Conecta con nosotros

¿Que estas buscando?

ConoceArtículos

UN OBISPO QUE NOS INVITA A MIRAR A JESÚS

Este 24 de enero del año 2021, nuestro querido Arzobispo de Monterrey, estará cumpliendo 70 años de vida, y este significativo cumpleaños, se da en torno al Año Jubilar Sacerdotal con motivo de su 25 aniversario episcopal, a celebrarse Dios mediante el próximo 30 de mayo.

 

Don Rogelio, es un Obispo, cercano con sus sacerdotes y con los fieles laicos, siempre dispuesto a escuchar y coherente con su constante invitación a vivir el A, B, C de la pastoral: un saludo y una sonrisa.

 

No podemos dejar a un lado, su gran dinamismo para hacerse presente en cuanto lugar se le solicita, en esta Iglesia tan demandante en extensión y necesidades. Sin duda alguna, pudiéramos mencionar muchísimas más cualidades y virtudes de nuestro pastor; sin embargo, quisiera resaltar en este sencillo editorial, una de las que, humildemente considero es una de sus mayores virtudes: la invitación constante que nos hace a mirar a Jesús.

 

He tenido la fortuna de escuchar una gran cantidad de homilías de Mons. Rogelio y en ellas no puede faltar esta invitación: mirar a Jesús, preguntarle a Él, tomar el ejemplo del Maestro. Tal vez pudiéramos pensar, que esta es la obligación de todo aquel que predica el Evangelio y así es, pero no podemos dejar de contextualizar este hecho, ante la compleja realidad que vivimos hacia dentro y fuera de la Iglesia.

 

Mirar a Jesús, no solo es anteponerlo a Él, ante toda forma de pensamiento que atenta contra el Evangelio, es mucho más que eso, diría el Papa Francisco en su mensaje a la diócesis de Rímini: “Mirar a Jesús purifica nuestra vista y nos prepara para mirar todo con ojos nuevos. Cuando se encuentran con Jesús, cuando miran al Hijo del Hombre, los pobres y los sencillos se encuentran a sí mismos, se sienten amados en lo más profundo por un Amor sin medida”.

 

Mirar a Dios implica un proceso personal y muy humano de purificación, mirar a Dios, nos ayuda a descubrir quienes somos y cómo está nuestro interior. Por ello, Don Rogelio, en sus mensajes siempre parte y aterriza este mirar a Jesús, desde nuestra realidad del corazón, donde nace todos aquellos sentimientos, sueños e inquietudes que nos mueven en el día a día.

 

Gracias Don Rogelio por guiarnos e invitarnos a ver a Jesús, Dios le pague la entrega generosa de su vida al servicio de la Iglesia. Dios le bendiga en estos 70 años de vida, en sus 42 años de vida sacerdotal y en sus próximas bodas de plata episcopales.

 

¡Ad multos annos, vivas!

Comentarios
Escrito por

Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Relacionado