Conecta con nosotros

¿Que estas buscando?

ConoceArtículos

UN OBISPO QUE NOS INVITA A MIRAR A JESÚS

Este 24 de enero del año 2021, nuestro querido Arzobispo de Monterrey, estará cumpliendo 70 años de vida, y este significativo cumpleaños, se da en torno al Año Jubilar Sacerdotal con motivo de su 25 aniversario episcopal, a celebrarse Dios mediante el próximo 30 de mayo.

 

Don Rogelio, es un Obispo, cercano con sus sacerdotes y con los fieles laicos, siempre dispuesto a escuchar y coherente con su constante invitación a vivir el A, B, C de la pastoral: un saludo y una sonrisa.

 

No podemos dejar a un lado, su gran dinamismo para hacerse presente en cuanto lugar se le solicita, en esta Iglesia tan demandante en extensión y necesidades. Sin duda alguna, pudiéramos mencionar muchísimas más cualidades y virtudes de nuestro pastor; sin embargo, quisiera resaltar en este sencillo editorial, una de las que, humildemente considero es una de sus mayores virtudes: la invitación constante que nos hace a mirar a Jesús.

 

He tenido la fortuna de escuchar una gran cantidad de homilías de Mons. Rogelio y en ellas no puede faltar esta invitación: mirar a Jesús, preguntarle a Él, tomar el ejemplo del Maestro. Tal vez pudiéramos pensar, que esta es la obligación de todo aquel que predica el Evangelio y así es, pero no podemos dejar de contextualizar este hecho, ante la compleja realidad que vivimos hacia dentro y fuera de la Iglesia.

 

Mirar a Jesús, no solo es anteponerlo a Él, ante toda forma de pensamiento que atenta contra el Evangelio, es mucho más que eso, diría el Papa Francisco en su mensaje a la diócesis de Rímini: “Mirar a Jesús purifica nuestra vista y nos prepara para mirar todo con ojos nuevos. Cuando se encuentran con Jesús, cuando miran al Hijo del Hombre, los pobres y los sencillos se encuentran a sí mismos, se sienten amados en lo más profundo por un Amor sin medida”.

 

Mirar a Dios implica un proceso personal y muy humano de purificación, mirar a Dios, nos ayuda a descubrir quienes somos y cómo está nuestro interior. Por ello, Don Rogelio, en sus mensajes siempre parte y aterriza este mirar a Jesús, desde nuestra realidad del corazón, donde nace todos aquellos sentimientos, sueños e inquietudes que nos mueven en el día a día.

 

Gracias Don Rogelio por guiarnos e invitarnos a ver a Jesús, Dios le pague la entrega generosa de su vida al servicio de la Iglesia. Dios le bendiga en estos 70 años de vida, en sus 42 años de vida sacerdotal y en sus próximas bodas de plata episcopales.

 

¡Ad multos annos, vivas!

Comentarios
Escrito por

Relacionado