CURIA-1.jpg
5min21

Con gran alegría y excelente servicio, María Cristina García Gutiérrez, se ha desempeñado como colaboradora en distintas áreas, por casi 16 años, en la Curia Arquidiocesana de Monterrey.

Durante 13 años, Cristina tuvo la dicha de recibir, atender y brindar una cordial bienvenida a quienes por diversas razones, se presentarán en las instalaciones de la Curia; pero la recepción no sería el primer lugar en que Cristi, sirviera a la Iglesia de Monterrey.

Para el 2004, poco antes de ingresar oficialmente al equipo de la Curia, se desempeñó  como administradora del Periódico Pastoral Siglo XXI, por algunos meses, compartiendo bellos y gratos momentos con el Padre Miguel Alanís, de feliz memoria.

Actualmente y desde hace tres años, Cristina se encuentra sirviendo y apoyando en el departamento de Confirmaciones; un archivo que guarda los registros y actas de las confirmaciones realizadas en la Basílica de Nuestra Señora del Roble desde 1907 A 1959, y de la parroquia de San Juan Bosco de 1959 a 1985.

En este breve espacio Cristina nos comparte lo que ha significado para ella ser parte del equipo de colaboradores que, siempre pensando en brindar sus dones a aquellos que lo necesitan, procuran ser un rostro de Cristo desde la Curia:

¿Cuáles virtudes considera son indispensables para colaborar en cualquier departamento de la Curia?

Yo considero que es necesario siempre tener responsabilidad, respeto, amabilidad, alegría, paciencia, pero sobre todo siempre tener mucho amor de servir al prójimo.

– ¿De qué manera influye en su fe, que el ámbito profesional, gire en torno a la religión?

Es una gran responsabilidad, pero también una enorme bendición. En cada persona que se presenta a buscar su boleta, conocemos una gran historia, vemos una necesidad de ayuda con su trámite. En muchas ocasiones llegan desesperados y hay que saberlos escuchar, para poder brindar la ayuda que merecen.

En ocasiones, dentro de mi archivo no se encuentra la información que se requiere, pero siempre trato de buscar una solución para el trámite, y si esto no llega a ser posible, doy lo mejor de mí misma, para que al menos se vayan con la satisfacción de ver el rostro y la misericordia de Dios, por la atención brindada.

-¿Cuál ha sido el mayor reto al que se ha enfrentado en el Archivo de Confirmaciones?

Creo que el recopilar información cuando no se tienen los datos necesarios para conseguir el acta; hay muchas personas que llegan buscando su boleta de bautizo o confirmación y no cuentan con suficientes datos, por distintas razones, quizá porque sus padre ya murieron y no tienen pleno conocimiento de cómo, cuándo y dónde se llevó a cabo este suceso.

-¿Cómo definiría su experiencia de colaborar en la Curia Arquidiocesana?

Maravillosa, el estar aquí me ha permitido conocer a mucha gente en distintos ámbitos; con algunas de ellas ha nacido una amistad muy hermosa que a pesar de los años sigue prevaleciendo. Me siento muy agradecida con papito Dios y mamita María por lo vivido, tanto en el área laboral como personalmente.

Por Equipo Pastoral Siglo XXI

 

Juan Pablo Vázquez Rodríguez6 de noviembre de 2020
Pag.-4-Desde-la-Curia-1-1280x593.jpg
6min56

Sandra Melissa García Palacios, originaria de la Ciudad de México, historiadora de profesión, mamá, esposa y gran colaboradora del Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Monterrey desde hace tres años y medio. Participa en la elaboración de índices, revisa actas y ayuda a usuarios que llegan en búsqueda de documentos históricos, entre muchas otras funciones, incluyendo cuestiones administrativas. 

Melissa en conjunto de la Hna. Cecilia, la Señora Susana y bajo el liderazgo del Lic. Pbro. José Raúl Mena Seifert son quienes conforman el departamento del Archivo Histórico. 

Conozcamos como Melissa, quien siempre ha estado inmersa en la Historia Eclesial ya que anteriormente había trabajado en el Archivo Histórico Conciliar de México, y en el Archivo de la Basílica de Guadalupe, así como en un proyecto de investigación por la UNAM, que se llamó Poblando el Septentrión, nos cuenta su experiencia al colaborar para la Arquidiócesis de Monterrey.

1.- ¿Cómo fue tu llegada a colaborar al Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Monterrey?

Cuando llegué no encontré la oportunidad de trabajar como historiadora fácilmente ya que aquí la historia es muy complicada, así que laboré en otra empresa. Fue entonces que un ex compañero, desde la Ciudad de México, hizo una recomendación mía por correo que le llegó al Padre Mena, y después de algunas entrevistas, me abrió las puertas del Archivo Histórico; el cual me pareció genial, ya que es enfrentarte a cosas nuevas, porque se busca un tipo de historia diferente.

2.- ¿Qué aprendizajes, profesionalmente hablando, has obtenido con tus actividades laborales?

El trato al público, conocer la historia de cada persona para ayudar a realizar sus búsquedas en los libros de sacramentos. Mejorar la paleografía esto quiere decir que aprendí otras abreviaturas y leer más fluido Documentos del siglo XVI y XVII.

El uso de tiempos, para que el funcionamiento de las actividades y los servicios que se dan en Archivo y dentro de nuestro inmueble así como nuestro personal para que siga fluyendo para mejorar nuestras actividades.

 

3.- ¿Puedes obtener un crecimiento espiritual en tu trabajo?

Sí, ya que se tiene contacto con las personas que nos visitan, siempre se intenta ayudar y brindarles el mejor servicio para que sus investigaciones lleguen a buen puerto, se convierten en nuestros prójimos más cercanos. Creo que un buen aprendizaje que me han dejado algunas personas con las que he trabajado, desde el bendecir los alimentos, que era algo que no hacía y que hoy me hace sentir contenta. 

 

4.- ¿Qué experiencia o que acontecimiento dentro de tu trabajo ha dejado huella en tu vida personal? 

Aquí vine a conocer la fascinación de todas esas personas que nos visitan por saber su pasado, para mí fue impresionante, porque ni siquiera yo me había puesto a pensar en mi pasado. Ellos me hicieron pensar en todo eso que vienes cargando atrás, toda tu familia; eso me abrió el pensamiento por conocer mis antepasados. Precisamente el año pasado tuvimos mucho trabajo de este tipo con aquellos que buscaban saber si eran candidatos de la nacionalidad española. 

 

5.- Con la llegada de la Pandemia ¿A qué retos te has tenido que enfrentar para llevar a cabo tus labores?

Principalmente la visita debe ser previamente registrada con cita ya que por ser un lugar reducido, se permite el acceso solo a dos personas. El equipo de trabajo llevamos a cabo el protocolo establecido, en el cual la Hermana Cecilia toma la temperatura y pide a los usuarios portar cubrebocas. Antes el contacto era un poco más cercano, y con esta situación debemos respetar la sana distancia, aunque en ocasiones se complica ya que al momento de leer los documentos, el cubrebocas no te permite hablar libremente.

Por Equipo Pastoral Siglo XXI


Sobre nosotros

Somos el periódico católico oficial de la Arquidiócesis de Monterrey; en comunión con la misma y con el resto de los medios de comunicación católicos, enfocamos nuestros esfuerzos a ser la voz de la Iglesia en Monterrey.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS



Últimas publicaciones



Suscríbete a nuestro boletín







    Categorías