Artículos

AvatarDebany Valdes1 octubre, 2020
LA-MAMÁ-DE-UN-SACERDOTE.jpg
3min25

Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez
Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 1 de octubre 2020

Una tradición se vivió el día e ayer en la ordenación del nuevo presbítero para la Iglesia de Monterrey Hugo Eduardo Lara Cruz, para reconocer el papel que la madre tiene en la vida de un sacerdote, en este caso la Señora Sandra Mirella Cruz Cardenas.

Cuando un sacerdote es ordenado, sus manos son ungidas con óleo por su obispo. Después, sus manos son limpiadas con una toalla de lino blanca llamada maniturgium.

El óleo usado sobre las manos del sacerdote es sagrado, bendecido previamente por el obispo, de modo que el maniturgium, o manutergio, no puede desecharse en la basura. Aunque sí podría terminar en un cesto de lavandería para ser limpiado, los sacerdotes de la historia tomaron la costumbre de conservar estos paños de lino para presentarlos a sus madres durante su primera misa.

Según una antigua tradición, la madre conserva la toalla en lugar seguro hasta el día de su muerte. Luego, cuando su cuerpo es preparado para el funeral, el manutergio se deposita entre las manos de la madre. Entonces, la tradición piadosa cuenta lo que sucede cuando la madre del sacerdote llega a las puertas del Cielo.

Es acompañada directamente hasta nuestro Señor. Nuestro Señor le dirá: “Te he dado vida. ¿Qué me has dado tú?”. Ella entregará el manutergio para luego responder: “Te he dado a mi hijo como sacerdote”. Y con ello Jesús le concede la entrada en el paraíso.

Es una tradición hermosa y reconfortante que siempre conmueve a quien la presencia. También corren las lágrimas cuando un joven sacerdote presenta el lienzo a su madre, lágrimas de alegría.

#IglesiaDeMonterrey

AvatarDebany Valdes1 octubre, 2020
CURIA.jpg
6min94

Red Católica en Monterrey (RedCM) es la radio difusora por internet de la Arquidiócesis de Monterrey la cual tiene como objetivo extender la Doctrina de Jesucristo a todo el mundo.

Desde hace 4 años Armando Rojas Caballero llegó a RedCM como operador de cabina, dándole un giro por completo a su vida, en el ámbito profesional y familiar.

Gracias al apoyo del Pbro. Javier Hernández Raygoza, director de RedCM, Armando pudo aprender y conocer más sobre sus tareas diarias y con el paso del tiempo ampliar su servicio en la coordinación y logística en proyectos dentro de RedCM.

Armando Rojas con mucho entusiasmo nos comparte un poco sobre su experiencia al servir y colaborar en los medios de evangelización actuales.

1.- ¿Cuál es su mayor satisfacción de servir en RedCM?

El conocimiento que he adquirido, ya que en su momento era un mundo desconocido para mí, ya que eran cosas que para nada manejaba en trabajos anteriores, como es el manejo operacional de la radio por internet y todo lo que conlleva esto, a parte el acercamiento y reforzamiento en la fe católica de manera personal y familiar en la iglesia.

 

2.- ¿Qué importancia tienen los medios de comunicación en la construcción de la Fe Católica?

Es de gran importancia ya que hoy en día cualquier medio como en este caso, radio católica por internet nos permite llegar más a la personas, oyendo variedad de cantos, recibiendo un mensaje de la fe por medio de un programa, etc.. Y que esto cause un mayor acercamiento y presencia en la persona que nos está escuchando, aprovecho para invitar a las personas que nos puede escuchar por internet las 24 horas por la página redcm.net y de lunes a viernes nos enlazamos a radio abierta de 7 a 10 de la noche por el de 1230 de am en radio fórmula, compartimos con ustedes cantos, variedad de programas,  noticias etc…

 

3.- ¿Tiene alguna experiencia en la que haya experimentado el poder de Dios en el ámbito profesional?

Si claro, ya que antes de llegar aquí, estaba en una situación personal difícil, que a la vez  estaba afectando cada vez más tanto a mi como a mi familia, y como comente anteriormente el padre Javier al cual siempre estaré agradecido por habernos ofrecido esta oportunidad ya que esto , vino a darme una estabilidad obviamente laboral, pero a lo que me refiero es que esto arreglo más una situación personal y más aun familiar, como siempre decimos, Dios no te suelta y se hizo presente en un momento difícil.

 

4.- ¿Qué valores considera importantes e indispensables para llevar a cabo sus actividades laborales?

Responsabilidad, honestidad, respeto entre los integrantes del equipo de RedCM y principalmente el amor por lo que uno hace.

 

5.-. La pandemia por covid-19 ha causado mucho daño en nuestra sociedad en general, pensando de manera positiva, ¿Qué de bueno le ha dejado esta situación en su vida y área profesional?

En lo personal, se reforzó el valor y el tiempo de calidad que nos damos en la familia y en lo profesional el valorar el seguir laborando y perteneciendo a este gran equipo  de RedCM, que aprovecho para agradecer al tanto al padre Javier Hernández Raygoza como al padre Javier De La Torre su apoyo, ya que sabemos que estamos viendo una situación difícil del cual esperemos salir lo más pronto posible, y principalmente agradecer a dios por  cuidar de nuestras familias y trabajos.

