Conecta con nosotros

¿Que estas buscando?

ComprométeteLa voz del pastorArtículos

ES NECESARIO UNA BUENA POLÍTICA

“La política no debe someterse a la economía, sino que necesita abrirse a un replanteo integral”.

De entrada, es necesario recordar que la participación en los procesos electorales es solo una parte del gran involucramiento que debemos tener en las cuestiones políticas. No podemos olvidar que la política se entiende, en sentido estricto, como la búsqueda del poder político -al emitir el propio voto, con la militancia en los partidos políticos, cuando se aspira a un puesto de elección popular o al ejercer una función pública-, pero también, en un sentido amplio, como el interés por el bien común, cuando participamos en acciones encaminadas al servicio de nuestra comunidad[2].

Tenemos, entonces, el derecho y el deber de votar, no sólo como ciudadanos, sino también como seguidores de Nuestro Señor Jesucristo. No podemos faltar a nuestras graves obligaciones temporales[3], por lo que estamos llamados a votar se 

gún las exigencias de nuestra propia conciencia y las del bien común[4]. Esta participación, tanto a través del voto como en organizaciones que buscan el bien común, es elemento fundamental para la construcción de la democracia[5].

Pero concentrémonos en el capítulo V, La mejor política, de Fratelli tutti del Papa Francisco. Detengámonos en la segunda parte de esta, que abarca los números 176-197. La primera parte, ya lo he comentado, critica tanto a los populismos como al neoliberalismo (154-169) y llama la atención sobre el creciente influjo de los poderes internacionales (170-175) en las decisiones de cada país.

Pese a que política, reconoce el Papa, es para muchos una mala palabra, asociada a corrupción, errores e ineficiencia de algunos políticos y a que hay estrategias económicas e ideológicas que buscan debilitarla o dominarla, es necesaria una buena política, como vía indispensable para la fraternidad universal y la paz social (cf. Fratelli tutti 176).

La política, entonces, no debe someterse a la economía, sino que necesita abrirse a un replanteo integral, a un diálogo interdisciplinario, analizando los diversos aspectos que la impactan. Su grandeza se muestra cuando, en los momentos de crisis, se obra de acuerdo con los grandes principios y se piensa en el bien común a largo plazo, superando las inmediatistas coyunturas electorales (cf. Fratelli tutti 177-179).

Comentarios
Escrito por

Relacionado