarias para fortalecernos en la fe, haciéndonos testigos vivos de Dios en medio del mundo”.

Mons. Rogelio nos invita a que ser conscientes, del regalo que recibimos cuando vayamos a bautizar a algún familiar, a no quedarnos simplemente con la organización de una fiesta y no ver la preparación de papás y padrinos como “un trámite fastidioso, sino como la oportunidad de renovar nuestros conocimientos en la fe, buscando la forma de vivirlos como es debido”.

“Agradezcamos este magnífico don, y celebremos con alegría el día en que fuimos bautizados procurando visitar, en la medida de lo posible, la Iglesia en donde recibimos el sacramento y ahí renovar nuestra fe” comentó Don Rogelio, en su mensaje dominical.

“Así mismo, que los padrinos también renueven junto a sus ahijados el compromiso que hicieron ante Dios, acompañando a sus hijos espirituales en su crecimiento en la fe”.

Debany Valdes15 de enero de 2021
EL-SENOR-NOS-PIDE-QUE-DONDE-ESTEMOS-SEA-UN-LUGAR-DE-ENCUENTRO-UN-LUGAR-DE-HERMANOS.jpg
3min5

Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez
Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 10 de enero del 2021

Eucaristía de Clausura de la Asamblea Eclesial Diocesana 2021

Este domingo, en la Catedral de Monterrey, se llevó a cabo la Santa Misa con motivo de la Clausura de la Asamblea Eclesial Diocesana 2021.

El Arzobispo de Monterrey, resaltó durante la homilía, la finalidad de esta Asamblea.

“La Asamblea ha querido ser un punto de encuentro, para iniciar un camino largo de vida cristiana, nos proponemos caminar discerniendo, es decir dialogando, para pedirle al Señor que con su luz indique el camino que ha de seguir esta Iglesia de Monterrey en medio de estas circunstancias especiales, en medio de esta pandemia, en medio de la precariedad económica, y también de las diversas situaciones de violencia y agresión”.

“Nuestra Asamblea ha querido remarcar lo que bueno el Señor nos pide: que donde estamos los seres humanos, sean lugares de encuentro”.

“Que nuestra familia sea un lugar de encuentro, que los lugares a donde vamos a la escuela y al trabajo sean lugares de encuentro, que el barrio y la ciudad sean lugares de encuentro, que nuestros templos y las comunidades parroquiales sean lugares de encuentro”.

“Les dije en la Asamblea, que esta Iglesia de Monterrey, logre ser una sinfonía, donde la vives distintas se unan en alabanza a Dios, que esta gran comunidad de Monterrey esté llena de simpatía, de buenos sentimientos, de nobleza, de cordialidad para que sea posible unir las fuerzas y trabajar juntos”. El

“Hoy, delante del Señor, nos ponemos aquí humildemente para dejarnos iluminar por Él, es providencial que nuestra Asamblea concluya en esta fiesta del Bautismo del Señor”.

“El Bautismo, es nacer para formar una familia en la que Dios nuestro padre manifiesta su amor, pero también Él nos pide extender ese amor entre nosotros, ser hermanos y hermanas”.

Finalmente, Mons. Rogelio, agradeció la bondad y el celo Apostólico de todos los que participaron en esta Asamblea y todos los que sirven en esta Iglesia de Monterrey.

Debany Valdes15 de enero de 2021
TODOS-TENEMOS-UNA-NECESIDAD-MUY-GRANDE-DE-ENCONTRARNOS-CON-CRISTO-MONS.-JOSE-MANUEL-GARZA-MADERO-.jpg
7min5

Por Debany Valdés
Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 10 de enero del 2021

En la clausura de la Asamblea Eclesial Diocesana 2021, Monseñor José Manuel Garza Madero, brindó un momento de reflexión que anima a vivir el misterio eucarístico en la situación pandémica que estamos viviendo.

Mons. Pepe Madero, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Monterrey, principalmente agradeció y saludó a los organizadores de esta Asamblea y a todos aquellos que participaron en ella.

Partiendo de la experiencia de sentir impotencia de no poder celebrar los sacramentos debidamente, especialmente la eucaristía, Monseñor Pepe Madero nos dice que tenemos que bendecir mucho al Señor, porque esta es una oportunidad de crecimiento.

