Conecta con nosotros

¿Que estas buscando?

Arquidiócesis

CONSTRUIR EL FUTURO CON LOS MIGRANTES Y REFUGIADOS

Este domingo 25 de septiembre, se llevó a cabo la celebración de la Jornada Mundial del Migrante, en la cual, desde la Catedral de Monterrey, en la Misa de Confirmaciones se oró por ellos y se realizó una invitación por medio de Mons. Luis Eduardo Villarreal, para que esta Jornada sea una llamada de atención para sensibilizarnos sobre este fenómeno social.

“Hay una frase que dice todas y todos somos migrantes, ¡eh!, espérame tantito, yo no ando ahí en las calles charoleando con la credencial de Honduras, El Salvador o de Venezuela, Cuba, o Guatemala, pudiera decir alguno, pero fíjate que todas y todos tenemos algo que ver con la migración, nuestros abuelos que vinieron del rancho y se asentaron en alguna colonia del área metropolitana”.

“En Nuevo León el 20% de sus habitantes no nació en el Estado, de alguna manera migraron y el Papa francisco toma esta frase en la 108 Jornada Mundial del Migrante y Refugiado, para decir todas y todos somos migrantes, porque nos encaminamos a la ciudad futura del Reino, el Reino de justicia de amor, de verdad, donde todas y todos somos hermanas y hermanos”, añadió Mons. Luis Eduardo.

“El Papa nos pide construir esta sociedad, este mundo fraterno, dónde nos veamos como iguales, no importa la nacionalidad y dice el Papa que en esta construcción los migrantes tienen parte, pero tenemos que integrarnos, acogerlos, protegerlos promoverlos e integrarlos, para que formen parte de la sociedad futura la nueva Jerusalén”.

“Fíjense las casas aquí en la diócesis: casa INDI, casa Monarca y casa Nicolás, no solamente trabajamos para hospedar a los migrantes, les buscamos protección a sus derechos y buscamos también una cosa muy importante, descriminalizar al migrante, es decir que en la sociedad tengamos una percepción de que no son un problema, sino que la migración forzada es un fenómeno social que tiene causas muy ondas, muy profundas, que tienen que ver con la inseguridad, la pobreza, los fenómenos naturales y la reunificación familiar entre otros”

Finalmente, el director de la Casa Nicolas añadió: “Si entendemos la migración así, veremos que son nuestros hermanos y que no se resuelve la migración, reportándolos, mandándoles la policía, sino integrándolos, porque integrado el migrante, va a aportarle a la sociedad sus capacidades y su riqueza, si lo rechazamos van a costarle a la sociedad”.

En esta celebración también participaron el padre Luis Eduardo Zavala de Alba, responsable de Casa Monarca y el padre Felipe de Jesús Sánchez Gallegos, responsable de Casa Indi.

En la Eucaristía estuvo presente el padre Brandon Ángel Monares Machorro, quien fue ordenado en el mes de agosto y quien la noche de este domingo partirá de misión a Argentina.
#IglesiaDeMonterrey

Comentarios

Lic. En Comunicación y Desarrollo Organizacional Maestro en Métodos Alternos en Solución de Conflictos.

Relacionado