AvatarDebany Valdes2 septiembre, 2020
Pag.-3-1280x1276.jpg
6min111

Comparto este editorial, subscribiendo uno de los sueños del Arzobispo de Monterrey que ha manifestado en el número 22 de su reciente Octava Carta Pastoral:

 

“Sueño con una Iglesia diocesana que acepta caminar y sentarse a la mesa con todos, no solo en medio de esta pandemia, sino en los retos y desafíos de cada día y de otras circunstancias extraordinarias. Una Iglesia que no excluye a nadie, ya sea por su atracción afectiva, su raza o su conducta moral, sino que incluye a cualquier persona, en especial a quienes pasan alguna necesidad o viven en las periferias geográficas o existenciales. Una Iglesia que se convierta en un lugar abierto a los heridos, lastimados, descartados y desechados…”

 

Al leer este texto, me ponía a pensar cuales son algunas de las razones que nos impiden vivir esta invitación, que no solo nos hace nuestro Arzobispo, sino el mismo Jesús en su Evangelio. Comparto cuatro sencillos puntos que considero nos alejan del sueño de nuestro pastor.

 

1.- No poner a Cristo como el Centro.

El Centro de la fe es Cristo y cuando no lo vivimos de esta manera, quien muchas veces se vuelve el centro, es nuestro criterio. Recuerdo con gran cariño unas palabras de un sacerdote, director espiritual, que constantemente nos decía: “quítate del centro”, esas palabras eran una invitación a dejar que Jesús reinara en nuestra mente y nuestro corazón y que nuestros criterios y nuestros afectos fueran los del Evangelio. Una persona que pone como centro a Jesús deja de ver las diferencias y ve lo que nos une, es capaz de ver más allá de lo superficial y no se deja guiar por apariencias.

 

2.- No tener paz en el interior.

El alcance de la paz interior ha ocupado a lo largo de los siglos a todos los que buscan a Dios con sincero corazón. Solo en Él encontramos nuestra paz, Dante Alighieri resumirá este pensamiento en su célebre verso: “En su voluntad está nuestra paz”. Pero también, encontramos la paz interior cuando sanamos nuestras heridas, cuando llevamos un proceso y perdonamos de corazón. El no sanar, el no perdonar, nos nubla la vista, nos hace ver a medias y dirigir la mirada a lo que nos molesta y nos causa dolor.

 

3.- Dejarnos llevar por el éxito humano.

Los estándares del éxito sociales nos invitan a ser el número uno, los más populares, los más exitosos, los que más alcance tienen en sus proyectos o redes sociales, y un peligro muy grande es llevar estos criterios a nuestra pastoral, perdiendo de vista que lo más importante siempre es Dios en nuestros hermanos, especialmente el que más sufre y más adversidades tiene en su vida. El éxito humano tiene un impulso que es la vanagloria, la cual es capaz de convertir el más grande acto de caridad un acto de orgullo y vanidad.

 

4.- Falta de humildad.

La virtud de la humildad es una batalla de toda la vida, si nos descuidamos un momento, la soberbia se apodera de nuestra manera de vivir. Sin humildad pensaremos que nuestras ideas siempre son las mejores, que nuestro pensamiento se debe de imponer y que nuestras actividades son las mejores. La humildad ayuda a valorar y respetar la historia y los procesos de cada persona, nos acerca con aquel que no piensa igual que nosotros, nos ayuda a reconocer que a pesar de nuestras diferencias todos necesitamos de todos.

 

Que Dios despierte en nuestro corazón, el deseo de ser una iglesia cercana y misericordiosa.

AvatarDebany Valdes2 septiembre, 2020
Pag.-14-2.jpeg
6min104

El 24 de julio el Pbro. Jorge Alberto Rodríguez Urbina a sus 34 años de edad, fue ordenado sacerdote por manos de Mons. Rogelio Cabrera López, en la comunidad parroquial de la Santa Cruz en Monterrey.

 

El Padre Jorge es el último de los 4 diáconos transitorios, de su generación, en ser ordenado en tiempos de pandemia; una situación tan distinta, pero a la vez tan especial y llena de esperanza, pues en medio de angustia y preocupación un rayito de luz podíamos ver al tener a un nuevo Pastor para nuestra Iglesia.

“Dios me llamó al camino de él por medio de mis amigos” hasta los 19 años el Pbro. Jorge recibió su llamado a la vida cristiana principalmente, tras mucho tiempo de haber dejado de cuidar y formar su fe. Fue entonces que conoció el amor de Dios por medio de sus amigos y del grupo juvenil, en la misma comunidad que años después se convirtió en el recinto de su ordenación sacerdotal.

En algunas ocasiones hemos visto o escuchado que el testimonio arrastra, y en este caso, no fue la excepción. El Pbro. Roberto Ibarra y el Pbro. Gerardo Basaldúa con su cercanía a la gente y con la alegría que ambos demostraban a su comunidad fueron quienes sembraron la inquietud por el sacerdocio en la vida de Jorge, quien no tenía ni la más remota idea de qué tenía Dios preparado para él.

La Familia siempre tendrá un valor importante en cualquier historia y es que el Padre Jorge tuvo la bendición de ser quien acercara a sus padres, a sus hermanos y a sus sobrinos a esta vida de fe; ninguno de ellos imaginaba que aquel joven trabajador y apasionado por los deportes sería elegido por Dios para el ministerio sacerdotal.

