Debany Valdes17 de noviembre de 2020
42-ANOS-DE-BENDICIONES-PORQUE-ESTO-ES-PARA-NOSOTROS-EL-MINISTERIO-SACERDOTAL-DON-ROGELIO-CABRERA-.jpg
5min5

Por Debany Valdés
Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 17 de noviembre 2020

Mons. Rogelio Cabrera López presidió una misa, la mañana de hoy 17 de noviembre, en acción de gracias por sus 42 años de vida sacerdotal, desde la Comunidad Virgen de la Anunciación en Querétaro.

“Quiero agradecerle a Dios 42 años de vida sacerdotal como presbítero y luego cómo Obispo; como presbítero 17 años y como Obispo ya 24” dijo Don Rogelio al inicio de la homilía, quien recordó su servicio en la Iglesia de Querétaro, de Tacámbaro Michoacán, de Tapachula en Tuxtla Gutiérrez Chiapas, y ahora en Monterrey.

“Agradezco siempre la oración y el cariño de los fieles, que aún viendo mis límites personales, siempre he buscado el afecto, el apoyo y oración de muchos de ustedes en este tiempo, especialmente en la Arquidiócesis de Monterrey”.

“42 años de bendiciones porque esto es para nosotros el ministerio sacerdotal” compartió Mons. Rogelio y mencionó el agradecimiento a Dios que aprendió de Nuestra Madre del Cielo:

“En esta parroquia dedicada a la Virgen María, ella nos enseñó a agradecer los bienes que vienen de Dios, por ello le llamamos la llena de Gracia, la que ha recibido más favores que todos los hombres y mujeres del mundo. Y nosotros nos asociamos a ella en ese agradecimiento a Dios por tantos bienes, por tantos regalos”.

En 1978, cuando aún vivían los Padres de Mons. Rogelio, Don Melquiades Cabrera y Doña Velina López, el Pueblo de Santa Catarina, Guanajuato perteneciente a la diócesis de Querétaro, con alegría presenciaron la consagración sacerdotal de Mons Rogelio:

“El entonces Obispo Don Alfonso Toriz Cobián, me ordenó sacerdote. Tengo mis recuerdos como si fuera una película, todo lo que ocurrió hace 42 años, un día de intenso calor pero también de muchas gracias de parte del Señor”.

“Espero siempre que el futuro que Dios me depare sea siempre de muchas bendiciones”.

Posteriormente, haciendo referencia a la Palabra de Dios, que es una enseñanza para todos los cristianos y sacerdotes Don Rogelio comparte:

“Dice San Pablo que la fe viene de oír la predicación y que la predicación consiste en hablar de Cristo. Espero en el Señor, en mi vida Sacerdotal me permita saber escuchar pero también saber amar lo que conlleva, lo que Dios quiera que tenga que transmitir siempre palabras respetuosas, palabras de animo, palabras de contención, para que al estilo de Jesús las personas no cambien por la presión, sino por el afecto”.

“Una palabra acompañada de una buena actitud nos hace mucho bien. En casa les invito a escuchar a su familia pero también a saber decir las cosas, saber corregir cuando es necesario corregir…

Pero también tenemos que decirle a los demás te valoro, te estimo , te respeto, te amo”.

Antes de brindar la bendición, Mons. Rogelio agradeció a los que le acompañaron en esta celebración:

“Muchas gracias a ustedes que están en esta Iglesia Parroquial y también un agradecimiento a los que están lejos y aquellos que tuvieron la bondad de acompañarnos a través de Facebook”.

Debany Valdes12 de noviembre de 2020
mensaje-al-pueblo-de-Dios-1.jpg
3min8

Por Debany Valdés
Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 12 de noviembre 2020

En el marco de la 109° Asamblea Plenaria, los Obispos del País compartieron el mensaje al Pueblo de México, con palabras de consuelo y esperanza en torno a la «crisis profunda» causado por la pandemia del Covid-19.

