Iglesia de México

Rene.jpg
2min149

Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez

Juárez, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 18 de abril 2020. Diariamente la parroquia de Nuestra Señora del Rosario, ubicada en el Centro de Juárez N.L., distribuye 200 comidas. Las personas con escasos recursos acuden de lunes a viernes por su comida calentita recién preparada, mientras que a otros más, que por enfermedad o edad no pueden acudir, les es llevada a su hogar.

Además, en torno a esta pandemia se han estado distribuyendo despensas a las cuales las personas en situación de pobreza han podido tener acceso.

El padre Rene López Castro, párroco de la comunidad, agradeció a través de las redes sociales, a todas las personas que han donado alimentos e invitó a sumarse a esta noble causa con el apoyo de despensas.

Las personas que quieran sumarse a ayudar con despensas o alimentos pueden acudir directamente a las oficinas parroquiales o comunicarse al 82 33 00 83.

111.jpg
11min115

PorJuan Pablo Vázquez Rodríguez

Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 16 de abril 2020. Los Obispos mexicanos expusieron mediante un comunicado algunas consideraciones bioéticas más elementales que es preciso custodiar por parte de todos, en momentos de desconcierto a causa de la pandemia COVID-19.

Compartimos los 10 puntos que consta el documento, en el cual se resalta NO ABANDONAR AL ENFERMO Y NO ANTEPONER LA EDAD COMO CRITERIO DE ATENCIÓN.

  1. Es una obligación moral conocer y atender con información suficiente el grado de contagio que existe para así tomar las acciones preventivas pertinentes de manera oportuna. Por ello, como lo han mostrado experiencias de otros países que han logrado superar estas primeras etapas de la pandemia, es preciso realizar pruebas de detección, no sólo en pacientes sintomáticos, sino también de manera constante en algunas personas que sin presentar síntomas, puedan eventualmente portar el virus. Omitir realizar el diagnóstico más profundo posible sobre la expansión de la epidemia no sólo es un error estratégico sino de orden moral: la transparencia en materia de información que afecte gravemente el bien común exige proceder de esta manera.
  2. El personal sanitario tiene el pleno derecho de contar con la protección requerida para realizar su riesgoso trabajo en las condiciones más seguras posibles. Exigir al personal sanitario atender a personas contagiadas o con posible contagio sin dotarlas de todo el material necesario para su protección no es éticamente justificable. A nadie se le puede obligar a arriesgar su salud y eventualmente la vida sin la prudente protección. Así mismo, la atención de la salud mental del personal sanitario, es tan importante como su salud física, por lo que habrá que ofrecerles ayuda profesional en el momento que lo requieran.
  3. Es preciso hacer todo lo posible para evitar el racionamiento de los recursos biomédicos[1].
  4. La Academia Pontificia por la Vida, que reúne a científicos expertos creyentes y no-creyentes, entre los cuales se encuentran ganadores del Premio Nobel, nos indica con claridad:

“Las condiciones de emergencia en las que se encuentran muchos países pueden llegar a obligar a los médicos a tomar decisiones dramáticas y lacerantes para racionar los recursos limitados, que no están disponibles para todos al mismo tiempo. En ese momento, tras haber hecho todo lo posible a nivel organizativo para evitar el racionamiento, debe tenerse siempre presente que la decisión no se puede basar en una diferencia en el valor de la vida humana y la dignidad de cada persona, que siempre son iguales y valiosísimas (Gaudium et Spes 12). La decisión se refiere más bien a la utilización de los tratamientos de la mejor manera posible en función de las necesidades del paciente, es decir, de la gravedad de su enfermedad y de su necesidad de tratamiento, y a la evaluación de los beneficios clínicos que el tratamiento puede lograr, en términos de pronóstico. La edad no puede ser considerada como el único y automático criterio de elección, ya que si fuera así se podría caer en un comportamiento discriminatorio hacia los ancianos y los más frágiles. Además, es necesario formular criterios que sean, en la medida de lo posible, compartidos y argumentados, para evitar la arbitrariedad o la improvisación en situaciones de emergencia, como nos ha enseñado la medicina de catástrofes.”[2]

