SANTIAGO EL MAYOR, UN CAMINO DE BONDAD Y VALENTÍA

Sinceramente me apasiona platicar sobre el apóstol Santiago, quien fue uno de los doce discípulos de Jesús. Ellos compartieron muchos momentos. Santiago vivió con Él, lo conoció y se encargó de extender su Reino y la palabra de Dios. En este mes celebramos la fiesta de aquél, quien fue el primer mártir de los apóstoles. Recordemos que dos de los misioneros de Cristo se llamaban Santiago y para distinguirlos, de acuerdo con su edad, se les ha llamado el mayor y el menor. Este 25 de julio, nosotros los católicos festejamos a Santiago el Mayor, también conocido, junto con su hermano Juan, con el sobrenombre de Boanerges, que significa Hijos del Trueno. Ambos hijos de Zebedeo y Salomé, siguieron al maestro, abandonando todo lo que hacían y sus padres no se opusieron a su llamado.

 

El año 2016 fue nombrado por Francisco I el Jubileo de la Misericordia y tuve la bendición de recorrer en España cinco caminos (Catalán, Aragonés, Ebro, Vasco y Francés) hasta llegar a la Catedral de Santiago, ubicada en el municipio gallego Santiago de Compostela, en el noroeste. Es un templo católico proyectado en la Edad Media para custodiar las reliquias del apóstol nacido en Betsadia de Galilea. El Camino de Santiago es una peregrinación católica de origen medieval que conserva el testimonio de miles de peregrinos que por fe han transitado con diferentes manifestaciones de fervor, piedad, arrepentimiento, amor, esperanza, hospitalidad, religiosidad, arte, cultura, y nos lleva a dar un abrazo fraterno a quien también fue testigo privilegiado de las apariciones de Jesús resucitado y de la pesca milagrosa en el mar de Tiberíades.

 

En mi caminata, Dios me inspiró en oración a escribir un diario que fue publicado a mi regreso a México con el título de Cuéntame otra vez la noche que nací (Diario de un peregrino), bajo el sello editorial de El Parlamento de las Aves. Después de peregrinar más de 1,700 km tuve la dicha de sonreír con Jesús en un viaje lleno de aventuras y conocimiento. Santiago también estuvo presente en la resurrección de la hija de Jairo, en la transfiguración y en el huerto de Getsemaní. Cuenta la tradición católica que Santiago tras el Pentecostés, cuando los apóstoles fueron enviados a la predicación, habría cruzado el mar Mediterráneo para predicar el evangelio en la actual España y Portugal. Según relatos también escuchados, su prédica habría llegado hasta Galicia y todo el valle del río Ebro. Al final de sus días, en lo que ahora es el punto más occidental de España existe un pueblo a la orilla del mar de nombre Muxia (Fin del Camino), donde según leyendas cristianas, el apóstol Santiago había estado predicando sin aparente éxito y, desmoralizado, creyó rendirse, y en ese momento, mientras oraba en el punto donde hoy se levanta un templo, una barca de piedra apareció de entre las olas del Atlántico y en ella se encontraba María quien lo consoló, animó y dio por terminada su misión, pidiéndole regresará a Jerusalén.

 

Posteriormente quedaron en el lugar los restos de la embarcación, que son rocas con formas peculiares que se encuentran frente al Santuario de la Virgen de la Barca. Más tarde, Santiago habría de morir a manos de Herodes Agripa I. Cuentan también que en el trabajo de evangelización hizo algunos discípulos y siete de ellos continuaron con la tarea evangelizadora. Fueron llamados Varones Apostólicos, y a quienes la historia sitúa junto a Santiago en Zaragoza cuando la Virgen María se apareció en el pilar.

 

Hay mucho por contar sobre la vida y obra de Santiago y sin duda podemos encontrar una luz en el camino que nos ilumine a vivir nuestra fe con integridad, a ser testigos del evangelio y forjar un testimonio de esperanza y valor que nos impulse a cumplir con nuestra misión dentro de la iglesia: Seguir el camino, la verdad y la vida. Y principalmente nos enseña a ser humildes para dejarnos consolar y animar por la bienaventurada virgen María.

 

LCC. José Ramón Guerrero Padilla.

(Facebook @ JoseRGro)


Sobre nosotros

Somos el periódico católico oficial de la Arquidiócesis de Monterrey; en comunión con la misma y con el resto de los medios de comunicación católicos, enfocamos nuestros esfuerzos a ser la voz de la Iglesia en Monterrey.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS



Últimas publicaciones



Suscríbete a nuestro boletín







Categorías