“Cómo pastores, queremos ser responsables de caminar con ustedes, Pueblo de Dios, que esperan de nosotros una especial valentía profética frente a las circunstancias actuales de nuestro País, y quieren ver en nosotros un testimonio humilde y sencillo de cercanía auténtica” se leía del texto del mensaje al pueblo de Mexico.

En la rueda de prensa que ofrecieron a través de redes sociales, participaron Mons. Rogelio Cabrera López, Arzobispo de Monterrey y presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano, Mons. Alfonso Miranda Guardiola, Obispo Auxiliar de Monterrey y Secretario General de la CEM y Mons. Enrique Sanchez Martínez Obispo de Nuevo Laredo.

“Como el buen Samaritano, queremos ayudar a sanar a quienes están heridos por muy diversos motivos” escriben los Obispos, quienes animan a transformar el futuro con palabras de aliento, consuelo y esperanza, logrando ser una Iglesia en Salida, llevando a Cristo crucificado y resucitado a todo lugar de manera física, espiritual o virtual.

“Todos tienen el derecho de recibir el Evangelio. Los cristianos tienen el deber de anunciarlo sin excluir a nadie …” (EG 14)

Se mencionó la urgencia de establecer tareas específicas en el campo de lo social, para y con los pobres, en el ámbito laboral, empresarios, para promoción de un desarrollo sustentable y socialmente responsable.

“En actitud de conversión pastoral, caminemos Justo, escuchándonos mutuamente y de corazón, sobre todo escuchando al Espíritu Santo que nos conduce y sostiene. Ejercítenos también una conversión ecológica, de una nueva actitud «con la hermana madre tierra», como lo expresa San Francisco de Asís”.

Así mismo, invitan a analizar y conocer las propuestas de los candidatos a los puestos políticos y a participar con responsabilidad en las elecciones políticas del próximo año en México.

En la siguiente liga podrás encontrar el Mensaje al Pueblo de Dios completo: https://www.cem.org.mx/Slider/649-Mensaje-al-Pueblo-de-M%C3%A9xico.html

Debany Valdes10 de noviembre de 2020
QUE-ESTA-IGLESIA-SEA-BELLA-SEGUN-EL-PROYECTO-DE-DIOS.-ARZOBISPO-DE-MONTERREY.jpg
5min6

Por Debany Valdés
Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 9 de noviembre 2020

Hoy dio inicio la 109 Asamblea Plenaria de los Obispos de México de manera virtual; Mons. Rogelio Cabrera López, Presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano presidió la misa de apertura desde la Catedral de Monterrey.

“Los Obispos reunidos en oración, en reflexión, discernimiento y búsqueda de las mejores decisiones, queremos poner en manos de Cristo, en la mesa eucarística, todo nuestro caminar de esta semana” dijo inicialmente en su homilía el Arzobispo de Monterrey.

“Somos consientes de que el Obispo no está solo, que el Obispo no se representa a sí mismo, sino que cada Obispo es el ángel de una comunidad; ustedes están con nosotros, están delante y detrás de nosotros”

Aunque la asamblea es particularmente de Obispos, se compartirán algunos momentos con el pueblo en general, por medio de las redes sociales de la CEM.

“Hemos abierto nuestra asamblea para que oren con nosotros, para que reflexionen con nosotros y desde luego para que soñemos una Iglesia cada vez más viva y consecuente con el proyecto de Cristo y podamos soñar con un país, nuestro México, cada vez mejor”.

Entorno a la celebración de hoy, por la dedicación de la Basílica de San Juan de Letrán, la más antigua de toda la Iglesia Católica, Mons. Rogelio compartió:

“Queremos desde esta catedral de Monterrey unirnos a todas las catedrales de México y en torno a la catedral del Papa Francisco, poner esta intención: queremos resaltar en nuestra petición el don de la vida; la vida que es don de Dios pero también tarea de nosotros a cuidar”.

