RECUERDA MONS. ROGELIO SOBRE LA ALEGRÍA DE SU ORDENACIÓN SACERDOTAL

Por Debany Valdés
Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 19 de noviembre 2020

#SegundoLiveConElArzobispo

Este miércoles 18 de noviembre, se llevó a cabo el segundo programa LIVE CON EL ARZOBISPO, este encuentro semanal, con los fieles de Monterrey a través de las redes sociales de nuestro pastor, ahora entorno a su 42 aniversario sacerdotal celebrado el pasado martes.

En este programa estuvo acompañado por el Director de nuestro Periódico Diocesano Pastoral Siglo XXI, Juan Pablo Vázquez, con quien compartió y con todos los cibernautas sobre el contexto que se vivía en torno a sus últimos años de formación y su ordenación sacerdotal a final de los años 70.

“En 1975, tres años antes de mi ordenación, yo debí de haberme ordenado sacerdote en Roma, con motivo del Jubileo Extraordinario que promovió el Papa Pablo VI, eran 10 años de que habían pasado el Concilio Vaticano II, y en 1975 el Papa convoco a este Jubileo que llamo de Renovación y Reconciliación y a los jóvenes seminaristas que estábamos terminando la teología nos invitaron para que fuéramos ordenados sacerdotes por el Papa San Pablo VI”, apuntó Don Rogelio.

“Un servidor estaba indeciso de ordenarse en Roma en el año 75 o esperar más tiempo para llegar a mi pueblo y ordenarme en Santa Catarina o en Querétaro, donde me dijera mi Obispo, y al final decidí esperar 3 largos años”.

“Ese año de 1975 era muy bonito, el Papa había convocado a ese año extraordinario con un tema para mí importantísimo y muy actual, era el tema de la alegría, él escribió una bonita carta que decía <gócense en el Señor>, porque siempre que hay crisis sociales, Dios se vale de nuestros sumos pontífices, para invitarnos a una actitud novedosa, como ahora recientemente el Papa Francisco casi todos sus documentos han sido una llamada a la alegría y el gozo del Evangelio”.

“Eran años difíciles, la Iglesia pasaba por la aplicación del Concilio Vaticano II, eran 10 años de que había pasado el concilio con muchas alegrías, con muchas esperanzas, con muchas inquietudes, pero que al mismo tiempo fueron apareciendo problemas internos de la Iglesia, el Papa tenía que enfrentar. Lo mismo la sociedad estaba en un cambio muy fuerte, las cortinas de hierro estaban fuertes, estaba la polarización entre occidente y oriente, lo cual hacía un ambiente muy complicado”.

“En esas circunstancias decidí esperar a Querétaro mi diócesis y llegue en el mes de julio de 1978, después de estudiar 5 años en Roma, cuando llego, mi Obispo, Alfonso Toriz Cobián, pensaba que yo ya era sacerdote, y quería besarme las manos y le dije que no me había ordenado sacerdote, ni siquiera recibido el diaconado, el Señor Obispo reacciono molesto y le dije que decidí esperar para llegar acá para estar con las personas que quiero, mis papás , ellos no podían ir a Roma, tenía más de 5 años con un problema de salud a causa de la diabetes y le dije ese es el motivo por el que decidí esperar, el inmediatamente saco su agenda y me quería ordenar en 5 días”.

“Yo le dije, Señor, deme oportunidad de pensar bien las cosas y planearlas, pero le quiero pedir un favor extraordinario, que me ordene en mi pueblo Santa Catarina, pero quiero ordenarme durante la novena, porque la fiesta es el 25 de noviembre, y acepto el que me ordenara sacerdote el 17 de noviembre, segundo día de la novena de mi pueblo. Así es que con mucha alegría y mucha participación de mi comunidad fui ordenado sacerdote”.

No te pierdas todos los miércoles de este programa con nuestro Arzobispo, a través de las redes sociales de nuestro pastor.


Sobre nosotros

Somos el periódico católico oficial de la Arquidiócesis de Monterrey; en comunión con la misma y con el resto de los medios de comunicación católicos, enfocamos nuestros esfuerzos a ser la voz de la Iglesia en Monterrey.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS



Últimas publicaciones



Suscríbete a nuestro boletín







Categorías