Jorge declaró cuál era su sentir antes de su ordenación en una entrevista para el Canal Digital Arquidiocesano y dijo “Es un agradecimiento a Dios porque siento que él no se ha equivocado de que me haya elegido, y pues obviamente esta elección que él ha tenido, pues me llamó no solamente para decir que soy sacerdote, sino también para decirle al pueblo que Dios nos ama y que podemos estar cerca de él”.

 

Se llegó el día más importante después de 10 años de preparación, el ahora Padre Jorge se encontraba muy nervioso, pero listo y contento para ser ingresado al orden del presbiterado de la Arquidiócesis de Monterrey.

 

Aun cuando el momento no era el “mejor” por cuestiones de la pandemia, El Padre Jorge consideraba que este no dejaba de ser un tiempo de Dios, “Un tiempo en el que Dios me ha mostrado su misericordia y que en esa misericordia que ha tenido para conmigo, es también una invitación que me hace para que yo pueda dar la misericordia al pueblo de Dios”.

 

Mons. Rogelio, Arzobispo de Monterrey, durante la celebración brindó un mensaje para iluminar el ministerio del sacerdocio, que Jorge estaría por recibir, repitiendo las palabras providentes de Dios en el libro de Jeremías: “Les daré Pastores según mi corazón” y le invitó a tener siempre un corazón tierno, manso y humilde como un buen sacerdote que no pide tratos privilegiados, sino que siempre está pendiente del pueblo que lo necesita.

Al finalizar la misa, en donde estuvieron presentes su familia, algunos sacerdotes y un grupo reducido de amigos, se encomendó al neosacerdote Pbro. Jorge Alberto como vicario de la Parroquia Sagrada Familia en Guadalupe N.L.

 

AvatarDebany Valdes2 septiembre, 2020
papa-francisco.jpeg
7min100

La pandemia ha dejado al descubierto la difícil situación de los pobres y la gran desigualdad que reina en el mundo. Y el virus, si bien no hace excepciones entre las personas, ha encontrado, en su camino devastador, grandes desigualdades y discriminación. ¡Y las ha incrementado!

 

Por tanto, la respuesta a la pandemia es doble. Por un lado, es indispensable encontrar la cura para un virus pequeño pero terrible, que pone de rodillas a todo el mundo. Por el otro, tenemos que curar un gran virus, el de la injusticia social, de la desigualdad de oportunidades, de la marginación y de la falta de protección de los más débiles. En esta doble respuesta de sanación hay una elección que, según el Evangelio, no puede faltar: es la opción preferencial por los pobres (cfr. Exhort. ap. Evangelii gaudium [EG], 195). Y esta no es una opción política; ni tampoco una opción ideológica, una opción de partidos. La opción preferencial por los pobres está en el centro del Evangelio. Y el primero en hacerlo ha sido Jesús; lo hemos escuchado en el pasaje de la Carta a los Corintios que se ha leído al inicio. Él, siendo rico, se ha hecho pobre para enriquecernos a nosotros. Se ha hecho uno de nosotros y por esto, en el centro del Evangelio, en el centro del anuncio de Jesús está esta opción.

 

Todos estamos preocupados por las consecuencias sociales de la pandemia. Todos. Muchos quieren volver a la normalidad y retomar las actividades económicas. Cierto, pero esta “normalidad” no debería comprender las injusticias sociales y la degradación del ambiente. La pandemia es una crisis y de una crisis no se sale iguales: o salimos mejores o salimos peores. Nosotros debemos salir mejores, para mejorar las injusticias sociales y la degradación ambiental.

 

Hoy tenemos una ocasión para construir algo diferente. Por ejemplo, podemos hacer crecer una economía de desarrollo integral de los pobres y no de asistencialismo. Con esto no quiero condenar la asistencia, las obras de asistencia son importantes. Pensemos en el voluntariado, que es una de las estructuras más bellas que tiene la Iglesia italiana. Pero tenemos que ir más allá y resolver los problemas que nos impulsan a hacer asistencia. Una economía que no recurra a remedios que en realidad envenenan la sociedad, como los rendimientos disociados de la creación de puestos de trabajo dignos (cfr. EG, 204). Este tipo de beneficios está disociado por la economía real, la que debería dar beneficio a la gente común (cfr. Enc. Laudato si’ [LS], 109), y además resulta a veces indiferente a los daños infligidos a la casa común. La opción preferencial por los pobres, esta exigencia ético-social que proviene del amor de Dios (cfr. LS, 158), nos da el impulso a pensar y a diseñar una economía donde las personas, y sobre todo los más pobres, estén en el centro.

 

Y nos anima también a proyectar la cura del virus privilegiando a aquellos que más lo necesitan. ¡Sería triste si en la vacuna para el Covid-19 se diera la prioridad a los ricos! Sería triste si esta vacuna se convirtiera en propiedad de esta o aquella nación y no sea universal y para todos. Y qué escándalo sería si toda la asistencia económica que estamos viendo —la mayor parte con dinero público— se concentrase en rescatar industrias que no contribuyen a la inclusión de los excluidos, a la promoción de los últimos, al bien común o al cuidado de la creación (ibid.). Hay criterios para elegir cuáles serán las industrias para ayudar: las que contribuyen a la inclusión de los excluidos, a la promoción de los últimos, al bien común y al cuidado de la creación.