“Asumiendo también la tarea, la corresponsabilidad de cuidar, de velar, de proteger, de acrecentar la vida en nosotros” dijo en nombre de los Obispos.

Así mismo, pidió no olvidar la situación que comparte la humanidad por la pandemia Covid-19, que también vive dolor y tristeza ante tantas pérdidas, violencia, inseguridad, pobreza y hambre.

“Queremos como Obispos unirnos a toda la humanidad, unirnos a nuestro país en este agradecimiento a Dios por el don de la vida, pero asumiendo también la tarea, la corresponsabilidad de cuidar, de velar, de proteger, de acrecentar la vida en nosotros”.

De acuerdo a las Sagradas Escrituras, Don Rogelio compartió la importancia de seguir colaborando en la construcción de la Iglesia: “La Iglesia de Dios es casa de Dios, que la construye el Señor; él es el arquitecto, no hay otro, él es cimiento, no hay otro”.

“Una Iglesia que sea siempre un hogar de puertas abiertas, de acogida, de buenos sentimientos, de nobleza, de amor, de ternura, de misericordia pero esta Iglesia que también se sabe trascendente”.

“Hermanos Obispos, vamos a abrir el oído, a tener despiertos nuestros sentidos para escuchar a nuestro Maestro, a nuestro arquitecto, a nuestro cimiento; esta Iglesia qué hay que construir ahora en nuestro país”.

Don Rogelio pidió “nunca olvidar que el centro es Cristo”.

“Que esta Iglesia sea fiel, camine según el Evangelio; que esta Iglesia sea bella según el proyecto de Dios”.

“Ustedes son el pueblo de Dios y Cristo sobre todo es el templo por excelencia, su cuerpo que hoy vamos a comer en el altar , que nos santifica, que nos hace crecer, que nos hace tener esperanza y sobre todo que vivir en la caridad como hermanos”.

Debany Valdes9 de noviembre de 2020
ORACION-POR-EL-OBISPO-DE-AGUASCALIENTES.jpg
2min6

Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez
Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 9 de noviembre 2020

El obispo de la Diócesis de Aguascalientes, Mons. José María de la Torre Martín, se encuentra hospitalizado en estado grave de salud a causa de un problema de las vías respiratorias y el diagnóstico de Covid-19.

Este día de ayer domingo, Mons. José María fue sometido al procedimiento de intubación traqueal, debido a que su condición se ha agravado, informaron el vicario general de la Diócesis, Javier Cruz Muñoz y el secretario canciller, Daniel Escobedo Torres.

Ingresó al hospital Covid “Miguel Hidalgo” el jueves pasado por problemas de salud que le aquejaban desde hace unos días.

En un comunicado, la diócesis pidió continuar elevando fervientes oraciones a Dios por monseñor José María de la Torre y por todos los enfermos que sufren como consecuencia de la pandemia.

“Que nuestra Señora de Aguascalientes nos cuide y nos guarde con su manto”, señaló el comunicado.

Debany Valdes8 de noviembre de 2020
MANANA-COMIENZA-ASAMBLEA-EPISCOPAL-100-VIRTUAL.jpg
2min5

Por Debany Valdés
Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 8 de noviembre 2020

El Arzobispo de Monterrey dio a conocer que a partir de mañana 9 de noviembre dará comienzo la semana de Asamblea Episcopal, que en esta ocasión se llevará a cabo de modo 100% virtual, por motivos de la pandemia.

Con una celebración eucarística presidida por Mons. Rogelio Cabrera López, desde la Catedral De Monterrey, a las 4:15 de la tarde se inaugurará la Asamblea Episcopal que reúne virtualmente a todos los Obispos de México.

“Habrá momentos importantes en que compartamos con todos ustedes nuestros pensamientos, nuestros deseos y nuestra oración” dijo Don Rogelio, invitando a todo el pueblo cristiano a acompañar y conocer todas las tareas que los Obispos vivirán toda la próxima semana.

