Conecta con nosotros

¿Que estas buscando?

MeditaArtículos

AMOR SENSIBLE ENTRE PADRES E HIJOS

“No basta querer a los hijos en necesario que ellos se perciban amados”, San Juan Bosco.

El Psicólogo Suizo Jean Piaget sostenía que el pensamiento abstracto en los niños se desarrolla aproximadamente a los 11 años, es por esto que la idea o concepto de amor que los hijos generen, será necesariamente construida a partir de sus experiencias sensoriales. Ya lo decía también el filósofo Santo Tomás de Aquino 700 años antes en la siguiente frase: «Nihil est in intellectu quod prius non fuerit in sensu» (Nada hay en el intelecto que previamente no haya entrado por los sentidos).

Es por esto que recomiendo a los padres y madres de familia que expresen el amor a sus hijos a través de tres acciones y gestos sensibles, como lo son: observar, tocar y hablar.

Observar lo entenderemos aquí como la acción de ver y escuchar, de estar atentos. “Ojos que no ven, corazón que no siente”.  Si queremos conectar con nuestros hijos es necesario retirar gradualmente nuestras miradas y las de ellos de las pantallas y dispositivos electrónicos; debemos mirarlos más, solo así podremos desarrollar empatía, al verlos con miradas compasivas, seremos más receptivos y conscientes de las necesidades internas que experimentan, como lo dice el dicho popular “Los ojos son la ventana del alma”, “Ojos que se la pasan viendo violencia, corazón que se siente …”

¿Qué tanto contacto físico tienes con tus hijos e hijas? Virginia Satir, psicoterapeuta estadounidense resaltó el beneficio de los abrazos. Ella decía que con 4 abrazos diarios una persona sobrevivía afectivamente, con 8 abrazos tenía estabilidad, pero solo con 12 alcanzaría a desarrollarse. Los abrazos y los besos tienen un poder medicinal para el cuerpo y sanan las heridas del alma. Jugar a hacerles cosquillas, darles un masaje, poner la mano sobre su hombro los hace sentir seguros, les manda el mensaje de que usted estará incondicionalmente para ellos. Los evangelios narran que Jesús sanaba con sus manos.

La palabra tiene un doble poder uno constructivo y creador; y por otro lado también destruye y aniquila. Recuerdo haber leído un artículo donde se hacía referencia a una investigación con unos niños hospitalizados. En dicha investigación se hicieron dos grupos. A los dos grupos de niños se les brindaba la misma calidad en sus tratamientos médicos, sin embargo, en uno de ellos los profesionales de la salud interactuaban con los niños, diciéndoles: que se veían mucho mejor, que sus familias ya los esperaban en casa, que sus compañeros de escuela preguntaban por ellos y les decían que eran fuertes y se sobrepondrían a esa enfermedad. Con los otros niños en cambio no se interactuaba, solo les suministraban medicamentos y les aseaban, no les expresaban nada. El primer grupo de niños evolucionó con rapidez. En cambio, los niños a los que se les limitaron las interacciones sociales y no se les expresaba afecto, su salud se estancó o empeoró.

La PNL (Programación Neurolingüística) sostiene que es importante lo que les digamos a los hijos, ya que eso los influenciará para el éxito o el fracaso. Esfuércense papás y mamás en expresarles a sus hijos palabras motivadores, que los empoderen, que les levanten la autoestima, hazlos sentirse amados e importantes para ti. Diles: “Animo tú puedes, Yo creo en ti, eres lo más grande que me ha pasado, estoy orgulloso de ser tu padre, Levántate y sigue adelante, No tengas miedo. En la biblia leemos, “La boca habla de lo que está lleno el corazón” ¿Y tú que les dices a tus hijos?

Recuerden papás que no es lo mismo saberse amado, que sentirse amado. Los invito a que miren a sus hijos a los ojos, los escuchen atentamente y sin prisas, los abracen y besen y les digan lo mucho que los aman. Para que sus hijos experimenten el amor de ustedes hacia ellos mediante acciones sencillas, tangibles y fácilmente perceptibles.

Diac. Permanente Jorge Antonio Ríos Treviño

Licenciado en Psicología

Comentarios

Lic. En Comunicación y Desarrollo Organizacional Maestro en Métodos Alternos en Solución de Conflictos.

Relacionado