Conecta con nosotros

¿Que estas buscando?

Historia de Mons. Alfonso Miranda

MUJER… NO TENGO TIEMPO PARA DIOS

Andando un servidor un poco apurado, una agobiada mujer me sorprende por un pasillo de la Iglesia, cuando iba saliendo de la Capilla del Sagrario para ir a atender una junta programada, cuando me interpela:

Padre, ¿tiene tiempo?

Y como esas veces que ya sabes qué tienes que responder, le contesta uno, mirándola fijamente a los ojos:

Sí hija, dime, – indicándole con estos gestos, que es necesario irse al grano:

Padre, siento que Dios se ha alejado de mi…

¿Porque lo dices? ¿vas a misa, visitas el santísimo, haces oración?

No padre, no tengo tiempo

¿Cómo que no tienes tiempo?

Lamentablemente así es padre,

Pero, ¿cómo quieres que Dios esté cerca de ti, si tu no le dedicas tiempo?

Es que trabajo mucho

No hay trabajo por importante que sea, que te impida acercarte a Dios.

Es que soy policía, padre Ahhh, ¿y qué turnos tienes? Pues 12 x 24, y algunas veces 24 x 24, pero apenas alcanzo a ir a mi casa, recojer y lavar la ropa, hacer de comer, descansar un rato, cuando ya tengo que regresar al trabajo.

Te comprendo, tuve la gracia de ir los domingos a celebrar misa con los policías del Estado por casi dos años, y sé de qué se trata…

¿En serio, padre, en verdad conoce nuestro campo?

Por supuesto, y también celebré misa ahí en momentos importantes, por policías caídos en batalla, en el cumplimiento de su deber. (Se le iluminaron los ojos, y su rostro triste, obscuro y gris cambió de aspecto, y su sonrisa brotó a flor de piel).

Celebro misa los domingos a las 11 am, en la Basílica de la Purísima, le dije Padre, – me miró dulcemente-, tengo a mi hija que va a cumplir XV años, Con gusto celebro su misa.

Te espero este próximo domingo para ponernos de acuerdo Eso fue hace casi un año, y la sigo esperando…

+Alfonso G. Miranda Guardiola

Comentarios
Escrito por

Relacionado