 

Si el virus tuviera nuevamente que intensificarse en un mundo injusto para los pobres y los más vulnerables, tenemos que cambiar este mundo. Con el ejemplo de Jesús, el médico del amor divino integral, es decir de la sanación física, social y espiritual (cfr. Jn 5, 6-9) —como era la sanación que hacía Jesús. Que el Señor nos ayude, nos dé la fuerza para salir mejores, respondiendo a la necesidad del mundo de hoy.

 

Papa Francisco

AvatarDebany Valdes2 septiembre, 2020
Pag.-12-1.jpg
7min115

Una opción para responder a la Conferencia del Episcopado Mexicano

del 29 de junio del 2020

“ABRAZAR A NUESTRO PUEBLO EN SU DOLOR”

Es a propósito de este Documento Episcopal, que SomosUnoMx quiere hacerse presente en este mes de la Patria.  México nos necesita hoy más que nunca, a ti, a mí y a cada ciudadano; hoy es momento de responder unidos a nuestro compromiso ciudadano, al que somos invitados, textual:

“Como Pastores nos incumbe impulsar y motivar la participación ciudadana, informada y crítica a la luz de la Doctrina social de la Iglesia.  No dejaremos de promover que la sociedad civil contribuya con su parte a la promoción del bien común, de manera pacífica, ordenada y responsable.” Punto 4

Haciendo eco a la exhortación hecha en dicho documento: “Solo si estamos unidos y haciéndonos cargo los unos de los otros podremos superar los actuales desafíos globales y nacionales”.   SomosUnoMx aspira a unir y sumar no solo a personas sino a grupos, organizaciones, y/o asociaciones civiles para que con respeto, tolerancia y de manera pacífica, logremos integrar una gran red de fuerza ciudadana, una coalición que capaz de dialogar, de participar y buscando el bien común, se comprometa, informe, impacte y cree conciencia, en concordancia a “… es momento de generar espacios de encuentro, diálogo y consensos sociales, económicos y políticos: gobiernos, sociedad, iglesias, empresas, medios de comunicación, organizaciones de la sociedad civil, comunidades e instituciones de todo tipo, estamos llamados a manifestar desde nuestras respectivas misiones, nuestro compromiso común por la vida, la justicia, la solidaridad, la subsidiariedad, y el cuidado de nuestra «casa común». Punto 6

 

Coincidimos y afirmamos que, en este momento, la unión es apremiante, “…exhortamos a eliminar todo discurso que promueva el odio, la división, la exclusión y que ahonde en la separación, fragmentación y rencor social.” Punto 4   A la fecha SomosUnoMx ha integrado centenares de personas a nivel nacional y unidos en confluencia tenemos objetivos de nación claros y puntuales:

  • Preservar nuestros valores, entre ellos la familia y el derecho a educar a nuestros hijos, “Las familias merecen ser reconocidas no solo como célula básica de la sociedad,…” Punto 1

“En este sentido, los valores de las familias mexicanas, que llevan a la reconciliación, a la solidaridad y a no decaer en la esperanza, habrán de ser protegidos y jamás vulnerados.” Punto 1

“…La promoción de la educación, en sus diferentes niveles, es una de las tareas principales del Estado, que no puede reducirse tan drásticamente con argumentos de austeridad.” Punto 5

  • Cuidar la salud de todos La pandemia ha evidenciado en nuestro país la necesidad de fortalecer el sistema de salud…” Punto 1
  • Defender las Instituciones Gubernamentales, nuestra libertad, la democracia y el Estado de Derecho y como no podría estar mejor dicho, incluimos textual los siguientes puntos:

– “El Papa Francisco ha insistido en el diálogo como herramienta indispensable para promover el bien común, el fortalecimiento de las instituciones democráticas y el respeto al Estado de Derecho”. Punto 4

– “Es obligación del Estado hacer efectiva la justicia que implica la seguridad de los ciudadanos, el castigo a los culpables de la violencia y del crimen organizado, sin hacer excepciones en la aplicación del Estado de Derecho. Corrupción e impunidad son un binomio que caminan de la mano,…” Punto 3

– “Ante la proximidad del inicio de los procesos electorales de 2021, la Iglesia hace un llamado al pueblo de México y a todos los actores políticos y sociales responsables, para que se fortalezcan las instituciones autónomas del Estado, en especial el Instituto Nacional Electoral,…”   

“Solamente cuidando con esmero la autonomía de estos organismos se tendrá la certidumbre necesaria para que la voluntad del pueblo sea respetada al momento de definir quién debe acceder a los cargos de elección popular” Punto 4                                                                              

Con gran esperanza, fe y confianza en nuestros corazones te invitamos a manifestar tu amor por México, solo unidos y participando veremos la luz al final del camino.

AvatarDebany Valdes2 septiembre, 2020
pag.-11.jpg
8min89

Santa María de Guadalupe une a 2 pueblos irreconciliables

El 8 de noviembre de 1519, en el encuentro de 2 hombres tan distintos, se dio también el encuentro de 2 grandes culturas occidentales hasta ese entonces: Hernán Cortés, que representaba al Pueblo español y Moctezuma, emperador azteca. Ambos tenían de qué enorgullecerse, pues los españoles tenían como rey al mismo Emperador de Europa, ya que Carlos I, rey de España, pasó a ser tiempo después, Carlos V, emperador de Alemania.

