OBISPOS ANTE LA EMERGENCIA SANITARIA

“El don más grande que tenemos es el de la caridad, ahora lo que se nos pide es que nos cuidemos, que seamos responsables de la salud de los demás, y mantenernos en casa, es la mejor manera de cuidarnos a nosotros mismos y de cuidar a nuestros seres queridos y no exponer a nadie, permanezcamos en casa”.

Mons. Oscar Efraín Tamez Villarreal.

Mons. Juan Armando Pérez Talamantes

“Quiero invitar a todos a mantener nuestro corazón abierto, nuestra mente, son momentos que requieren de toda nuestra persona, de toda la prudencia, de los dones del Espíritu Santo para poder mantener en medio de esta situación del coronavirus, la esperanza, en medio de la situación del peligro hay que mantener también la fe”.

“Son momentos no de pánico, sino de mucha responsabilidad, de mucha fe y esperanza, de mucha caridad. De hecho estos momentos nos piden que la caridad la vivamos con mucha responsabilidad unos con otros, entre todos podemos ayudarnos a que las cosas salgan lo mejor posible, bajo la bendición del Señor Jesús y el manto de Nuestra Señora del Roble”.

Mons. Juan Armando Pérez Talamantes

Mons. Rogelio Cabrera

“Quiero invitar a todos los creyentes a unirnos a la convocatoria del Papa Francisco, y juntos elevar nuestra oración, pidiendo a nuestro Creador que ilumine a los científicos y se encuentre una favorable solución a la enfermedad”.

“Asimismo, que conceda sabiduría a los gobernantes, a las autoridades de salud, a los médicos y enfermeras, para que asuman generosamente el compromiso de informar y socorrer, como es debido, a toda la comunidad, especialmente a quienes ya padecen esta enfermedad, proveyéndoles de los cuidados adecuados”.

“En la historia de la Iglesia, podemos atestiguar los milagros que acontecen cuando el pueblo se une a orar con fe, teniendo como primer intercesora a nuestra Santísima Madre, la Virgen del Roble, patrona de nuestra Arquidiócesis, quien nunca ha dejado de socorrer a nuestro Estado. Del mismo modo, en la tradición cristiana, existen santos a los que la piedad popular invoca en situaciones particulares. Por lo que pedimos a San Roque, santo protector ante toda clase de epidemia, que interceda por nosotros”.

“No olvidemos que nuestro buen Dios jamás nos abandona, y nos invita a confiar en su misericordia infinita. Tengamos la esperanza de que esta situación, pronto pasará. Les envío de corazón mi bendición”.

Mons. Rogelio Cabrera López

Arzobispo de Monterrey


Sobre nosotros

Somos el periódico católico oficial de la Arquidiócesis de Monterrey; en comunión con la misma y con el resto de los medios de comunicación católicos, enfocamos nuestros esfuerzos a ser la voz de la Iglesia en Monterrey.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS



Últimas publicaciones



Suscríbete a nuestro boletín







    Categorías