“Todo confinamiento nos permite volcarnos hacia el interior de nuestra persona, y descubrir en el silencio de nosotros mismos, muchas necesidades”

La situación de pandemia nos ha permitido saborear nuestros silencio interior junto con nuestros seres queridos, junto a nuestra familia.

– NECESIDAD DE ENCONTRARNOS CON CRISTO CRUCIFICADO:

“Todos tenemos una necesidad muy grande de encontrarnos con Cristo”

“La crucifixión del Señor, es la declaración de amor más grande de Dios al mundo”.

“Allí puedes describir lo que vales para Dios como persona”.

“La crucifixión de nuestro Señor es un grito de amor a la humanidad”.

– NECESIDAD DE ENCONTRARNOS CON CRISTO RESUCITADO:

“Jesús quería que los primeros que hablaran de la esperanza fueran los mismos apóstoles y discípulos después de encontrarse con Él, vivo y resucitado”

Vayamos descubriendo en ellos el maravilloso mensaje de esperanza: “La esperanza que brota del corazón”

– LA NECESIDAD DE SABER DÓNDE ENCONTRAR A CRISTO CRUCIFICADO Y RESUCITADO:

“Muchas veces dependerá de ti mismo si encontrarás a Cristo Crucificado o resucitado en tu vida”

Hay momentos, hay días que se parecen más al viernes santo o hay lapsos de tiempo que parecen más al domingo de resurrección.

Por ello, Monseñor Pepe Madero propone tres lugares donde siempre, encontraremos a Cristo: En las Sagradas Escrituras, en el Misterio de la Eucaristía y en el Misterio del Ser Humano.

“Siempre que vivimos la experiencia de ser crucificados, esto no lo tengamos en duda nunca, es porque el Espíritu de Dios nos presagia, nos anuncia, la venida victoriosa de la Resurrección”.

– DESCUBRIR CÓMO PODEMOS ENCONTRARNOS CON CRISTO CRUCIFICADO-RESUCITADO:

Tomando como referencia el pasaje del Evangelio de San Juan, capítulo sexto, resalta cuatro cosas que ayudarán a saber cómo encontrarlo en la resurrección:

“Verlo, creerle, adherirnos y ser resucitados, esta es la voluntad del Padre”.

– LA NECESIDAD DEL ESPÍRITU SANTO:

“Dejémonos encontrar por el Espíritu Santo, dejémonos invadir pro Espíritu Santo”

Así mismo, siguiendo la recomendación del Papa Francisco, Monseñor nos invita a decir “VEN ESPÍRITU SANTO”

“No tengas miedo dejarte conducir por Él, invadir por Él, lo mínimo que puede ocurrir es que te lleve a los pies de Jesucristo”

– HACERNOS ENCONTRADIZOS PARA DIOS

“Jesús te está buscando, cómo a los discípulos de Emaús, camina junto a ti pero no lo ves”

“Hablar de ausencia es lo mismo que presencia, porque ahí donde nos sentimos más solos, donde parece qué hay ausencia de Dios, tenemos que descubrir su presencia total por la fe, por el amor, Dios está contigo en tu casa, con tu pandemia, con tu tribulación”.

“Dejarnos alcanzar por el resucitado que te está buscando a ti, porque si no haz entendido que te está buscando a ti, no haz entendido tampoco el sentido de esta pandemia”.

– LLEVAR ESPERANZA A LOS DEMÁS:

Hoy la Iglesia tiene necesidad de testigos, de amor y de la resurrección, que somos todos nosotros.

“Convertirnos en misioneros, hasta los confines de la tierra; hasta el hombre más solitario del Universo. Ahí donde los corazones padecen hambre y sed de buenas noticias”.

– CELEBRAR LA UNIDAD, VERNOS COMO HERMANOS:

“Nosotros estamos llamados hoy a ser una comunidad, que celebra esta eucaristía como un compromiso de comunión con el hermano”.

“Nos tienen que llamar fuertemente, a un momento que se llama humildad para poder dejarnos amar y querer por los demás”.

Su Excelencia Mons. José Manuel, hace cuatro propuestas para vivir la eucaristía fraterna:

1.- Convertir nuestras casas en templos de oración
2.-Descubrir que el domingo significa un día sin ocaso.
3.-Comulgar cualquier día de la semana
4.-Cómprate una biblia, que no pase un día sin pasaje bíblico.

