Conecta con nosotros

¿Que estas buscando?

Bienes culturalesArtículos

LA PARROQUIA “INCONCLUSA” DE MINA, N. L. 1°. Parte

¿Cuándo se comenzó a edificar la edificación de la capilla de Mina?

Ya en otro artículo de esta serie, el que se escribió acerca de la capilla de los Guerra, ya se

documentó el antiguo origen de Mina, N. L. Para no repetir lo escrito en aquella ocasión, centraremos ahora nuestra atención en la historia de la parroquia inconclusa de su cabecera municipal.

1777 VISITA DEL DR. MARTÍNEZ BENAVIDES

Con ocasión de la visita que realizó el Dr. José Antonio Martínez Benavides al noreste mexicano, por indicaciones del obispo fray Antonio Alcalde de Guadalajara, arribó a la parroquia de Salinas Victoria el 26 de junio: de esta parroquia dependía todo el Valle de las Salinas, al hacer mención de las capillas no menciona a la de Mina, pero si hace mención sólo a las siguientes: “San Antonio de los Martínez, (Marín), Santa Theresa de las Higueras, San Antonio de Mamuliqui y Santa María de Gracia”. Así para esta fecha, muy probablemente, aún no existía la capilla de Mina.

¿INICIO DE LA CONSTRUCCIÓN?

¿Cuándo se comenzó a edificar la edificación de la capilla de Mina? El catálogo de monumentos históricos del INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia) menciona que pudiera tratarse de una edificación del siglo XVIII. Eso sería, ciertamente, después de la visita antes comentada del 1777. Pero no existe, no la hemos encontrado, ninguna mención de esta capilla antes de 1856. Incluso en los libros de defunciones de las parroquias de Salinas Victoria y de Hidalgo, a las cuales sucesivamente ha pertenecido esta comunidad, no hay mención de la capilla de Mina. Los difuntos eran trasladados al inicio hasta el camposanto de Salinas, posteriormente al de Abasolo y hacia fines de la primera mitad del siglo XIX a la capilla de Hidalgo. No hay ninguna mención, no la hemos encontrado, de la capilla de Mina antes de 1856.

1856 MENCIÓN MÁS ANTIGUA

En este año tienen lugar varios acontecimientos que influirán directamente en la capilla de Mina. Existe la anotación en los libros de la parroquia de Hidalgo de que el 30 de noviembre se entregaron los libros de la capilla de Hidalgo al sacerdote que arribó en esa fecha: Fr. Benito Santa Cruz. Con ese motivo se comenzará a llamar a denominar a la antes “capilla” de Hidalgo con el título de “Viceparroquia”.

A partir de esa fecha Fr. Benito comenzará a llevar los libros de Hidalgo, N. L. y así a los pocos días de su llegada encontramos las primeras menciones de la “Capilla de Mina”: se trata de los bautizos realizados el 4 de diciembre de 1856. Así, estas partidas son las menciones más antiguas que de ella hemos encontrado.

1856 DE MONTERREY A MONCLOVA

Un dato que es muy importante para comprender lo distante que estaba Mina en aquellos

siglos es considerar que no existía la carretera que hoy une a Monterrey con Monclova ¿Cómo se unían en aquel tiempo estas dos ciudades? La respuesta la encontramos en el libro “Itinerarios y derroteros de la República Mexicana” escrito por José Alvarez y Rafael Durán (Imprenta de José A. Godoy, México, p. 375) y así encontramos la respuesta: por Candela. Así de Monterrey habría que salir hacia el norte hacia Candela y posteriormente, ya en el estado de Coahuila, avanzar al poniente hacia Monclova. Y esta situación perdurará, como veremos más adelante, hasta bien entrado el siglo XX.

1857 ERECCIÓN DE LA PARROQUIA DE HIDALGO

Desde su construcción, cuando ésta se haya verificado, la capilla de Mina pertenecía a la parroquia de Salinas Victoria, hasta esta fecha en que se erigió la de Hidalgo, N. L. Desde 1857 en los libros de Hidalgo se encontrarán diversas menciones de la capilla que es de nuestro interés.

1886 PRIMEROS LIBROS DE SACRAMENTOS DE MINA.

La capilla dependía ya de la parroquia de Hidalgo pero, a pesar de la “cercanía” entre ambas poblaciones, se comenzó a llevar los libros sacramentales en Mina: el de bautismos y matrimonios en 1886 y el de confirmaciones comenzará al año siguiente.

1887 VISITA DEL SR. OBISPO LÓPEZ

El Sr. Jacinto Lopéz obispo de Linares visitó el 13 de mayo la parroquia de Hidalgo, N. L. Ahí se menciona que el prelado “visitó (…) los altares de la iglesia matriz y los de las ayudas de Parroquia, El Carmen, Abasolo y Mina”. En la misma acta de esta visita pastoral se anota “Visitó (…) las capillas llamadas de Los Guerras y Encinal en la Villa de Mina, sus campanas, enseres y todas las dependencias, hallándolas todas en buen estado”. La mencionada con el nombre de el “Encinal” sería precisamente la de Mina.

1902 DOLOROSA

De este año data la pieza más antigua que se ha podido localizar del patrimonio de esta sede parroquial. Se trata de un lienzo de la Dolorosa que desde hace algunos años fue trasladado al Museo Arquidiocesano de Arte Sacro para su restauración y conservación. Esta firmado por Virginia Guerra, y ahí se indica que fue realizado en Monterrey. Actualmente se exhibe en las salas de exposición permanente.

1920 LIENZO DE LA VIRGEN DE GUADALUPE

Actualmente en el presbiterio de la parroquia hay dos imágenes de la Guadalupana y la más antigua posee una leyenda en la cual se lee: “Obsequio de la Sra. Emerita G. de González a la Iglesia de Mina, N. L. 12 de diciembre de 1920” y además aparece en la parte inferior del lienzo la firma de la pintora: “Inés González”. La pintura es ciertamente de corte popular y llama en especial la atención el tamaño del angelito a los pies de la Virgen.

1933 INFORME A LA CURIA

Pasan muchas décadas sin que tengamos documentación de esta capilla, y así en el AHAM

(Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Monterrey) encontramos un reporte que el párroco envío este año a la curia. En este documento el P. Rafael Rodríguez menciona que la población de Mina era de aproximadamente 3,000 habitantes. De esta capilla menciona que cuenta sólo con “tres ornamentos”, que a ésta acudía “dos o tres veces al mes”, además menciona que tenía “doctrina (catequesis infantil) en Mina, Los Guerra…”, además menciona en el reporte que en Mina había presencia de la Acción Católica con “el grupo de Señoritas”.

El próximo mes concluiremos estas breves notas acerca de la historia de esta sede parroquial y haremos un análisis detallado de su edificio en el cual explicaré por que la he llamado la parroquia inconclusa.

Comentarios

Relacionado

Arquidiócesis

Sensibilizarnos por medio del arte