PASTOR SEGÚN EL CORAZÓN DE CRISTO

El 24 de julio el Pbro. Jorge Alberto Rodríguez Urbina a sus 34 años de edad, fue ordenado sacerdote por manos de Mons. Rogelio Cabrera López, en la comunidad parroquial de la Santa Cruz en Monterrey.

 

El Padre Jorge es el último de los 4 diáconos transitorios, de su generación, en ser ordenado en tiempos de pandemia; una situación tan distinta, pero a la vez tan especial y llena de esperanza, pues en medio de angustia y preocupación un rayito de luz podíamos ver al tener a un nuevo Pastor para nuestra Iglesia.

“Dios me llamó al camino de él por medio de mis amigos” hasta los 19 años el Pbro. Jorge recibió su llamado a la vida cristiana principalmente, tras mucho tiempo de haber dejado de cuidar y formar su fe. Fue entonces que conoció el amor de Dios por medio de sus amigos y del grupo juvenil, en la misma comunidad que años después se convirtió en el recinto de su ordenación sacerdotal.

En algunas ocasiones hemos visto o escuchado que el testimonio arrastra, y en este caso, no fue la excepción. El Pbro. Roberto Ibarra y el Pbro. Gerardo Basaldúa con su cercanía a la gente y con la alegría que ambos demostraban a su comunidad fueron quienes sembraron la inquietud por el sacerdocio en la vida de Jorge, quien no tenía ni la más remota idea de qué tenía Dios preparado para él.

La Familia siempre tendrá un valor importante en cualquier historia y es que el Padre Jorge tuvo la bendición de ser quien acercara a sus padres, a sus hermanos y a sus sobrinos a esta vida de fe; ninguno de ellos imaginaba que aquel joven trabajador y apasionado por los deportes sería elegido por Dios para el ministerio sacerdotal.

Jorge declaró cuál era su sentir antes de su ordenación en una entrevista para el Canal Digital Arquidiocesano y dijo “Es un agradecimiento a Dios porque siento que él no se ha equivocado de que me haya elegido, y pues obviamente esta elección que él ha tenido, pues me llamó no solamente para decir que soy sacerdote, sino también para decirle al pueblo que Dios nos ama y que podemos estar cerca de él”.

 

Se llegó el día más importante después de 10 años de preparación, el ahora Padre Jorge se encontraba muy nervioso, pero listo y contento para ser ingresado al orden del presbiterado de la Arquidiócesis de Monterrey.

 

Aun cuando el momento no era el “mejor” por cuestiones de la pandemia, El Padre Jorge consideraba que este no dejaba de ser un tiempo de Dios, “Un tiempo en el que Dios me ha mostrado su misericordia y que en esa misericordia que ha tenido para conmigo, es también una invitación que me hace para que yo pueda dar la misericordia al pueblo de Dios”.

 

Mons. Rogelio, Arzobispo de Monterrey, durante la celebración brindó un mensaje para iluminar el ministerio del sacerdocio, que Jorge estaría por recibir, repitiendo las palabras providentes de Dios en el libro de Jeremías: “Les daré Pastores según mi corazón” y le invitó a tener siempre un corazón tierno, manso y humilde como un buen sacerdote que no pide tratos privilegiados, sino que siempre está pendiente del pueblo que lo necesita.

Al finalizar la misa, en donde estuvieron presentes su familia, algunos sacerdotes y un grupo reducido de amigos, se encomendó al neosacerdote Pbro. Jorge Alberto como vicario de la Parroquia Sagrada Familia en Guadalupe N.L.

 


Sobre nosotros

Somos el periódico católico oficial de la Arquidiócesis de Monterrey; en comunión con la misma y con el resto de los medios de comunicación católicos, enfocamos nuestros esfuerzos a ser la voz de la Iglesia en Monterrey.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS



Últimas publicaciones



Suscríbete a nuestro boletín







Categorías