“Quiero concluir esta reflexión con dos palabras, paz y alegría”

#AED2021
#IglesiaDeMonterrey

Debany Valdes15 de enero de 2021
REALIZA-ARZOBISPO-LLAMADO-A-CUIDAR-LA-SALUD-Y-LAS-RELACIONES-FAMILIARES.jpg
2min4

Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez
Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 10 de enero del 2021

Durante su mensaje dominical el Arzobispo de Monterrey, realizó un llamado a extremar las precauciones para prevenir más contagios en estos momentos en que ha aumentado las dificultades de salud.

“Quiero invitarles a que este tiempo de extremo problema por la pandemia, cuidemos nuestra salud y cuidemos la salud de los que conviven con nosotros en casa”.

“Ya saben ustedes que los contagios ahora se recrudecen en los hogares, es por ello muy importante que los hijos jóvenes sean precavidos, para no llevar el contagio a sus abuelitos o a sus papás es importante que todos nos cuidemos sabiendo que el riesgo es siempre muy grande”.

Mons. Rogelio Cabrera, invitó además a cuidar las divisiones a causa de los retos que se presentan en este año.

“También, quiero animar a toda la comunidad a prepararnos para vivir con intensidad este año que tiene desafíos económicos, desafíos sociales para que cuidemos nuestra mente y nuestro corazón, hay que tener cuidado de las polarizaciones afectivas, a las polarizaciones que dividen y que no unen a los ciudadanos”.

Finalmente, añadió: “Que el Señor nos bendiga y nos encuentre fuertes en los problemas que tengamos que enfrentar en este año 2021”.

Debany Valdes15 de enero de 2021
MONS.-FRAY-CESAR-GARZA-MIRANDA-Y-LA-IMPORTANCIA-DEL-DISCERNIMIENTO-COMUNITARIO.jpg
8min4

Por Debany Valdés
Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 09 de enero del 2021

Mons. Fray Cesar Garza Miranda compartió en la Asamblea Eclesial Diocesana 2021, una charla con el propósito de motivar y animar el discernimiento comunitario que es un ejercicio siempre nuevo y necesario para llevar a cabo el cumplimiento de la misión evangelizadora de la Iglesia de Monterrey.

“Discernir cristianamente es también la osadía de interpretar el sueño que Dios tiene para nuestra comunidad eclesial en nuestros tiempos”.

Aún y cuando no somos los mismos y estamos en constante cambio “el plan de Dios y el deseo de Dios sigue siendo el mismo” así lo comparte Monseñor Garza Miranda, Obispo Auxiliar de nuestra Arquidiócesis de Monterrey.

“Enfocarnos en la asamblea eclesial pensamos en la necesidad del discernimiento pastoral comunitario como una invitación de Dios y un reto para nuestra comunidad que implica dar significación a un futuro reino de Dios según los que creemos que nos pide en el aquí y en el ahora de nuestra Iglesia local”

El día 08 de enero, en la reunión de presbiterio, Monseñor Fray Cesar compartía con sus hermanos diáconos, sacerdotes y Obispos que en ellos para alcanzar el discernimiento pastoral es necesario lo siguiente:

“El discernimiento de Pastor: es decir la actitud crítica ante sí mismo, a la luz de Dios ,algo que va en la línea del discernimiento espiritual, personal e individual”.

“El discernimiento de situaciones personales y comunitarias de la realidad pastoral para responder evangélicamente según los ejemplos de Cristo”.

“El discernimiento de la acción pastoral de la Iglesia como discernimiento de tareas: En esto necesitamos distinguir la necesidad de ser humildes, para reconocer que estamos necesitados de los otros Obispos, sacerdotes y muy especialmente de los Fieles que son a quienes acompañamos”.

Hoy sábado 9 de Enero, continuando con la AED, Mons Fray César compartía con la comunidad en general que el discernimiento es sobre todo y ante todo experiencia de Dios, experiencia espiritual y escucha en fraternidad eclesial.

“Esta experiencia de Dios nos referimos a una experiencia espiritual, porque procede del Espíritu y es el Espíritu quien la suscita y la lleva a cabo… quien guía, acompaña y conduce”.

