Conecta con nosotros

¿Que estas buscando?

NoticiasDesde el Vaticano

ESCUCHAR, DISCERNIR, VIVIR EL LLAMADO DEL SEÑOR

Ciudad del Vaticano (www.pastoralsiglo21.org) 22 abril 2018.- Hoy en el día de la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones el Papa Francisco pidió rezar por las vocaciones religiosas en la Iglesia.

Tras rezar el Regina Coeli el Santo Padre invitó a los fieles presentes provenientes de muchos países, como Setúbal, Lisboa, Cracovia y las Hermanas Pías Discípulas del Divino Maestro llegadas de Corea; así como a los peregrinos de Castiglione d’Adda, Torralba, Modica, Cremona y Brescia; sin olvidar al coro parroquial de Ugovizza; los confirmandos de Gazzaniga, Pollenza y Cisano sul Neva a recordar el lema de este año de la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones que es: «Escuchar, discernir, vivir el llamado del Señor» y los invitó también a agradecer a Dios porque «Él continúa suscitando en la Iglesia historias de amor por Jesucristo, para alabar su gloria y servir a sus hermanos».

«Hoy, en particular, agradecemos a los nuevos sacerdotes a quienes ordené recientemente en la Basílica de San Pedro y le pedimos al Señor que envíe muchos «buenos obreros para trabajar en su viña, y que multiplique las vocaciones a la vida consagrada y al matrimonio cristiano».

También recordó que “nuestra vida y nuestra presencia en el mundo son fruto de una vocación divina”.

Y explicó que “cada uno de nosotros puede descubrir su propia vocación solo mediante el discernimiento espiritual, un ‘proceso por el cual la persona llega a realizar, en el diálogo con el Señor y escuchando la voz del Espíritu, las elecciones fundamentales, empezando por la del estado de vida’”.

“¡La vocación es hoy! ¡La misión cristiana es para el presente! Y cada uno de nosotros está llamado —a la vida laical, en el matrimonio; a la sacerdotal, en el ministerio ordenado, o a la de especial consagración— a convertirse en testigo del Señor, aquí y ahora”

Al concluir el Santo Padre realizó votos para que para que “María Santísima, la joven muchacha de periferia que escuchó, acogió y vivió la Palabra de Dios hecha carne, nos proteja y nos acompañe siempre en nuestro camino”

Con información de: Vatican News – AV

Comentarios

Relacionado