A través del Canal Digital Arquidiocesano, en Facebook y YouTube, podrás seguir las transmisiones de las misas, que serán celebradas desde distintos puntos del país, como Tijuana, Tabasco y del centro del país.

“Gracias por sus oraciones y gracias por querernos tanto. Que Dios los bendiga” finalizó su mensaje Dominical, Mons. Rogelio, presidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano.

Debany Valdes8 de noviembre de 2020
ARZOBISPO-DE-MONTERREY-PIDE-NO-DEJAR-DE-ORAR-POR-TODOS-LOS-AFECTADOS-POR-EL-HURACAN-ETA-.jpg
1min4

Por Debany Valdés
Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 8 de noviembre 2020

Mons. Rogelio Cabrera López envió un solidario saludo a las familias afectadas por el huracán Eta, a los estados de Chispas , Yucatán, Tabasco y nuestro vecino país de Guatemala.

Con la llegada del Huracán Eta hace pocos días, algunos países de Centroamérica han sufrido grandes consecuencias, inundaciones, pérdidas humanas, bienes materiales y familiares.

“No dejemos de pedir por las familias y también de pedir por nuestro vecino país de Guatemala y también para que las condiciones mejoren en Tabasco y Chiapas” dijo el Arzobispo de Monterrey.

Así mismo, informó que Cáritas Nacional pronto dará a conocer de qué modo podremos colaborar y compartió: “Caritas Monterrey está siempre preparada para brindar la ayuda”.

Debany Valdes8 de noviembre de 2020
SACERDOTE-DE-TABASCO-AYUDA-A-DAMNIFICADOS-1.jpg
2min4

Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez
Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 6 de noviembre 2020

En varios videos grabados por los propios damnificados en Tabasco aparece un joven sacerdote ayudando a muchas familias.

Se trata del párroco de la comunidad, el padre José del Carmen Aquino García, de 31 años de edad, quien desde que amanece hasta el anochecer auxilia a los vecinos espiritual y materialmente.

Ante la desesperanzadora situación que viven los habitantes de Casa Blanca, el sacerdote decidió pedir prestada una lancha con remo para poder auxiliar a las familias, en la medida de lo posible, pues son muchos los damnificados.

El padre José del Carmen explica que, debido al tiempo que lleva ya esta situación, hay personas que ofrecen este servicio de traslado a los damnificados pero cobran. “Nosotros no lucramos con este servicio; al contrario, por la situación que estamos viviendo, no tenemos otra cosas que darles, más que esta ayuda”, dice.

La Capilla de la Divina Providencia, donde se encuentra la casa sacerdotal, también se ha inundado. Era de noche y estaba solo, por lo que al sacerdote únicamente le dio tiempo de sacar y resguardar al Santísimo Sacramento y algunos objetos litúrgicos.

Debany Valdes2 de noviembre de 2020
ABRAZO-A-LAS-FAMILIAS-DE-MEXICO-QUE-HAN-PERDIDO-UN-SER-QUERIDO.jpg
1min5

Por Debany Valdés
Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 2 de noviembre 2020

Mons. Alfonso Miranda, Obispo Auxiliar de la Arquidiócesis de Monterrey comparte un mensaje en donde abraza al dolor de tantas personas y familias que han experimentado la pérdida de un ser querido, desde el Panteón del Roble.

“Nos duele profundamente el golpe devastador de este virus que ha cobrado tantas vidas, tantas personas que ponemos en las manos misericordiosas de Dios” dijo el también Secretario General de la CEM en un breve video en su cuenta de Twitter.

“Las abrazamos en su dolor y pedimos al Señor, consuelo, fortaleza y esperanza”

Debany Valdes1 de noviembre de 2020
ES-LLAMADO-A-LA-CASA-DEL-PADRE-MONS.-ARTURO-LONA-REYES-1.jpg
1min4

Por Juan Pablo Rodríguez Vázquez
Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 31 de octubre 2020

La Conferencia del Episcopado Mexicano informó que Mons. Arturo Lona Reyes, obispo emérito de Tehuantepec, a unas horas de cumplir 95 años de vida,” fue llamado a la Casa del Padre este sábado 31 de octubre.