Mons Fray Cesar, toma como referencia algunos puntos importantes que ha compartido el Papa Francisco en 2017, sobre el discernimiento:

“Es siempre una acción comunitaria que no prescinde de la riqueza y parecer de los demás”

“Precisa el diálogo con el depósito de la fe presente en el corazón y en la conciencia de los fieles”

“Sin este intercambio, la fe de los más cultos puede degenerar en indiferencia y la de las más humildes en superstición”

Entendemos el discernimiento comunitario como “la búsqueda comunitaria de la voluntad de Dios partiendo de una reflexión participada sobre los signos capaces de indicar hacia dónde impulsa el espíritu de Cristo”.

Por ello, Fray Cesar propone 3 ideas importantes para llevar a cabo el discernimiento comunitario:

1.- Punto de partida la relación amorosa con Dios: “Implica dejarse desbordar por Él, disponernos a su querer divino”.

2.- “Encarnado” en la realidad.

“En la realidad histórica y concreta de la sociedad en nuestro contexto… en actitud de cercanía al mundo, en inmersión a la realidad presente, social, política, económica , porque es desde ella que debemos buscar el Reino de Dios, con atención despierta, con conciencia crítica pero también con ganas de comprométenos”

“Romper con los círculos ideológicos que a veces están presentes en nuestras comunidades, porque delante de la realidad social o política, podemos quedar nosotros envueltos por una forma de pensar o marcados por ella, porque el entorno social influye nuestro modo de ver y juzgar que a veces es o se vuelve poco evangélico”

“Es necesario escuchar al otro, al que piensa diversamente, porque de esos cuestionamientos de su forma de pensar y con su forma de pensar, nos enriquece aquello que nosotros también podemos recibir y podemos aportar”.

3.- Vivirlo desde adentro, centrarse.

“Es el Espíritu que muestra nuestra profunda intimidad y ahí se nos comunica, al escucharlo descubrimos sentimiento y pensamientos que son voluntad de Dios.

“Nos hace crecer, libera interiormente, nos abre a los demás, da continuidad con lo qué hay de sano, gozoso y fecundo en nosotros, mirada limpia con corazón libre”.

Para que los pastores y sus comunidades puedan llevar a cabo un discernimiento comunitario hermoso y que alcance muchos frutos, Mons. Fray Cesar propone ciertas actitudes y recomendaciones para la reunión correspondiente entre cuáles destacaremos las siguientes:

Disposiciones personales: identificarse con la finalidad; Tener actitud de discernimiento que busque la voluntad de Dios personal y buscando el bien común; comunicarse transparente y profundamente.

Material de discernimiento: Ser precisos; con opciones bien determinadas que ayuden a definir la naturaleza del discernimiento, ya sea en consulta o en deliberación.

Reunión: Cuidar la cualidad espiritual del encuentro; tener mediación de algún hermano o hermana; que se escuchen entre todos; reconocer las aspiraciones del corazón y ver siempre la unanimidad para confirmar todo ello.

#IglesiaDeMonterrey

Debany Valdes15 de enero de 2021
SE-LLEVA-A-CABO-DENTRO-DE-LA-ASAMBLEA-ECLESIAL-DIOCESANA-LECTIO-DIVINA-1.jpg
4min4

Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez
Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 09 de enero del 2021

Como parte importante de la Asamblea Eclesial Diocesana 2021, se llevó acabo la noche de este viernes una Lectio Divina, dirigida por el Rector del Seminario el padre Carlos Alberto Santos Garcia.

Previamente, el padre Ernesto Castillo Flores quien dió el contexto en el que se llevó a cabo este momento de espiritualidad.

“Este año la Asamblea Eclesial Diocesana, pone la mirada en una actividad específica del cristiano, en una actividad importante del discípulo de Jesús, que es el discernimiento”.

“El discernimiento, es este ponernos en las manos de Dios, es abrir nuestro corazón a su espíritu, los criterios queremos de considerar siempre son los criterios evangélicos, el encuentro con la Palabra de Dios es fundamental, por eso hemos querido dedicar un momento muy especial a la Palabra dentro de la Asamblea”.