  1. La clasificación ordenada y justa de los pacientes, según sus posibilidades de sobrevivencia, es de carácter universal y todos los equipos de salvamento, atención pre-hospitalaria y atención hospitalaria deben conocerlo. Es previsible que en México sea preciso realizar procesos de selección de pacientes con la finalidad de asignar distintos tipos de atención. Estos procesos se deben realizar tomando en cuenta de manera simultánea: la urgencia del caso, el tipo de necesidad a atender y que los recursos asignados sean lo más beneficiosos posibles para el paciente.
  2. Así mismo: “Nunca debemos abandonar al enfermo, incluso cuando no hay más tratamientos disponibles: los cuidados paliativos, el tratamiento del dolor y el acompañamiento son una necesidad que nunca hay que descuidar.”[3]
  3. Es inadmisible el abandono de pacientes o la negación del tratamiento médico correspondiente bien sea curativo o paliativo. El artículo 4 de la Constitución reconoce el derecho universal a la protección de la salud. Por ello, insistimos, no es legal, legítimo ni moral el abandono de pacientes.
  4. Es importante evitar toda acción que de manera explícita o encubierta pudiera ser de tipo eutanásico o conllevar ensañamiento terapéutico. Las decisión prudente de los médicos y una comprensión integral de los cuidados paliativos son esenciales a este respecto.
  5. Las comisiones y comités de bioética, y los organismos responsables de la emisión de guías orientativas para establecer los mejores cursos de acción clínica deben estar siempre integrados de manera realmente plural, con personal adecuadamente calificado, respondiendo a la dignidad inalienable de la persona humana y jamás colocando criterios superiores a este valor para la toma de decisiones biomédicas, para la selección del tipo de atención médica requerida, para privilegiar a un cierto tipo de seres humanos sobre otros. Estas comisiones y comités han de ser escuchados y tomados en cuenta para no dejar al pensamiento de una persona o de un interés o ideología particular, la decisión sobre la vida de las personas en medio de una crisis como la que vivimos. Tanto los gestores de políticas y los médicos deberán vigilar que sus acciones no afecten a grupo vulnerables [4].
  6. Los obispos mexicanos estamos convencidos que “la exigencia moral originaria de amar y respetar a la persona como un fin, y nunca como un simple medio” es irrenunciable.[5] Es en momentos como el presente, en que existe un grave riesgo para todos, que debemos aprender a anunciar desde nuestra fe y desde la sola razón natural que la dignidad y los derechos humanos fundamentales no son intermitentes ni son edictos de tolerancia revocables. Toda vida humana es valiosa y ninguna debe ser sacrificada por acción o por descuido.

El documento  esta firmado:

Por los Obispos mexicanos.

✠ José Jesús Herrera Quiñonez

Obispo de Nuevo Casas Grandes

Responsable de la Dimensión Episcopal de Vida

✠ Rogelio Cabrera López

Arzobispo de Monterrey

Presidente de la CEM

✠ Alfonso G. Miranda Guardiola

Obispo Auxiliar de Monterrey

Secretario General de la CEM

87936359_2666667960122767_8819083561236692992_o-1280x744.jpg
3min240

Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez

Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 2 de marzo 2020. La mañana del pasado domingo, en la rueda de prensa dominical, el Arzobispo de Monterrey y Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, presentó una nueva herramienta de comunicación al servicio de la Iglesia de México.

Se trata de la aplicación que lleva por nombre Appostolica, esta aplicación brindará diversos servicios entre los que se encuentra: el misal para las eucaristías, la opción para el rezo de la Liturgia de las horas, búsqueda de información de parroquias e información de la Iglesia a nivel nacional e internacional.

“Estamos llamados a un correcto aprovechamiento de las redes sociales para el servicio de la evangelización, y por eso presentamos hoy la aplicación de la Iglesia en México llamada Appostolica”, apuntó el Arzobispo.

