Conecta con nosotros

¿Que estas buscando?

ComprométeteArtículos

COMUNICAR PARA ABRIR PUERTAS

Lic. Armando Cavazos Regalado

Al estudiar la carrera de comunicación, es básico conocer y analizar las diferentes teorías, definiciones, modelos e investigadores en torno a esta profesión.

Para fines de este artículo, tomando como base lo anterior, me atrevo a establecer una definición muy sencilla: la comunicación es una llave que permite abrir o cerrar puertas.

Las personas nos comunicamos todos los días: al orar para dialogar con Dios; al conversar con la familia, los amigos, los compañeros de trabajo; al escribir en las redes sociales, así sea un simple “hola”; al tomar fotografías y videos de momentos que consideramos importantes, o bien para publicar en alguna aplicación.

Así, encontramos que la comunicación es inherente al ser humano y a su cotidianidad; es decir, forma parte de las actividades personales, familiares, sociales y profesionales; por lo tanto, la llave puede abrir puertas para establecer relaciones y estrechar vínculos con los semejantes; o para cerrar esas puertas por conflictos y malos entendidos.

Esta misma dinámica, si la escalamos, aplica entre las relaciones de las personas con las instituciones; caso concreto de los fieles con la Iglesia.

Por esta razón, y aunque a lo largo de su historia la Iglesia al evangelizar ya está comunicando, es a partir del Decreto Inter Mirifica (1963) cuando se visualiza la importancia del uso de los instrumentos y herramientas de comunicación, para la tarea evangelizadora.

La Iglesia no es ajena al fenómeno de la comunicación, por el contrario le corresponde adentrarse y entrarle de lleno, para que la llave abra puertas y como decía San Juan Pablo II, sea “un camino a la salvación”.

En la actualidad, el avance de la tecnología y las telecomunicaciones nos colocan en un contexto donde sobreabunda la información y la desinformación; por ello como Iglesia tenemos que estar presentes, no seducidos por la vanidad de un “me gusta”, sino comprometidos con anunciar la verdad del Evangelio, con la comunión humana y la realización de la persona.

Ante esto se requiere hacer uso del lenguaje actual, de las herramientas y medios que existen, como las redes sociales; siempre salvaguardando la Palabra de Dios.

El Papa Francisco nos recuerda que “la comunicación tiene el poder de crear puentes, de favorecer el encuentro y la inclusión, enriqueciendo de este modo la sociedad”.

Sin lugar a dudas, hay mucha tarea por delante, y en la Iglesia nos encontramos trabajando para comunicar con la llave que abre puertas.

Lic. Armando Cavazos Regalado

Comentarios

Lic. En Comunicación y Desarrollo Organizacional Maestro en Métodos Alternos en Solución de Conflictos.

Relacionado