El padre Carlos Santos, dirigió la reflexión del Capítulo 15, versículo 1 al 17 del evangelio de San Juan, “conocido como el texto de la Vid y los sarmientos, es un texto que empieza con un discurso parabólico, que toma una imagen y que la va desgranando poco a poco”, apuntó el Rector del Seminario.

“No vamos a hacer un estudio meramente intelectual, vamos a orar con el texto, porque como decíamos este es un momento de espiritualidad en nuestra asamblea”, añadió.

El padre Carlos Santos, señaló lo que es una Lectio Divina: “es orar con la Palabra de Dios, recordando que la oración es un diálogo, como diría Santa Teresa, un diálogo de amistad con quien sabemos nos escucha”.

Dentro de la meditación el padre Carlos apuntó:

“Solo unidos a Jesús podemos dar fruto, solo unidos a Él entendemos que aprender a vivir es aprender a morir, solo unidos a Jesús aprendemos aprendemos a morir, aprendemos a entender la fecundidad de las podas, la fecundidad de nuestras renuncias, que tiene un sentido un significado, Él les dice que yo en ustedes voy a dar fruto”.

Finalmente, señaló la invitación de la asamblea y el llamado de la Palabra de Dios en esta reflexión cuestionando.

¿Que fluye de nuestras eucaristías? Esta pregunta no e solo para laicos, es para sacerdotes también, ¿Qué fluye de tu manera de celebrar la Eucaristía? ¿Fluye la vida o fluye el poder? ¿El dominio, la autoridad o el control? ¿ Fluye poder, aislamiento, alienación, sectarismo, autocomplacencia? ¿O fluye: compasión, compromiso, solidaridad, fraternidad?

#IglesiaDeMonterrey
#AED2021

Debany Valdes15 de enero de 2021
SACERDOTES-MIRAN-LA-REALIDAD-DE-LA-IGLESIA-DE-MONTERREY-ANTE-LA-CONTINGENCIA-SANITARIA.jpg
5min4

Por Debany Valdés
Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 08 de enero del 2021

En el segundo día de la Asamblea Eclesial Diocesana 2021, el presbiterio de Monterrey se reunió de modo virtual, para mirar y discernir los resultados y conclusiones de una investigación social, que se llevó a cabo por el Centro de Investigación Pastoral, con el propósito de conocer y comprender cómo los fieles laicos de la Arquidiócesis de Monterrey, están viviendo la fe en medio de la contingencia sanitaria por la que atravesamos.

Así mismo el día de mañana se continuará este ejercicio con los consejos de Pastoral de cada Parroquia.

El Pbro. José Luis Fernández, miembro del CPI fue quien compartió ciertos hallazgos y conclusiones recabadas en esta investigación realizada en los meses de Noviembre y Diciembre del 2020 en algunas parroquias de nuestra Arquidiócesis.

En términos generales, se observa los cambios en la vida parroquial, por la imposibilidad de asistir físicamente; el tener que trasladar la experiencia religiosa (catequesis, formación, misas horas santas etc) del templo a la casa, lo cual provoca ciertas dificultades que incluso afectan en mantener y vivir la fe.

Durante la presentación se mostraron respuestas de algunos fieles, sin exhibir su nombre y solo conservando edad y género que mostraban su sentir ante esta situación:

“Nosotros hemos caído en la cuenta que esta pandemia nos ha replanteado nuestra misión. Siempre hemos sostenido que la verdadera misión es en casa.
Ahora, hemos dado ese giro”.

El Padre José Luis compartió 4 miradas contemplativas, no como soluciones sino más bien como sugerencias a nuevas posibilidades para vivir la fe:

-Pensar en la Iglesia de Casa como una comunidad familiar.

“La experiencia de la fe que es posible también vivirse en él ambiente familiar, no es sustitución de la comunidad parroquial”.

– Pensar en los animadores de la comunidad.

“No es solamente responsabilidad de los sacerdotes o del Obispo o del Párroco, también de los miembros de los grupos de nuestras comunidades, animar a nuestra comunidad, compartir procesos de animación por parte de los sacerdotes y miembros de los grupos, que sobre todos sean capaces de desatar estos procesos internos, de sanción, de recuperación, de emprendimientos de genialidad de creatividad”.

