Conecta con nosotros

¿Que estas buscando?

ViveArtículos

SER TESTIMONIO DE VIDA DE FE

Irma Patricia Patiño Ramírez, quien se desempeña desde hace 5 años como secretaria de recepción, en el edificio de Asociaciones Religiosas de la Arquidiócesis de Monterrey, departamento que comparte ubicación con la Oficialía de Matrimonios y Teología a Distancia, es una mujer que, siempre con un buen espíritu de servicio, recibe y direcciona a todas aquellas personas que necesitan algún trámite en cualquiera de estos tres departamentos.

Dentro de las funciones que lleva a cabo Irma, se destaca el acompañamiento y asesoría que brinda a sacerdotes, religiosos y religiosas de nacionalidad extranjera, que desean obtener su estancia legal en México.

Conozcamos un poco de lo que Irma Patiño, con mucha alegría y humildad, nos comparte en su experiencia de colaborar en la Iglesia de Monterrey:

¿Qué consideras es indispensable para llevar a cabo las funciones necesarias en el área en la que te desempeñas? 

El principal aspecto está basado en una buena actitud de servicio; saber escuchar para poder orientar o dirigir con quien corresponda, y con ello, las personas se sientan conformes con el servicio recibido en relación a su trámite.

¿Has tenido alguna experiencia realizando tus actividades laborales, que te haya dejado una gran enseñanza?

En relación a mis funciones como recepcionista, me satisface recibir en la mayoría de las ocasiones una bendición, y esto lo asocio con el agradecimiento que recibo por una buena atención.

Además, el tratar con ministros de culto y religiosas de nacionalidad extranjera, me impulsa a reflexionar sobre el amor tan grande que tienen a Dios siendo capaces de salir de su país de origen para dar testimonio de su fe, en otra arquidiócesis.

Me ha permitido conocerlos y admirar su amor a Jesús.

El trabajar en este ámbito de Iglesia ¿ha beneficiado o ha fortalecido tu fe y espiritualidad?

Mi fe en Dios y espiritualidad, están basadas en mis principios inculcados por mis padres y por la Iglesia y así lo práctico. Sin embargo, el estar dentro de la Arquidiócesis me exhorta constantemente a dar un testimonio de vida de fe, considerando que somos ejemplo para los demás.

¿Cómo podrías definir tu experiencia colaborando en la Curia?

Como una etapa de crecimiento, aprendizajes y retos. Pues, el tener atención al público te permite en muchas ocasiones hacerte uno con el otro, ponerse en su lugar, ayudarlo, orientarlo, escucharlo, con una buena atención, tratando de resolver las cosas en la medida de mi alcance o posibilidades.

Otra experiencia es el tener un trato directo con los sacerdotes, además de conocer a muchas personas que me han brindado su amistad. 

Comentarios
Escrito por

Relacionado