 

En ese entonces España tenía el control naval de Europa. A finales del siglo XV y a principios del siglo XVI, España era toda una potencia. Por otra parte, en Mesoamérica, los Aztecas ampliaron su Imperio a finales del siglo XV y lo consolidaron a principios del XVI. La mayoría de los pueblos mesoamericanos estaban sometidos a los aztecas. Así que Moctezuma, llegó a ser el Emperador con mayor extensión de todos los pueblos prehispánicos.

 

Sin embargo, a partir del 13 de agosto de 1521, los aztecas quedaron sometidos al reino español. Pocos meses antes de la conquista, los españoles trajeron enfermedades letales a América, tales como la viruela, el sarampión y otras más. Mismas que fueron factor decisivo para la conquista.

 

Después de haberse derramado tanta sangre desde 1519 hasta 1521 y, de someter a los hijos del sol, aquellos que se creían los responsables de la armonía de todo el universo, todo se vino abajo, la llamada “gran depresión” dominó al pueblo vencido: les fueron quitadas sus tierras, abusaron de sus mujeres y se dieron toda clase injusticias. El sometimiento español hacía prácticamente imposible el mestizaje como respuesta ante tanta muerte. En ese tiempo, como lo afirman algunos frailes historiadores, los niños mestizos morían de hambre o simplemente eran arrojados a los montes, pues ni los españoles se hacían responsables de esos hijos que habían engendrado en la batalla, ni los indígenas los querían por considerarlos fruto de violación.

 

¿Cómo pensar en el resurgimiento de una Nación que se está muriendo? Ni los buenos españoles, ni los frailes que fueron llegando a México tenían la solución de lo inevitable. Poco a poco empezaron a llegar a México los evangelizadores franciscanos. Primeramente, los enviados por Carlos V en 1523: Pedro de Gante y otros 2 más. En 1524, el Papa Clemente VII envió a 12 frailes franciscanos. Después llegaron los dominicos. Pero fue tan frustrante el inicio de la evangelización que algunos frailes se regresaron a España y otros ya informaban al primero Obispo de la ciudad de México que deseaban regresarse a sus tierras por las pocas conversiones y lo devastado que estaban algunos pueblos, como lo informa el mismo Fray Juan de Zumárraga a Carlos V en 1529. La situación se puso aún más grave cuando estos mismos frailes, en su desconocimiento de la cultura indígena, al ver que los nativos de estas tierras adoraban ídolos que parecían demonios, les decían que sus ancestros estaban en el infierno por haber sido adoradores de satanás. Sin saber que una de las realidades más valiosas para los indígenas eran los antepasados, los abuelos, los ancestros.

 

Entonces, ¿No hay futuro para estos pueblos mesoamericanos?

 

El Acontecimiento Guadalupano vino a cambiar totalmente la realidad tanto social como religiosa en estas tierras. Lo sucedido del 9 al 12 de diciembre de 1531 vino a ser el detonante de algo nuevo. Antes de ser colocada la Imagen impresa de nuestra Señora de Guadalupe en la Ermita del Tepeyac el 26 de diciembre de 1531, ya eran cientos los que se acercaban a la Iglesia Mayor (donde ya había sido colocada por el mismo Obispo) para contemplar y leer la Imagen como un códice. Incluso, en la misma procesión de ese 26 de diciembre, los indígenas entonaron cánticos relacionados al evento guadalupano. Meses después del evento, el Obispo Fray Juan de Zumárraga partió para España entre marzo y mayo de 1532 para responder a las acusaciones que le hizo la Primera Audiencia. En 1533, en ausencia del Obispo, los mismos pobladores de Cuauhtitlan, agrandaron la Ermita por ser insuficiente para la cantidad de personas que asistían.

 

Nos informa Fray Toribio de Benavente “Motolinia” que para 1540 ya se contaban más de 9 millones de indígenas conversos. Nunca había sucedido tal evento en la historia de la Iglesia. Para 1556, el segundo Arzobispo de México, Don Alonso de Montúfar, construyó una nueva Ermita, pues, la construida por su predecesor ya presentaba deficiencias en la construcción.

 

Nos informa también Fray Bernardino de Sahagún que llegaban indígenas no sólo por cientos, sino por miles para solicitar el bautismo y más aún, venían de tierras que ellos desconocían y sin ser empujados o forzados. La fe cristiana en México vino a tener una proyección tan grande que para finales del siglo XVII podemos encontrar prácticamente un México católico, entre españoles, criollos y mestizos. Ante un México que estaba prácticamente desaparecido, surgió, y con nuevas fuerzas, un México más fuerte y unido entre 2 pueblos que en un inicio eran irreconciliables. La Madre de Dios, la Patroncita celestial, la Morenita del Tepeyac, hizo posible lo imposible y de sus manos amorosas surgió lo que hoy conocemos el Pueblo mexicano. Es por esto que para el mexicano, ser guadalupano, es algo esencial.

 

AvatarDebany Valdes2 septiembre, 2020
EDUCACION-EN-PANDEMIA.jpg
6min135

En los próximos días, estudiantes, profesores, padres de familia, personal de apoyo, personal administrativo, directivos de todos los niveles educativos vamos a vivir un reto sin precedentes derivado de la pandemia que sufre el mundo entero; ante el confinamiento nos vemos obligados a reinventarnos en muchos ámbitos, principalmente en la educación; por lo que en esta “nueva normalidad” hay varios desafíos importantes que habrá hacerles frente de la mejor manera posible.