– Cultura del encuentro en el modo virtual:

“Cómo hacer que esté mundo virtual y ese uso de las tecnologías sea capaz de generar una cultura del encuentro, que no solamente se detenga a transmitir acciones litúrgicas sino que también en todo lo demás, sea posible de generar el encuentro cercano, afectivo, significativo para las personas”.

– Comunidad de fraterna y social

Este tiempo ayuda a tomar conciencia de las personas de nuestra comunidad fraterna, es decir, los vecinos, el barrio, la colonia, la ciudad, que quizá no son miembros activos de la comunidad parroquial pero que la están pasando mal, por situaciones complicadas, y entonces este tiempo nos hace reconocer que somos parte de esta otra comunidad, se convierte en posibilidad de vivir la fe.

#IglesiaDeMonterrey
#AED2021

Debany Valdes15 de enero de 2021
LA-ASAMBLEA-QUE-NOS-UNE-A-CRISTO.jpg
7min4

Por Debany Valdés
Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 07 de enero del 2021

El Arzobispo de Monterrey – Mons. Rogelio Cabrera López dirigió un mensaje de bienvenida a todos aquellos que de modo virtual se conectaron en la Asamblea Eclesial Diocesana 2021.

El 7 de enero, inició la Asamblea diocesana de Monterrey, y Monseñor Rogelio Cabrera López compartió un mensaje enriquecedor y positivo de bienvenida, partiendo de la enseñanza que deja el lema de este encuentro “La Eucaristía nos mueve a la fraternidad” y tomando como guía el pasaje bíblico que se ha elegido para este, el Capítulo 15 del Evangelio de San Juan

LA EUCARISTÍA NOS MUEVE A LA FRATERNIDAD

“El Papa Francisco nos ha pedido crecer en esta cultura del encuentro para que la amistad y la fraternidad puedan ser vividas por todos nosotros”.

“Recuerdo el versículo 8 – del Capítulo 15 de San Juan- dice el Señor Jesús «Mi Padre recibe gloria cuando producen fruto en abundancia y se manifiesten como discípulos míos» son palabras del Señor Jesús”

“Este pueblo que formamos ustedes y yo, tenemos una vocación para dar fruto, esa es la misión, dar fruto de lo que el mismo Señor nos regala, porque nosotros damos fruto, si estamos reunidos a Él”

“La Asamblea es entrar en el taller de Jesús, es aprender hacer las cosas como Él las hace, Él es el rabí, Él es el maestro, es el artesano, es el artista al cual queremos nosotros seguir, y de quien queremos aprender”.

LA ASAMBLEA NACE DE LA ASAMBLEA EUCARÍSTICA

Así mismo, Don Rogelio agregó algunas características de la Asamblea, posterior a las que ya inicialmente el Pbro. Miguel Ángel Espinoza había comentado, una asamblea orante, dialogante y misionera:

“La asamblea eclesial de pastoral nace de la asamblea eucarística, la fuente de toda asamblea eucarística, la eucaristía que es la que nos lleva siempre a la comunión con Dios y a la comunión con los hermanos”.

“Eucaristía, comunión y solidaridad van estrechamente unidas y por eso la asamblea pastoral diocesana, tiene ahí modelo la eucaristía ¿Qué hacemos en la eucaristía? Escuchamos, ¿qué hacemos en la eucaristía? Compartimos, nos alimentamos, nos unimos y salimos con una misión. «Ite missa est» vayan la eucaristía ha terminado, vivan lo que han celebrado”.

MIRAR A CRISTO

“Por eso en esta asamblea los quiero invitar a todos a que tengamos la mirada puesta en Jesús que es el consumidor de nuestra fe”.

“Esta asamblea también nos lleva a mirar a la humanidad, a mirar a nuestra Iglesia, a mirar a los hermanos, sus sufrimientos, sus gozos sus, dificultades”.

“Tenemos que mirar lo que ha hecho esta pandemia, pero también lo que la pandemia ha hecho descubrir en los corazones de las personas: cuánta bondad a brota de la gente, cuánto cariño ha brotado de cada persona, cuánta generosidad se ha desplegado en nuestra arquidiócesis”.