El conocido “Obispo de los pobres”, fue presidente de la Comisión Episcopal de Indígenas en 1972 y fundador del Centro de Derechos Humanos Tepeyac de Tehuantepec, razón por la que en 2008 fue galardonado con el XVI Premio Nacional de Derechos Humanos “Don Sergio Méndez Arceo” como “reconocimiento a toda una vida entregada en la defensa y promoción de los derechos humanos de los pobres e indígenas de Huejutla, Hidalgo y en Tehuantepec, Oaxaca”.

Debany Valdes16 de octubre de 2020
Fratelli-Tuttti-caminemos-siempre-juntos-2-1.jpg
10min4

¡Caminemos siempre juntos como hermanas y hermanos todos!

A todo el Pueblo de Dios gracia y paz en Jesucristo nuestra Esperanza.

Como Iglesia en México estamos profundamente agradecidos con el Papa Francisco que, motivado por el ejemplo de San Francisco de Asís e iluminado por la parábola del Buen Samaritano, nos ha regalado su 3ª Carta Encíclica llamada Fratelli Tutti (Hermanos todos) donde trata dos de sus preocupaciones: la fraternidad y la amistad social, valores esenciales para devolver la esperanza y el impulso a una humanidad herida por la violencia y por la pandemia de Covid-19.

Como hemos dicho en nuestro Proyecto Global de Pastoral 2031+2033 hoy más que nunca queremos anunciar y construir la dignidad humana (cfr. PGP 172) animados con la palabra del Papa que nos llama a reconocer básica y esencialmente cuánto vale un ser humano, cuánto vale una persona siempre y en cualquier circunstancia, teniendo en cuenta que este respeto por la dignidad humana es un principio elemental de la vida social que suele ser ignorado de distintas maneras, de tal modo que cuando no queda a salvo, no hay futuro ni para la fraternidad ni para la sobrevivencia de la humanidad.

Como pastores y junto al pueblo de México, estamos comprometidos con la paz y las causas sociales (cfr. PGP 174) y junto a esta “Encíclica Social” invitamos a todas y todos a ser capaces de reaccionar con un nuevo sueño de fraternidad y de amistad social que no se quede solo en las palabras sino que trascienda en las obras y en el contexto de la inesperada pandemia de Covid-19 (cfr. FT 6) que nos reta como país a hacer algo por los hermanos más pobres, los que sufren violencia, los migrantes, los enfermos, los adultos mayores, los jóvenes, las familias, las comunidades educativas, la casa común y por todas aquellas personas de buena voluntad que necesitan de nuestra cercanía y acompañamiento.

A lo largo de ocho capítulos nos ofrece una mirada sobre la realidad de un mundo cerrado con sus efectos en la humanidad, iluminando esta situación con el pasaje del Buen Samaritano (Lc. 10, 25-37) que se convierte en eje transversal de todo el documento. Luego nos invita a pensar y gestar un mundo abierto, abordando temas como la migración, la política, el diálogo y la amistad social con propuestas y aspectos prácticos que nos lleven a tener un corazón abierto al mundo entero para avanzar por caminos de paz para el reencuentro de todos, ayudando con ingenio y audacia, a generar procesos para sanar heridas, animándonos finalmente a buscar el diálogo entre personas de distintas religiones, más allá de la diplomacia, la amabilidad o la tolerancia.