Según la UNESCO, en la actualidad hay más de 156 millones de estudiantes que se encuentran sin asistir a clases presenciales en el mundo. Los países han tenido que implementar diversas estrategias para asegurar la continuidad de los aprendizajes, y México no ha sido la excepción. Uno de los principales problemas que acechan a las familias son derivados al acceso a la internet y a no contar con uno o varios aparatos de computación y se adiciona un problema más; la analfabetización tecnológica, problema que se ha trabajado en el sistema educativo, sin embargo ésta situación vino a dejar en evidencia la necesidad de educarnos en materia tecnológica.

Las instituciones educativas como parte de su responsabilidad social deben de disponer de material y contenidos en la web, el uso de medios masivos de comunicación para transmitir contenido, la utilización de plataformas digitales de aprendizaje y el envío de material pedagógico a los hogares son algunas alternativas que pueden ayudar a la educación, además de generar acciones que capaciten a maestros en el uso de herramientas digitales para incrementar sus conocimientos y las posibilidades de éxito en la enseñanza y en el aprendizaje de los estudiantes.

El maestro ya no puede pensarse sólo como un transmisor de contenido, sino que debe de ver más allá; ser empático y solidario con el estudiante ya que hoy más que nunca juega un papel muy importante su labor ante el reto de sociabilizar por medio de herramientas digitales y hacer vínculos afectivos a través de una pantalla. Algunas prácticas que ayudaran mucho para iniciar las clases virtuales, a distancia, mixtas o híbridas en los distintos niveles educativos son: marcar los objetivos en cada actividad, los compromisos por parte del estudiante, padre de familia y maestro, la flexibilidad en las estrategias, marcar normas, tiempos y formas de entrega, el acompañamiento y orientación en el desarrollo de las actividades antes, durante y al finalizar, una evaluación flexible pero con criterios de aprendizaje y la utilización de herramientas tecnológicas.

Por otro lado el estudiante debe aprender a conocer sus habilidades, debilidades y manejar adecuadamente la tecnología, formarse hábitos, tener una actitud positiva, comprometerse con lo establecido, planear su día como si fuera a ir a la escuela, ponerse metas, no saltarse las comidas para un mejor rendimiento, marcarse tiempos para realizar tareas, e inclusive hacer una lista de lo que se aprendió y de lo que no para estudiar, investigar en internet en fuentes confiables o aplicaciones acerca de los contenidos, preguntar al maestro dudas y llevar un diario, son algunas recomendaciones que pueden tomar en cuenta para el regreso a clases.

Por último, todas estas nuevas experiencias nos pueden servir a todos para demostrarnos que tenemos la capacidad para adquirir muchas competencias y nuevas formas de aprender a aprender, es indispensable contar con experiencias de los maestros y expertos ante lo que pueda surgir en el día con día, esto permitirá ampliar las formas de trabajar la enseñanza y de evaluar para mejorar el quehacer educativo, no olvidemos centrarnos en el estudiante, en su bienestar y en sus aprendizajes asegurando que nadie se quede atrás por ningún motivo.

Hay que aprender a convivir en esta nueva forma de vida y ser solidarios con los demás ante las adversidades, poner todo nuestro amor, pasión y compromiso como seres humanos y como actores en el sistema educativo en este reto que enfrentamos juntos en comunidad, será un proceso lleno de aprendizajes y sobre todo con la gratificación de que el trabajo en conjunto generará ciudadanos comprometidos con el prójimo.

AvatarDebany Valdes2 septiembre, 2020
PAG.-8.jpg
10min118

Saludo a todos con inmensa alegría, soy el Padre Julio Leal de la Parroquia Reina de México. Les comparto un poco mi caminar Vocacional en estos 22 años de Sacerdocio.

Vengo de una familia de 9 hermanos donde ocupo el lugar 5; mi papá Don Raúl Leal Guevara (+) y mamá la Sra. María de Jesús Martínez Gámez.

Mi familia desde que les dije que quería ser Sacerdote me apoyaron, y hasta la fecha, pero ahora con muchos sobrinos y hasta sobrinos nietos que Dios nos ha bendecido con una familia muy unida.

Cuando era niño vivíamos en la Colonia Villa Alegre en Monterrey, territorio de San Gerardo María Mayela, el primer día del Catecismo andaba en la cuadra jugando con mis amigos, tenía 6 años apenas, me invitaron a las clases y de inmediato fui a pedirle permiso a mi mamá, que en ese momento se encontraba lavando porque con 9 hermanos siempre andaba muy ocupada, y hasta la fecha. Lleno de alegría fui al catecismo y vi al Padre Elías Vázquez (+) y le dije que yo quería ser como él, Sacerdote, porque aunque era muy pequeño lo había visto muchas veces en las Misas y le dijo a mi hermana Alma “¡te lo encargo!”. Muchos años después nos vimos ya ordenado Sacerdote y le platiqué la anécdota, situación que le dio mucha alegría, posteriormente celebramos una Misa en la calle donde viví de niño y el Padre Elías recordó tantos momentos con los fieles de San Gerardo, que como Buen Pastor siempre los llevó en su corazón. El Padre Elías fue el primer Sacerdote que le manifesté mi deseo de entrar al Seminario.

