Conecta con nosotros

¿Que estas buscando?

Tono gris

MONTERREY QUE SEA UN LUGAR DE OASIS PARA LOS MIGRANTES

“No es el primer país al que pasamos, llegamos acá, en Monterrey México y hemos recibido un abrazo bastante grande, como el Padre que quiere a todos sus hijos con Él, sin negativas, sin nada malo se da todo a nosotros, esas es una cosa que nunca había pensado yo, yo pensaba que estaría en la calle y hoy estoy en una casa grande, con familia, por eso yo les digo gracias en nombre de todos mis compatriotas”…

Este es el mensaje de Stevenson, uno de los más de 800 migrantes haitianos que han llegado en los últimos días de septiembre a tierras regiomontanas, particularmente a la Casa INDI, casa de atención para migrantes e indigentes de la Iglesia de Monterrey, la cual está bajo cargo del Pbro. Felipe de Jesús Sánchez Gallegos, quien a través de redes sociales compartió el mensaje de agradecimiento de este hermano haitiano que al igual que el resto de sus compatriotas han salido de su país, no solo en busca de una mejor calidad de vida, sino la mayoría de las veces huyendo de la violencia e inseguridad.

El fenómeno migratorio va en aumento; Monterrey, al igual que las ciudades fronterizas, se ha convertido en un lugar común de descanso, para que posteriormente miles de personas continúen con su paso por México, hasta llegar al país vecino, Estados Unidos, o en diferentes ocasiones nuestro país se convierta en su lugar de residencia.

El Padre Felipe, a través de un comunicado informó la llegada de los primeros hermanos haitianos en llegar a tierras regias, de igual forma se compartió que son más de 16 mil migrantes bajo los puentes fronterizos de Cd. Acuña y Del Río Texas, hacinados y viviendo de forma deplorable, en donde además se preveía la llegada de otros 18 mil migrantes.

En este contexto, la Casa de la Institución Normativa de los Indigentes, ya se prepara para brindar apoyo con el proyecto “12 Apóstoles, 72 Discípulos y 7 Diáconos”, que consistente en la construcción del segundo y tercer piso sobre el Comedor Pedro Infante, donde diariamente se sirven más de 2 mil 100 platillos.

El pasado 23 de septiembre, Mons. Rogelio Cabrera López, visitó las instalaciones de casa INDI, para brindarles la bienvenida y ofrecerles ayuda humanitaria a los hermanos haitianos:

“Quiero en nombre de esta Iglesia de Monterrey darles la bienvenida aquí con nosotros, sepan de nuestra estima, sepan de nuestro interés por ustedes y queremos que en medio de los problemas que tienen en este caminar hacia el norte, pueda ser para ustedes un lugar de oasis”.

“Cuentan con nuestro cariño, con nuestro respeto y en la medida de nuestras posibilidades ayudarles con lo que podemos. Con el padre Felipe y el equipo de apoyo estarán al pendiente de ustedes”.

Así mismo, el Arzobispo de Monterrey solicitó a las autoridades el apoyo pertinente a esta situación humanitaria:

“Haremos todo lo que está de nuestra parte y también desde aquí pedimos a nuestras autoridades que les apoyen en aquello que ustedes necesitan, es importante que todos en México los tratemos como ustedes se lo merecen, como miembros de nuestra sociedad y también como parte de la humanidad”.

Quien desee aportar a los hermanos migrantes y a Casa INDI, puede comunicarse al 83 74 72 21 en donde recibirán mayor información. 

Comentarios
Escrito por

Coordinadora de Relaciones en Equipo Pastoral Siglo XXI Lic. Ciencias de la Comunicación.

Relacionado