Conecta con nosotros

¿Que estas buscando?

Arquidiócesis

“DOS PALABRAS QUIERO SUBRAYAR: PERDÓN Y GRACIAS”, ARZOBISPO DE MONTERREY

Eucaristía por el 10 Aniversario de su llegada a Monterrey

 La mañana de este lunes 5 de diciembre se llevó a cabo la celebración de la Santa Misa, en las instalaciones de la Casa de la Iglesia, con motivo del 10 aniversario de la llegada de Mons. Rogelio Cabrera López a nuestra Arquidiócesis de Monterrey e iniciar su ministerio pastoral.

“Dos palabras quiero subrayar: perdón y gracias, desgraciadamente cuando uno pide perdón, a la persona que uno le quiere pedir perdón no está, porque la distancia no permite a veces decirle a alguien que nos debería de escuchar, esta es la dificultad de pedir perdón, es muy difícil que lo escuche y sé que no están aquí aquellos a quienes debería de pedirles perdón, porque seguramente mi omisión, mi falta de dirigencia apostólica a generado alguna distancia”, manifestó Mons. Rogelio en la homilía.

“Quiero decirles que estoy muy agradecido, que estoy muy contento de servir a esta Iglesia de Monterrey, que estoy impresionado por su bondad, que puedo decir las mismas palabras de aquellos que presenciaron los milagros de Jesús, puedo decir que Dios hace maravillas y hace maravillas en ustedes, soy testigo de los milagros que Dios hace en esta Iglesia de Monterrey, añadió.

“Por eso al perdón tengo que sumar el agradecimiento, van en ese orden, ¿Qué se agradece?, el perdón, es lo más importante que alguien te perdone, es decir que alguien te acepte como eres, que alguien que a pesar de límites te acepta como hermano”.

El Arzobispo de Monterrey, pidió la oración por su persona y envió su gratitud a las comunidades que integran nuestra iglesia diocesana.

“Les pido siempre una oración por mí y también les pido disculpas porque no alcanzo a llenar el vaso, imposible para mi, no tengo esas capacidades, pero Dios viene siempre en mi ayuda y él pone todo el resto y más, Él desborda el vaso vacío y esto me anima a mirar positivamente todo”.

“Le dan gracias también a sus comunidades, que siempre también son muy buenos sin hacer nada por ellos, siempre me tratan con afecto, cariño, háganles saber que estoy siempre muy agradecido, y si alguno sabe que está herido por mi culpa, háganle saber que quiero su perdón, solo así esta Iglesia camina, entre el perdón y el agradecimiento”.

A la celebración acudieron sacerdotes, seminaristas, y una representación de laicos y amigos del Arzobispo, también estuvieron presentes miembros del consejo interreligioso del Estado de Nuevo León, así como el director de asuntos religiosos del Estado el Maestro Alfonso Martínez Serna.

Muchas felicidades a Mons. Rogelio, que Jesús el Buen Pastor le siga bendiciendo en su ministerio Episcopal.

Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez

Comentarios

Lic. En Comunicación y Desarrollo Organizacional Maestro en Métodos Alternos en Solución de Conflictos.

Relacionado

Arquidiócesis

Con alegría les compartimos que dos hermanos nuestros serán ordenados sacerdotes: Diác. Abraham Rodrigo Oliva Espinosa. Diác. Marco Antonio Cruz Pérez. Ellos serán ordenados...

Arquidiócesis

“Ayer, el Santo Padre me concedió un espacio para, en fraternidad episcopal, dialogar sobre México y la Iglesia y, además, como fiel cristiano y...

Noticias

La noche de este sábado 15 de junio, se llevó a cabo un encuentro muy especial, el Arzobispo de Monterrey se reunió con un...