Otro Sacerdote que le manifesté mi deseo de entrar al Seminario, fue por medio de una carta al entonces Rector del Seminario el Padre Miguel Ángel Alba Díaz a quien conocí por medio del entonces seminarista, el ahora Padre Marco Antonio Alanís Sánchez, el cual me dio todo el apoyo y me hizo la invitación a venir a Misiones ya que vivía en Puebla; al cabo de unos años regresamos a Monterrey.

Sin duda otros Sacerdotes que me impulsaron mucho con su testimonio y apoyo fue el Padre Lupito Galván, ahora Obispo emérito de Torreón, al cual le dije que quería entrar al Seminario, en ese entonces ya vivía en la Colonia Independencia y pertenecía a la Basílica de Guadalupe donde era párroco el Padre Galván; el 10 de Mayo de 1990 me tocó cantar en la Misa del Papa Juan Pablo II ahora San Juan Pablo II y le dije, a lo que me contestó: “primero voy con el Papa y mañana platicamos”, porque el Padre Galván fue el Ceremoniero en esa Misa del Papa, desde entonces nos dio todo el apoyo, ya que fuimos siete seminaristas los que entramos ese año de la Basílica de Guadalupe. Otro Sacerdote que también nos dio todo su apoyo fue el Padre Santiago Cavazos Almaguer que siguió de Párroco en la Basílica al haber sido nombrado Obispo el Padre Galván, y también contamos con todo su apoyo hasta el día de la Ordenación Sacerdotal y hasta la fecha, igual que el apoyo del Señor Obispo Lupito quien estuvo presente en la Ordenación Sacerdotal y en la Canta Misa.

Sin duda también el testimonio del Padre Monseñor Ochoa fue muy importante en mi vocación.

Otro Sacerdote que en ese entonces siendo seminarista me inspiró mucho fue el Padre Fernando Pérez el cual iba de Apostolado a San Pío X.

Mis Padres Formadores de nuestro muy querido Seminario de Monterrey también tuvieron un impacto muy importante en mi Vocación, por mencionar algunos, el Padre Enrique Flores, el padre Charles, el Padre Armando de León, el Padre Jorge Cavazos mi director espiritual ahora Obispo de San Juan de los Lagos, además de otros sacerdotes que me dieron todo su apoyo como el Padre Jorge Rodríguez Moya y su hermano el Padre Modesto Mario; cómo no hablar también del Padre Gustavo Rodríguez Vega ahora Arzobispo de Yucatán que me dieron todo su apoyo; ya de ordenado Sacerdote mis párrocos como Monseñor Miguel Neftalí González en San Alfonso que fue mi primer “Maestro” como dijo el Arzobispo el Cardenal Suárez Rivera (+) que fue quien nos ordenó sacerdotes al enviarnos al Padre Arturo Martínez y a mí, de Vicarios en San Alfonso: el Padre Miguel es Maestro de Párrocos, y en verdad tenía toda la razón. El Padre Paco Gómez ahora Vicario General del cual siempre recibí al igual que el Padre Arturo Mtz todo el apoyo y testimonio Sacerdotal.

En la parroquia de la Merced el Padre Juan Ángel Acosta también un hombre muy entregado y lleno de Dios. En verdad son muchos los Sacerdotes que me han dado ejemplo de entrega en el Ministerio que sería imposible mencionarlos a todos, pero sin duda han impactado mucho mi vida y mi caminar sacerdotal. Cómo no hablar de todos mis hermanos sacerdotes, en especial de mi generación ya que nos ordenamos 21 Sacerdotes el 15 de Agosto de 1998, hace 22 años; de los cuales el Padre Lupito Rodríguez, que éramos de la Basílica de Guadalupe, falleció a los siete años de Ordenado siendo un excelente sacerdote y amigo, también en paz descanse el Padre Mario Tamez, que Dios les dé el premio eterno en el cielo. Les pido una Oración muy especial por mi hermano Sacerdote que está muy delicado el Padre Rogelio Bertaud que a raíz de un accidente está en la Casa Sacerdotal.

Es muy importante mencionar a las Parroquias que son auténticas escuelas para nosotros los sacerdotes con el Testimonio de muchos fieles.

Parroquia San Alfonso María de Ligorio, Parroquia Nuestra Señora de La Merced, Parroquia Sagrado Corazón de Jesús en el Cercado, Parroquia San Juan Nepomuceno y ahora la Parroquia Reina de México donde actualmente soy el párroco por encargo del Sr. Arzobispo Don Rogelio Cabrera López, y comparto el ministerio con el Padre Everardo, Vicario en Reina de México.

Quiero con estas palabras animar a los jóvenes a responder al llamado de Cristo en la Vocación Sacerdotal teniendo a la Virgen de Guadalupe la “Reina de México” como intercesora.

“Hagan lo que ÉL les diga” Jn 2,5

“Tú puedes ser Sacerdote”

“Ven y responde”

AvatarDebany Valdes2 septiembre, 2020
Pag.-6.jpeg
9min158

Tercera parte. Fines del siglo XIX hasta mediados del siglo XX.

 

Continuamos con estos breves apuntes acerca de la historia de la parroquia de Cerralvo, N. L. El mes pasado se reseñó en este mismo espacio el estado del templo en el año de 1874 conforme a la visita que realizó el obispo Francisco de Paula Verea. Antes de avanzar más en nuestro recorrido subrayo que la gran mayoría de la documentación utilizada para estos artículos se encuentra en el Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Monterrey.

