Conecta con nosotros

¿Que estas buscando?

NoticiasNacionalArquidiócesis

“EN CRISTO TENGAN VIDA Y LA TENGAN EN ABUNDANCIA”

Por Debany Valdés

Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 18 de junio 2020.

El día de ayer Mons. Rogelio Cabrera López, Arzobispo de la Arquidiócesis de Monterrey presidió la Celebración Eucarística con motivo de la Consagración Episcopal y toma de Posesión de Mons. Roberto Yenny García, Obispo de la diócesis de Ciudad Valles, S.L.P.

“El Obispo tiene que ir delante, en medio y atrás del rebaño; para guiarlo, para acompañarlo y para empujarlo” fue el consejo del Papa Francisco para los Obispos y el cual Mons. Rogelio  compartió durante la homilía; también saludó y agradeció la presencia espiritual, física y virtual de la comunidad de Ciudad Valles, a quienes pidió sentirse en comunión con el Obispo Roberto Yenny quien será para ellos “padre, protector y guía”.

Ser custodios de la vida, de la casa común y de cualquier ser humano, es el encargo que Dios les confiere a quienes elige por el Ministerio Episcopal, para asemejarse a Jesucristo “El buen Pastor” que da la vida por sus ovejas.

Son dos cualidades que Mons. Rogelio toma de la enseñanza de Dios para brindarle a Mons. Roberto Yenny; la primera es ¡No tener miedo! pues el Señor le dice “Yo voy contigo; yo te cubro, soy tu escudo; camina, con valentía”

Y la segunda ser humilde, “Anunciaras la Palabra de vida; darás el Pan de Vida pero también tienes que dar vida al pueblo, a los que más lo necesitan, a los más pobres, a los enfermos” siendo estos los tres tesoros que la Iglesia le regala “su palabra, su pan y a los pobres”.

El lema elegido por el séptimo Obispo de Ciudad Valles es “Para que tengan vida, y la tengan en abundancia” el cual Don Rogelio le pidió llevar siempre en la frente y en el corazón, pues eso le ayudará a recordar que “Ser obispo es tener un ministerio de vida.”

Para finalizar, Mons. Rogelio dio un mensaje conmovedor, animando y bendiciendo al Padre Obispo Roberto Yenny García y al pueblo, para que en medio de esta pandemia vivan confiados en el Dios de la Vida y los encomendó a la Virgen de Guadalupe “la Madre de Dios, por quien se vive”.

Comentarios

Lic. En Comunicación y Desarrollo Organizacional Maestro en Métodos Alternos en Solución de Conflictos.

Relacionado