Conecta con nosotros

¿Que estas buscando?

NoticiasArquidiócesis

SE CREA NUEVA PARROQUIA PENITENCIARIA

El pasado lunes 16 de octubre, se llevó a cabo la erección de la Parroquia personal San Pedro y San Pablo, para la atención integral a todos los hermanos en circunstancias de reclusión.

La creación de la nueva parroquia se realizó dentro del CERESO 1 de Apodaca, en el marco del Encuentro Nacional de Pastoral Penitenciaria, el cual inicia en Monterrey el día de hoy.

Esta parroquia podrá usar el nombre de parroquia penitenciaria para referirse a ella. Estarán bajo su jurisdicción, todas las personas que se encuentran privadas de su libertad en algún centro penitenciario o de internamiento, así como todo el personal que lo dirige o que trabaja, especialmente como custodios en estos centros en nuestro territorio diocesano.

Son más de 10 mil personas que recibirán este acompañamiento. Hasta hoy nos referirnos al centro de reinserción social  número 1, centro de reinserción social  número 2 norte, centro de reinserción social 3 oriente, centro de reinserción social femenil, centro de internamiento y adaptación de adolescentes infractores.  

De igual forma estarán bajo su jurisdicción las personas que tengan que enfrentar situaciones análogas de imputación o purgando una pena en sus domicilio y no puedan ocurrir habitualmente a su parroquia.

El Pbro. Óscar Lomelí Blanco, fue nombrado como primer párroco de la parroquia, responsable de la atención pastoral de esta nueva comunidad que camina en la fe y esperanza.

Durante la homilía, el Arzobispo de Monterrey, explicó el motivo de realizar en este entorno la erección de esta nueva comunidad parroquial.

“Para nosotros es muy importante acompañarlos espiritualmente, y que no sea solamente en unos ratitos en los que los atendamos, sino que de modo ya constitutivo la Parroquia sea la responsable de atenderlos no solamente a ustedes, sino a sus familias y desde luego en la medida que nos lo permitan también a los que trabajan en los diversos centros de atención de nuestra Arquidiócesis”.

“Dios siempre es bueno, todos tenemos remedio, todos tenemos esperanza, su Palabra tiene fuerza para cambiar nuestros corazones de ustedes y de nosotros, porque ante Dios todos somos iguales”.

“Dios pasa por todos lados, también está aquí, también camina y vive entre ustedes, como es en cualquier parte del mundo. 

Comentarios
Escrito por

Relacionado