  1. VISITA DEL SR. MONTES DE OCA.

En el documento de la visita pastoral del obispo Ignacio Montes de Oca de este año se menciona que él mismo, siendo antes obispo de Tamaulipas, había estado en Cerralvo diez años antes y en aquella visita confirió el sacramento de la confirmación. Él mismo va a aludir a esta visita al hablar de los archivos parroquiales que no están en orden, incluyendo entre los pendientes las partidas de aquellas confirmaciones que no se han archivado adecuadamente. El obispo Montes de Oca señala que la parroquia “se encuentra con poca diferencia cómo la halló” el obispo Verea; y al señor cura “le ordenó y le ordena que vuelva a leer despacio y con atención el aviso de visita de 1874”. Una forma muy diplomática de confirmar que era casi nulo el avance con respecto al estado de la parroquia.

  1. VISITA DEL SR. JACINTO LÓPEZ.

El prelado visitó Cerralvo el 2 de febrero y encuentra en estado preocupante, por decir lo menos, la parroquia y sigue haciendo alusión a la visita del obispo Verea. Por citar sólo un ejemplo: al revisar el archivo se señala “desde septiembre de 1886 no se ha asentado (…) ninguna de las circulares (…) S. S. Ylma. vio con gran dolor tan notable descuido”.

Se realiza la visita de una manera minuciosa y al acabarla se concluye el acta con las siguientes líneas que no dejan duda de la impresión que se llevó el obispo: “Se retira S. S. Ylma. (…) con el sentimiento de ver que después de 16 años no se ha reparado por completo el templo parroquial y que no se han cumplido muchas de las disposiciones que dictó el Ilmo. Sr. Verea (…) motivo por el cual guarda un estado triste y miserable la Iglesia y sus paramentos; ni (hay) alfombras para sus altares fuera de unas viejas y sucias que ninguna persona usaría en su casa”.

En este auto de visita pastoral se señala que la parroquia tiene techadas tres partes, pero faltan dos por techar y le pide al párroco que añada profundidad al templo y que en esta nueva ampliación se coloque el presbiterio.

  1. CAMBIO DE PÁRROCO.

Seguramente por la pésima impresión que se llevó el Sr. López, a los pocos meses cambió al párroco, esto en el mes de octubre del mismo año. Con ocasión de este cambio se realizó un inventario del cual sólo destacamos que se menciona que en la torre había cuatro campanas “dos buenas y dos reventadas”.

  1. REGRESA EL SR. LÓPEZ.

Preocupado seguramente por lo que había visto cuatro años antes, el obispo regresa a Cerralvo pero lo que ahora verá lo dejará más que satisfecho “el empeño, eficacia y buen éxito con que el actual cura (…) ha proseguido la reconstrucción del templo (…) ha concluido el cañón de la Iglesia con el aumento que entonces se indicó” aquí curiosamente utilizó la palabra cañón para referirse seguramente al techo de terrado. Continuemos con el acta de la visita: “Ha hecho nuevo el altar mayor aunque falta estucarse y dorarse (…), ha compuesto la torre que al parecer amenazaba ruina y al presente se halla firme y hermosa”.

Con este panorama más amable dejamos atrás el siglo XIX.

  1. INVENTARIO.

Este inventario nos detalla el estado del templo y su patrimonio. Nos da una idea exacta de cómo era y de lo mucho que ya no ha llegado a nuestros días. De entre toda la información que nos provee destacamos lo siguiente: el templo cuenta con cuatro altares, un confesionario, el púlpito, una escultura de tamaño natural de Nuestro Padre Jesús (Nazareno), ánforas de plata para guardar los santos óleos, un armonium, una tumba de tres cuerpos para exequias y una urna para el santo entierro. Además, se contaba con un fierro para hacer hostias “con sus recortes adecuados”. Por último, se describe la casa cural contigua a la sacristía, la casa estaba compuesta de dos piezas y dos tejabanes. Entre otra mucha información más.

  1. INVENTARIO.

Cuatro años más tarde se vuelve a hacer un inventario muy similar al anterior dónde sólo se dan algunos otros datos como por ejemplo que el templo aún tenía pavimento de madera y que en el muro del presbiterio había una pequeña alacena incrustada dónde se guardaban las ánforas de plata de los santos óleos.

  1. INVENTARIO.

De un cuarto de siglo después otro inventario nos habla ya del altar mayor “con gradas de granito”, en él un “camarín de madera con imagen de talla de San Gregorio Magno”. En la imagen adjunta se puede apreciar el altar mencionado. La torre contaba entonces con dos campanas grandes y dos medianas. Por último, subrayamos que se contaba con un papalote y un tinaco al servicio de la parroquia.

Cuatro años más tarde el Padre Pablo Ponce pide permiso al Arzobispo Alfonso Espino el 11 de diciembre para que sean bendecidas dos campanas reformadas.

El próximo mes concluiremos con la reseña de esta antigua e importante parroquia.


Sobre nosotros

Somos el periódico católico oficial de la Arquidiócesis de Monterrey; en comunión con la misma y con el resto de los medios de comunicación católicos, enfocamos nuestros esfuerzos a ser la voz de la Iglesia en Monterrey.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS



Últimas publicaciones



Suscríbete a nuestro boletín







Categorías