Creemos que “Fratelli Tutti” nos ayudará a seguir encontrando nuevos caminos para poner en práctica los 35 compromisos que hemos planteado en nuestro Proyecto Global de Pastoral. Todos tenemos el reto de hacer de México un mejor país, una gran comunidad de hermanas y hermanos, una “casita sagrada” como lo ha pedido la Virgen de Guadalupe donde sea posible la fraternidad y la amistad social a través del encuentro y el diálogo porque creemos que es posible comenzar de abajo y de a uno… Las dificultades que parecen enormes son la oportunidad para crecer, y no la excusa para la tristeza inerte que favorece el sometimiento. Pero no lo hagamos solos, individualmente. El samaritano buscó a un hospedero que pudiera cuidar de aquel hombre, como nosotros estamos invitados a convocar y encontrarnos en un “nosotros” que sea más fuerte que la suma de pequeñas individualidades (FT 77). ¡Caminemos juntos, nunca solos, sino siempre juntos!

Con el Papa, desatacamos cinco desafíos emergentes para nuestro país: la necesidad de contar con una economía integrada en un proyecto político, social, cultural y popular que busque el bien común (FT 179); la construcción de puentes para el encuentro y el diálogo, superando la tentación de hacer una cultura de muros, de levantar muros, muros en el corazón, muros en la tierra para evitar este encuentro con otras culturas, con otras personas (FT 27); acrecentar los puestos de trabajo en lugar de reducirlos, fruto de la diversidad productiva y la creatividad empresarial (FT 168); favorecer que las religiones estén al servicio de las personas ofreciendo su aporte valioso para la construcción de la fraternidad y para la defensa de la justicia en la sociedad (FT 271) y rehabilitar la política (FT 166) y la participación ciudadana, dando los pasos hacia un orden social y político cuya alma sea la caridad social (FT 180) y el bien común.

No podemos dejar de resaltar las respuestas indispensables y necesarias ante las personas migrantes, sobre todo frente a los que escapan de graves crisis humanitarias, y que se resumen en cuatro verbos, acoger, proteger, promover e integrar, las cuales incluyen entre otras acciones: incrementar y simplificar la concesión de visados, abrir corredores humanitarios para los más vulnerables, ofrecer un alojamiento adecuado y decoroso, garantizar la seguridad personal y el acceso a los servicios básicos, asegurar una adecuada asistencia consular, el derecho a tener siempre consigo los documentos personales de identidad, un acceso equitativo a la justicia, la posibilidad de abrir cuentas bancarias y la garantía de lo básico para la subsistencia vital, darles libertad de movimiento y la posibilidad de trabajar, proteger a los menores de edad y asegurarles el acceso regular a la educación, garantizar la libertad religiosa, promover su inserción social, favorecer la reagrupación familiar y preparar a las comunidades locales para los procesos integrativos (FT 129-130).

Les invitamos a leer esta Carta Encíclica, a reflexionarla, dejándose tocar por las palabras inspiradoras del Papa Francisco desde la propia vida, para que hagamos de México y de cada familia, un espacio donde se viva la fraternidad universal y la amistad social, a través del diálogo que implica acercarse, expresarse, escucharse, mirarse, conocerse, tratar de comprenderse y buscar puntos de contacto. Sin duda eso nos ayudará a vivir mejor, mucho más de lo que podamos darnos cuenta (FT 198).

Que Santa María de Guadalupe nos impulse a imitarla y que, como ella, seamos una Iglesia que sirve, que sale de casa, que sale de sus templos, que sale de sus sacristías, para acompañar la vida, para sostener la esperanza, y ser signo de unidad […] para tender puentes, romper muros, y sembrar reconciliación (FT 276).

✠ Rogelio Cabrera López
Arzobispo de Monterrey
Presidente de la CEM

✠Alfonso G. Miranda Guardiola
Obispo Auxiliar de Monterrey
Secretario General de la CEM


Sobre nosotros

Somos el periódico católico oficial de la Arquidiócesis de Monterrey; en comunión con la misma y con el resto de los medios de comunicación católicos, enfocamos nuestros esfuerzos a ser la voz de la Iglesia en Monterrey.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS



Últimas publicaciones



Suscríbete a nuestro boletín







    Categorías