La aplicación esta disponible en Google Play Store y App Store de manera gratuita. #Appostolica #IglesiaDeMéxico

1-2.jpg
9min194

Mensaje de los Obispos de México a Propósito de los Recientes Feminicidios

El brutal asesinato de la joven Ingrid y de la pequeña Fátima, así como las muertes de una bebé llamada Karol y de Mayte Viridiana Aguilar, son crímenes que por su brutalidad nos han dejado perplejos y nos han llenado de dolor y tristeza. A sus papás, familiares, maestros y compañeros, nuestro consuelo y fortaleza, nuestra cercanía y aliento.

En este contexto de violencia, no son extrañas las protestas públicas, pues tan sólo a finales del 2019 se registraron 1006 víctimas de feminicidio. Nos duele profundamente la violencia contra la mujer, que se ha expresado en un nuevo y agresivo rostro visible ante nuestros ojos, en una forma tan cruel que genera desconcierto, dolor, amargura, tristeza, llanto, indignación, impotencia y muchos deseos de venganza.

Ante esta realidad, los Obispos de México levantamos la voz, para dar palabra al dolor y a todos los afectados por él, pues el dolor que no habla gime en el corazón hasta que lo rompe, y deseamos ubicarnos desde la fe para que ofrezcamos presencia en palabras, diálogo y encuentro para abrirnos a la compasión. El grito de dolor de las víctimas de las violencias clama al cielo por justicia. Los cristianos no podemos permanecer indiferentes. Nos urge el celo profético de Jesús de Nazaret.

Esta realidad nos hace enfrentar una auténtica emergencia educativa pues hemos perdido los referentes básicos de la convivencia humana: la verdad, la bondad y la belleza. En México tenemos una visión muy estrecha de la educación, pues suele reducirse al marco de la institución escolar. No negamos la importancia de ella, pero no es suficiente. Reconocemos la necesidad de una base educativa que implique la vida familiar. La indispensable instrucción sobre las ciencias, con la conciencia de que las disciplinas que se presentan en las escuelas, no pueden sustituir la educación que la familia puede dar.

La urgencia de justicia, paz y misericordia tiene que traducirse en estilos de vida y de desarrollo humano que posibiliten una vida digna para todos. Hoy, toda acción social, económica y política tienen que transformarse en un eje central del bienestar de la persona, antes que ideologías, discursos o estadísticas. Todos somos corresponsables para resolver la crisis de humanidad que enfrentamos: la familia, la escuela, los medios de comunicación, las iglesias -entre otros- somos actores sociales que tenemos una responsabilidad en la misión de forjar una cultura de esperanza y de paz. Nuestros esfuerzos están invitados a sumarse a la responsabilidad del Estado en procurar la justicia y, con sus políticas públicas, respaldar la cultura de la esperanza y la paz.

Cómo Iglesia Católica en México, queremos comprometernos a impulsar la primera infancia como un urgente desafío para procurar, además de su protección, también su desarrollo humano, integral y solidario. Confirmamos nuestro compromiso para hacerlo de manera más acelerada y seria, buscando garantizar que los niños y niñas, adolescentes, así como jóvenes mexicanos vivan con la mayor dignidad y calidad de vida. También nos comprometemos a llevar nuestros Centros de Escucha y nuestros centros de Atención a personas adictas para ofrecer atención a las víctimas de las violencias a cada rincón del país, y ofrecer un esfuerzo por colaborar a restablecer el tejido social, hoy tan dañado, reconstruyendo a las personas y reconstruyendo la integración dentro de nuestra sociedad.

Hacemos un llamado a todos los creyentes y personas de buena voluntad para poner lo que está en nuestras manos e impedir que crezca y se extienda más la violencia, de manera muy especial les invitamos a todos a respetar a las mujeres y reconocer el derecho que ellas tienen, de promover su dignidad, garantizando su libertad e integridad en nuestra sociedad.

Que María Santísima, que sufrió la muerte de su Hijo Jesús, dé paz en el corazón y fortalezca a los familiares de Ingrid, Fátima, Karol y Mayte y a todos los hermanos y hermanas que sufren, Ella nos inspire a todos para sembrar la tolerancia, el respeto, la justicia, el perdón y la paz que necesita nuestro amado pueblo de México.

