TIEMPO DE ORACIÓN, UNIDAD Y SOLIDARIDAD

Mons. Rogelio Cabrera López

Todas las medidas a causa del coronavirus, fueron tomadas en un proceso de reflexión y buscando en todo momento el bienestar de la comunidad, no para crear pánico o confusión, sencillamente hemos observado como es debido las disposiciones que también las autoridades correspondientes han expresado.

Si bien, no se podrá participar de manera presencial en la Santa Misa, no debemos olvidar que hoy tenemos la bendición de poderlo hacer a través de los medios de comunicación y las redes sociales esto antiguamente hubiera sido imposible.

Ya en alguna otra ocasión se han celebrado misas, sin la presencia de los fieles y esto está previsto en los mismos libros litúrgicos.

Este tiempo debe ser una oportunidad para reforzar los lazos de unidad en nuestras familias, somos conscientes de las complicaciones que el cambio de actividades puede provocar, pero recordemos que todo en la vida debe ser visto como una buena ocasión para crecer como personas en el diálogo y la convivencia.

Para los fieles católicos es importante que no dejemos de unirnos en la oración, confiando en que el Señor siempre escucha a sus hijos, recurriendo a la valiosa intercepción de la Virgen del Roble patrona de nuestra Arquidiócesis quien ha protegido a nuestra ciudad desde hace muchos años.

Sigamos unidos en la oración, pidiendo a nuestro Señor, que nos conceda la paciencia necesaria para aprovechar este tiempo en nuestros hogares.

Considero que este tiempo, es una oportunidad para hacer de nuestras familias, verdaderas iglesias domesticas, donde se haga oración y se comparta el pan de todos los días.

Este tiempo de privación de convivencia, este tiempo de privación de nuestras tareas ordinarias, espero yo, que sea tiempo de oración, tiempo de unidad y tiempo de solidaridad. 

Por su puesto, nuestro deseo y nuestro sueño, es que las cosas no vayan a hacerse graves, lo que nosotros queremos es prevenir, y cuando se previene puede sonar exagerado, pero es necesario exagerar para que no se propague el virus y mucho menos suceda algún deceso.

Todos estamos en riesgo, todos debemos de cuidar unos por otros.

Mons. Rogelio Cabrera López

Arzobispo de Monterrey


Sobre nosotros

Somos el periódico católico oficial de la Arquidiócesis de Monterrey; en comunión con la misma y con el resto de los medios de comunicación católicos, enfocamos nuestros esfuerzos a ser la voz de la Iglesia en Monterrey.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS



Últimas publicaciones



Suscríbete a nuestro boletín







Categorías