Conecta con nosotros

¿Que estas buscando?

ViveArtículos

SER ROSTRO DE JESÚS EN CUALQUIER LUGAR

María de Lourdes Silva Uribe nos comparte con alegría su experiencia siendo parte del equipo de la Oficialía de Matrimonios de la Arquidiócesis de Monterrey, por casi una década.

Día con día Lulú agradece las “dioscidencias” que el Señor le permite experimentar, pues fue así, una coincidencia por obra de Dios, lo que la llevó a trabajar en la Oficialía.

“Tomas conciencia de a Quien servimos es imprescindible, así nuestro trabajo tendrá que ser lo mejor posible” menciona Lulú, quien también es Ministro Extraordinario  de la Eucaristía en su comunidad parroquial, Santo Tomás de Moro en Guadalupe.

En esta breve entrevista Lulú nos permite conocer un poco de lo que experimenta todos los días en su trabajo:

1.- ¿Qué actividades llevas a cabo en la Oficialía?

Bien, nosotros recibimos las actas de bautismo, confirmación y de matrimonio, que presentan algún error y necesitan ser corregidas, para algún requisito sacramental o incluso en ocasiones en trámites civiles los consideran con mayor credibilidad por ser documentos religiosos.

A parte, me encargo de enviar los exhortos o amonestaciones para que sean publicadas en las parroquias de las diócesis foráneas o extranjeras, así como el envío de notificaciones de los sacramentos a las parroquias de bautizo.

 

2.- ¿Qué consideras es importante para colaborar en la Iglesia?

Creo que hay que tener siempre en nuestra mente que Dios quiere de nosotros el amor; el amor te mueve a hacer todo lo demás, hay que estar dispuesto a recibir y dispuesto a ayudar, no solo en la Iglesia, sino en cualquier lugar en el que estemos. Y como dice el señor arzobispo, nosotros somos el rostro de Jesús, tenemos que mostrar ese rostro de amor y misericordia, aunque muchas veces no tengamos un buen día, los demás no tienen la culpa.

  1. ¿A qué retos te enfrentas al brindar servicio en la Oficialía?

Uno hace lo que tiene que hacer, y Dios hace todo lo demás, con esa mentalidad salgo todos los días. En alguna ocasión me tocó  atender a personas que por algún motivo llegaban muy estresadas y como algunas veces decimos» con la espada desenvainada»… Creo que la empatía… tratar de ponernos en su lugar, brindarles un mejor servicio y que reciban de mi algún comentario alegre y positivo que les ayude a pasar un mejor momento.

  1. ¿Qué vivencia has experimentado que ha fortalecido tu fe?

Ante la muerte de mi padre, el trabajar aquí ayudó a que mi entendimiento y la aceptación ante esta pérdida, aumentara. Las palabras de los obispos o sacerdotes que vienen a la oficialía, son en muchas ocasiones respuesta a algunas de las dudas que tengo. 

Comentarios
Escrito por

Relacionado