Con nuestra oración y bendición, por los Obispos de México.

+ Rogelio Cabrera López
Arzobispo de Monterrey y
Presidente de la CEM.

+ Carlos Garfias Merlos
Arzobispo de Morelia y
Vicepresidente de la CEM.

+ Alfonso G. Miranda Guardiola
Obispo Auxiliar de Monterrey y
Secretario General de la CEM.

+ Mons. Guillermo Ortiz Mondragón
Obispo de Cuautitlán y
Responsable de la Dimensión de Fe y Compromiso Social de la CEM.

+ Enrique Díaz Díaz
Obispo de Irapuato y
Responsable de Pastoral Educativa y de Cultura de la CEM.

junta.jpg
3min228

Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez

Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 20 de enero 2020. Este inicio de semana, el Arzobispo de Monterrey y presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Mons. Rogelio Cabrera López, se reúne en la ciudad de México, con los Presidentes y Secretarios de las comisiones episcopales.

Los Obispos estarán trabajando sobre el caminar de la Iglesia en México.

Los Presidentes Episcopales que participan en esta reunión son:

Mons. Faustino Armendáriz Jiménez
Presidente CE para la Pastoral Profética

Mons. Jonás Guerrero Corona
Presidente C.E. para la Pastoral Litúrgica

Mons. Pedro Mena Díaz
Presidente C.E. de Vocaciones y Ministerios

Mons. Gerardo Díaz Vázquez

Presidente de la C.E. de Familia, Juventud y Laicos

Mons. Carlos Briseño Arch
Presidente de la C.E. para el Diálogo Interreligioso y Comunión

Mons. Víctor René Rodríguez Gómez
Presidente C.E. para la Pastoral de la Comunicación

Mons. Pedro Vázquez Villalobos
Presidente C.E para la Solidaridad Intraeclesial

Oremos por los Obispos participantes, para que esta reunión de abundantes frutos de paz y caridad a nuestro país.

arz-1280x853.jpeg
8min306

14 de enero 2020

Saludamos a todos los medios de comunicación que nos han acompañado y colaboran en la difusión de la información. Reconocemos con aprecio el importante trabajo que realizan y su valioso servicio a la sociedad. Los exhortamos a seguir trabajando a favor de la cultura de la verdad.
Diversos son los retos que enfrentamos durante el 2019 y que como Iglesia Católica hemos atendido con la debida urgencia y responsabilidad. En este contexto nos unimos al sentir y al caminar del pueblo mexicano. Seguimos en oración por las situaciones especiales que estamos viviendo y nos empeñamos con nuestras mejores fuerzas para seguir apacentando al pueblo que el Señor nos ha confiado.

1. La emergencia migratoria que comenzó con las grandes caravanas de 2018 y prosiguieron en 2019 han sido la oportunidad para hacer efectiva la caridad de nuestra Iglesia en México, en la persona de nuestros hermanos migrantes. Miles de ellos han entrado a nuestro país en los últimos meses y el flujo no se ha detenido.
Del donativo del Papa de $500,000 dólares, recibido para la atención a los migrantes en México, se entregó durante el 2019 el 92% del recurso. Los proyectos han buscado cubrir la demanda emergente de alimentación, medicamentos y vestido. En algunos albergues, debido a la saturación de personas migrantes, el proyecto incluyó la habilitación o rehabilitación de cocinas y baños, en otros más, incluyeron la compra de artículos de cocina, mesas y sillas. Y en algún caso, por seguridad de los voluntarios y migrantes, se completó una barda perimetral en el albergue.
De los 32 proyectos, 24 ya han concluido satisfactoriamente, y los 8 restantes están en su etapa final. Para esta última etapa está destinado el recurso restante. Esperamos en el mes de febrero concluir los proyectos, y seguir contando con la generosidad del Pueblo de Dios para sostener este apoyo a nuestros hermanos migrantes.

