Conecta con nosotros

¿Que estas buscando?

Arquidiócesis

“LA VIDA SACERDOTAL ES GRATIFICANTE”, MONS. RAMÓN CALDERÓN

“A los sacerdotes les digo que la vida sacerdotal es gratificante, te da inmensas satisfacciones, lo importante es que tú sirvas y tu servicio con generosidad los fieles lo comprenden, descubren que lo esencial es la entrega, y con eso tienes para que ellos también se entreguen”, fueron las primeras palabras de Mons. Ramón Calderón Batres, Obispo Emérito de Linares y originario del clero de Monterrey en la homilía de la Eucaristía celebrada este pasado viernes 1 de julio en la Catedral de Linares Nuevo León, con motivo de su 60 aniversario sacerdotal.

“Yo agradezco la presencia de todos ustedes y los felicito a todos porque me han ayudado en mi ministerio episcopal y también en el ministerio de sacerdotal”, añadió.

“Ciertamente son 60 años, porque fue en 1962 y cuando me ordenaron sacerdote, el señor Arzobispo Alfonso Espino y Silva, fue el año que se erigió la diócesis de Linares también, y me gozo porque una diócesis es una fuente de vida”.

Mons. Ramón Calderón agradeció a todos por su presencia y su apoyo como obispo y sacerdote.

“Gracias por estar aquí, gracias por qué son testigos de que yo llego de 84 años para ser exactos a cumplir los 60 años de sacerdote. Yo me orden en Monterrey en 1962 un primero de julio y desde entonces el servicio que me ha pedido la voluntad de Dios es primero un año de vicario en una parroquia de Monterrey, después 16 años en el Seminario de Monterrey, en el Seminario Menor, y después 26 años en la diócesis de Linares, y ahora ya estoy en la casa; así como me dijo alguien de ustedes, un señor ya grande, ¿Y ahora qué va a hacer ahora que está desocupado?, pues voy a estar en una maca tal vez, pero eso es una vida del sacerdocio y es hermosa, porque en todas partes te encuentras que dejaste alguna huella, que ayudaste en algún caso”.

“He venido he venido para decirles que me ayuden a agradecer a Dios el don del sacerdocio para su pueblo, Él es el que elige, como dice el prefacio de la Misa Jesús Sumo y Eterno Sacerdote, Él es el que elige algunos de los hermanos y los promueve al sacerdocio para que compartan la Palabra, para que compartan la Eucaristía, para que formen la comunidad”.

“Les agradezco que hayan venido conmigo a dar gracias a Dios, y porque veo aquí a mis sacerdotes, forme algunos de ustedes, quería recordar en la mañana cuántos había ordenado pero esto ya no importa, son los sacerdotes del clero diocesano y esto es un jubilo y puede uno ir viendo cómo va aumentando el número, de los 16 con los que empezó la diócesis pues ya estamos un poco más dotados, pero en un principio era así y eran pocas parroquias ,pero fue creciendo y ahora hay servidores para el pueblo de Dios, es un anhelo de este humilde servidor y que quiere compartir con ustedes su fe y su esperanza”.

Finalmente añadió: “Alguna vez les dije en la misas de domingo de 7 aquí en catedral, que no predicaba mucho de la Santísima Virgen María porque me emociona y lloro, y ahora ya lloro más porque estoy más viejito, pero Nuestra Señora siempre ha de estar presente en el ministerio sacerdotal de cada uno de ustedes, que el Señor nos bendiga y nos ayude a vivir su , así con humildad pero en comunidad ,amén”.

Comentarios

Lic. En Comunicación y Desarrollo Organizacional Maestro en Métodos Alternos en Solución de Conflictos.

Relacionado