UNA IGLESIA EN SINFONÍA, SIMPATÍA Y SINERGIA

También nuestro Arzobispo nos anima a vivir, como dice el pasaje de Filipenses 2, 2: «Llénenme de Alegría teniendo, unos mismos sentimientos, compartiendo un mismo amor, viviendo en armonía y sintiendo lo mismo» “parece un sueño pero con la gracia del Espíritu Santo esto puede ser así”.

“La Iglesia tiene que vivir en sinfonía, simpatía y en sinergia”.

“Es decir tenemos que tener una sola voz; la Iglesia es como un gran coro que dirige el Señor, donde somos voces distintas, donde tenemos tonos y fuerzas para hablar de distinta intensidad, pero el Señor es el directo”.

“Pero también la asamblea nos tiene que ayudar en crecer en simpatía, es decir, en ese común sentimiento de mirarnos bondadosamente”.

“Pero también a unirnos en la misma fuerza del Espíritu, es decir la simetría que brota de Dios y que nos empuja a la misión”.

UNIDOS A CRISTO

Por último externó el deseo que Cristo nos revela en el capítulo 15 del evangelio de San Juan: «Permanezcan unidos a mi, como yo lo estoy a ustedes»

“Esta es la mutualidad que Cristo nos ha enseñado, su circularidad, es Él que está con nosotros, nosotros estamos con Él”

“Esa es la asamblea vivir esta comunión con el Señor”.

#IglesiaDeMonterrey
#AED2021

Debany Valdes15 de enero de 2021
LA-IGLESIA-DE-MONTERREY-SE-REUNE-DE-MODO-VIRTUAL-EN-ASAMBLEA-ECLESIAL-DIOCESANA-2021.jpg
3min4

Por Debany Valdés
Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 07 de enero del 2021

Dio comienzo la Asamblea Eclesial Diocesana 2021 de la Iglesia de Monterrey que tiene como lema principal “La Eucaristía nos mueve a la Fraternidad” en donde se reunieron de modo virtual por causa de la pandemia, poco más de 1000 usuarios.

El Pbro. Miguel Ángel Espinoza Garza, inició la asamblea, dando a conocer el objetivo de manera general que se vivirá en este encuentro diocesano en donde laicos, religiosos, consagrados, sacerdotes y Obispos se unen para: Orar juntos, mirar nuestro caminar y discernir lo que viene este año.

“En un ambiento de oración, mirar el año 2020 y pensar en el año 2021”.

“Espero que para todos sea una experiencia de Iglesia, que nos ayude a crecer, que nos ayude a dar gracias a Dios que nos ha acompañado, y una experiencia que nos ayude a tener más claridad y más ánimo para servir a Dios en este año”.

Así mismo el Padre Miguel Ángel dio un breve resumen del trabajo pastoral de los últimos años, tomando algunas referencias de las Cartas Pastorales de nuestro Arzobispo:

En 2017, 2018, 2019 se resume en
“La Mirada contemplativa, el discernimiento comunitario y la pastoral misericordiosa”

A finales del 2019 y principios del 2020, nuestro Arzobispo nos invitó a que esta revisión fuera a la luz de la eucaristía:
“La eucaristía nos mueve amar más, a compartir la vida y a servir a los pobres”.

Ante la llegada del covid-19 a nuestro país, la Iglesia tuvo que enfrentarse a los cambios que trastocaron toda estructura.

“En estos meses de pandemia no hemos estado con los brazos cruzados, hemos estamos respondiendo a la pandemia”

En Mayo inició el año jubilar sacerdotal propuesto por el Arzobispo, con motivo de su 25 aniversario episcopal.

En agosto se creó el Centro Pastoral De Investigación, formado por sacerdotes y laicos con el objetivo de salir y conocer la realidad de la Iglesia y de la sociedad regiomontana en los últimos meses que hemos sido afectados por la pandemia.

El día de mañana continuará con un momento de lectio divina a las 8:00 pm a través del Canal Digital Arquidiocesano.

#LaEucaristiaNosMueveaLaFraternidad
#IglesiaDeMonterrey


Sobre nosotros

Somos el periódico católico oficial de la Arquidiócesis de Monterrey; en comunión con la misma y con el resto de los medios de comunicación católicos, enfocamos nuestros esfuerzos a ser la voz de la Iglesia en Monterrey.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS



Últimas publicaciones



Suscríbete a nuestro boletín







    Categorías