2. Sobre el urgente tema de protección a menores se han avanzado en la construcción de las comisiones diocesanas, siendo 14 las existentes. Nuestro Consejo Nacional de la Protección del Menor, ha integrado a miembros de la Conferencia de Superiores Mayores de Religiosos de México(CIRM) para caminar junto con las congregaciones religiosas hacia la abolición del Abuso Sexual a menores en el ámbito eclesial. Hasta ahora, del clero diocesano tenemos registrados 271 por abusos sexual, más otros 155 procesos por otras faltas. En total, ha habido en estos últimos 10 años 426 sacerdotes que han sido investigados. 173 procesos están todavía en curso, 253 han sido completados y 217 sacerdotes han sido dimitidos del orden clerical. También sobre este tema, los obispos nos pronunciamos, a favor del levantamiento de la prescripción del delito de abuso sexual, o su ampliación, siendo ya un tema que está en varias iniciativas de Ley a nivel federal y local.
Destacamos la importante labor que desempeña la CEPROME a nivel nacional e internacional, para la prevención de abuso sexual en la Iglesia, que se ha ampliado a ser parte importante de una red latinoamericana.

3. El años 2019 ha sido uno de los años más violentos que hemos vivido en nuestro país, acontecimientos que han lastimado profundamente a toda la sociedad, y también a sacerdotes e iglesias. A través de los 272 centros, entre muchos otros servicios, con los que cuenta la Iglesia para atender a las víctimas de las violencias, entre centros de recuperación de adicciones, de atención a mujeres, consultorios psicológicos, atención a reclusos, centros de escucha a víctimas, atención a niños de la calle y atención a familias desaparecidas; buscamos ayudar a revertir la inercia destructiva de la violencia y la pobreza.

4. Amplio es el trabajo social que realiza la Iglesia católica en el país. Para seguir colaborando en favor de la sociedad se necesita actualizar el marco jurídico que rige uno de los derechos fundamentales para toda sociedad democrática moderna, que es de la libertad religiosa, actualizando la ley secundaria de libertad religiosa, sosteniendo el principio histórico de separación entre la Iglesia y el Estado, acorde a los más avanzados criterios internacoionales.
No se persiguen privilegios para ninguna Asociación Religiosa, sino se busca que las iglesias y sus ministros puedan desarrollarse debidamente, y que la libertad religiosa sea protegida por un eficaz tutela jurídica y que se respeten los supremos deberes y derechos de los hombres para desarrollar libremente la vida religiosa dentro de la sociedad . Profesamos la separación auténtica de la Iglesia y del Estado, y la plena autonomía de ambos en sus campos específicos.

Los Obispos Mexicanos vislumbramos con fe, anhelo y esperanza este año 2020, sea un año donde reine la paz, la reconciliación y el diálogo, un año donde todos como sociedad nos comprometamos con el cuidado del hermano, y de la Casa Común, mirándolo juntos como una oportunidad de volver nuestra mirada y corazón a Cristo Nuestro Salvador.

+ Rogelio Cabrera López
Arzobispo de Monterrey y
Presidente de la CEM

+ Alfonso G. Miranda Guardiola
Obispo Auxiliar de Monterrey y
Secretario General de la CEM

78351870_3027108883985281_1320873482002628608_o-1280x853.jpg
4min407

Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez

Guadalajara, Jalisco (www.pastoralsiglo21.org).- 26 de noviembre 2019.

“Gracias por ser un pastor, tan bueno, tan noble y tan valiente”.

El Arzobispo de Monterrey y Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano Mons. Rogelio Cabrera López, fue el predicador en la solemne eucaristía con motivo del 25 aniversario cardenalicio de Emmo. Sr. Cardenal Juan Sandoval Iñiguez

“El Señor Cardenal es nuestro hermano, es nuestro amigo, es pastor de la Iglesia, todos los que lo conocemos, podemos decir que esas son realidades de su vida, ha sido un hermano cercano, un amigo sincero y un pastor fiel”.

“Por eso hoy con alegría le acompañamos en estas bodas de plata cardenalicias, bodas de plata bañadas de rojo, de la historia de nuestra Iglesia, de la inmensa cantidad de mártires que han acompañado al pueblo y que le han dado el sentido de la fe”.

“Cristo es el Rey del Universo y Él quiere que este presente su reino entre nosotros, por este reino vale la pena todo, la entrega cotidiana, nuestro ministerio, la vida de santidad, la luchas por defender los derechos de Dios, los derechos de la Iglesia y los derechos de cada hombre, el Señor Cardenal sabe de estas luchas, de estas dificultades”.

“Señor Cardenal, pedimos mucho por usted, le agradecemos por toda su vida al servicio del Rey de Reyes, del reino de Dios y de la Verdad, y nos sentimos también animados a compartir esta misión y a seguir incansablemente los caminos del Evangelio, lo encomendamos a la Santísima Virgen María, ella nos trajo al Rey de Reyes, ella nos mostró al que es la verdad, que Dios nos bendiga y que al Señor Cardenal lo acompañe siempre el Señor, y gracias por ser un pastor tan noble, tan sincero y tan valiente”.

84f73b01-968f-431b-88f9-327e37e2faa0.jpg
2min246

Por Juan Pablo Vázquez RodríguezCiudad de México (www.pastpralsiglo21.org).- 19 de noviembre 2019. El pasado viernes 15 de noviembre concluyó la Asamblea de Obispos de México, oremos por ellos para que todos los planes proyectados a favor de la sociedad y los fieles se vean fortalecidos. Compartimos algunas fotos con Obispos y Sacerdotes originarios de Monterrey participantes en la Asamblea. 

En su mensaje final han señalado: “Como Iglesia, hemos trazado un Proyecto Global de Pastoral 2031-33 (PGP), y nos hemos comprometido en continuar promoviendo la dignidad de la persona humana en sus diversas etapas y circunstancias. Cuando no se reconoce y promueve la verdadera naturaleza y dignidad humana, podemos encaminarnos a una crisis humana, social y espiritual que pueda dividirnos y contraponernos los unos contra los otros en lugar de unirnos para buscar un mejor futuro en la consecución del bien común”.

74933246_2438633716259527_8939319916557762560_o-1280x853.jpg
2min249

Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez

Ciudad de México (www.pastoralsiglo21.org).- 14 de noviembre 2019. “Partimos de un principio de vida social ya demostrado con valides que la violencia se vence con la convivencia”, resaltó Mons. Rogelio Cabrera en Rueda de Prensa y el Mensaje de los Obispos dirigido al pueblo de Dios.

“Por lo tanto nosotros queremos y debemos animar para que todos los espacios, todos los lugares de encuentro de creyentes propicien la convivencia y la ayuda mutua”.

El Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano señaló que la Iglesia debe renovarse y buscar nuevas estructuras que fomenten el auténtico encuentro.

“Tenemos que reorganizar la vida de nuestra parroquias, que dejen de ser lugares de encuentro masivo y haya la oportunidad de que los fieles puedan dialogar, puedan intercambiar opiniones y sobre todo que aprendan a respetarse”.

“Queremos que los espacios públicos de nuestras ciudades favorezcan el encuentro de las personas, esto implica que las políticas de vivienda y de transporte tengan que ser revisadas en nuestro país, no basta poner bardas a los fraccionamientos, es necesario que la vida urbana propicie el encuentro con las personas”.

74987304_2422347231221509_5103602199229890560_o.jpg
1min329

Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez

Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 7 de noviembre 2019. El Presidente se la Conferencia del Episcopado Mexicano Mons. Rogelio Cabrera López presentó la plataforma digital del Proyecto Global de Pastoral 2031+2033 para la Iglesia de México.

Ésta será un subsidio para que las diócesis, agentes de pastoral, catequistas, laicos, etc., puedan asumirlo y aplicarlo desde su realidad.

Conoce esta plataforma:

https://www.cem.org.mx/pgp/index.php

Sobre nosotros

Somos el periódico católico oficial de la Arquidiócesis de Monterrey; en comunión con la misma y con el resto de los medios de comunicación católicos, enfocamos nuestros esfuerzos a ser la voz de la Iglesia en Monterrey.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS



Últimas publicaciones



Suscríbete a nuestro boletín







Categorías