Edición julio 2018

JUGADA_Fotor.jpg
5min129

El pasado 8 de julio se llevó a cabo el torneo deportivo “La jugada del año” el cual tuvo su primera edición en el año 2005 en el Seminario menor de Monterrey, en esa ocasión participaron 12 decanatos y las disciplinas eran futbol, basquetbol, y vóleibol siendo en ese momento el sacerdote asesor diocesano y responsable de la Pastoral Juvenil el Pbro. Héctor Mario Pérez Villarreal y las premiaciones eran para los primeros 3 lugares de cada disciplina en la rama varonil y femenil. Es importante mencionar que se han tenido distintas sedes donde se ha realizado este torneo diocesano, esto con la finalidad de aprovechar mejor los espacios, y la participación de los muchachos. Las sedes han sido: Seminario Menor (San Pedro), Seminario Mayor (Juárez), Colegio de la Salle (Col. Chepevera) y la UDEM. Los premios otorgados han sido: Trofeos para el equipo campeón, lugares en los camiones para la peregrinación al cerro del cubilete, reconocimientos y actualmente las medallas para los jugadores.

Conforme ha pasado el tiempo “La jugada del año” ha sido una actividad que motiva a los jóvenes y adolescentes a su participación y ha creado entre las parroquias la convivencia y fraternidad, pues han logrado una mejor coordinación al realizar este evento en cada uno de los decanatos, esto con el fin de que cada decanato inscriba a su equipo representativo en el torneo diocesano. Buscando dar la importancia no solo a lo deportivo y viendo la necesidad de motivar a los jóvenes a conocer la palabra de Dios, hace cuatro años se inició el torneo bíblico el cual consiste en que los participantes de cada decanato se preparen en base a una guía para ser cuestionados con preguntas de personajes, citas, hechos y enseñanzas de la Biblia, en una especie de juego semejante al de “100 mexicanos dijeron”. Conforme participan contra otro decanto se van dando las eliminaciones hasta enfrentarse los dos decanatos mejor preparados; y como se ha recibido una repuesta favorable a ésta competencia el año pasado se implementó el torneo catequético en el cual consiste en conocer las cuestiones básicas de nuestra fe católica y la metodología de juego es similar al torneo bíblico. En este año se espera mayor participación de los jóvenes ya que se está impulsando y motivando el protagonismo juvenil en la Iglesia por ser este el año de la juventud y además porque se ha visto muy buena respuesta en los encuentros de zona pastoral con nuestro Arzobispo. Las disciplinas en que los muchachos que conforman la Pastoral Juvenil podrán participar son: vóleibol, futbol y basquetbol cada uno en su rama varonil y femenil y en categoría de adolescentes (13 a 16 años) y la categoría juvenil (mayores de 17 años). Además en el torneo bíblico y catequético que son equipos mixtos.

Las premiaciones a recibir de parte del equipo organizador y entregadas por nuestro asesor diocesano el Pbro. José Esteban Martínez Sauceda, son medallas para los integrantes de los equipos campeones, reconocimiento a la participación de cada uno de los decanatos y este año por primera vez se dará un trofeo al decanato campeón el cual se obtendrá al hacer la suma de puntos de todos sus equipos inscritos.

Por último es importante mencionar que esta actividad siempre se inicia con la C e l e b r a c i ó n Eucarística, y que los muchachos antes de cada partido ofrecen su esfuerzo a Dios haciendo oración, además se pide a los participantes mostrar en ellos los valores de un joven enamorado de Cristo, y que siempre haya respeto, paz y fraternidad en todos los partidos.

FERNANDO.jpg
3min129

El 8 de Mayo de1972, el sacerdote Italiano don Stefano Gobbi participó en una peregrinación a Fátima y estando en la capilla de las Apariciones, ruega por algunos sacerdotes que, además de traicionar a su vocación, intentaban formar una asociación rebelde a la autoridad de la Iglesia. Una fuerza interior le mueve a tener confianza en el amor de María. La Virgen, sirviéndose de él, como humilde y pobre instrumento, el Padre Gobbi reunirá a todos los sacerdotes que acepten la invitación a consagrarse al Corazón Inmaculado de María, para unirse firmemente al Papa, a la Iglesia y para atraer a los fieles al seguro refugio de su Corazón maternal y así vivir dignamente su sacerdocio unidos a Nuestro Señor.

Es un movimiento que acoge a todos los sacerdotes, diocesanos y religiosos, sin distinción de edades nicargos. Se inscriben en él tanto sacerdotes de ánimo sereno o ardiente celo, como los desanimados por fracasos personales o ministeriales. Los cenáculos deben ser ante todo encuentros de oración. Es característico de todos los cenáculos el rezo del santo rosario, se da lectura al mensaje de la Virgen y finalmente se hace la consagración al Inmaculado Corazón de María. Todos los sábados primeros de mes nos reunimos en el sótano de la Basílica de la Purisima Concepción, de 10:00 a.m. a 1:30 p.m.

En el cenáculo se reza el rosario, leemos el mensaje de la Virgen, se administra el sacramento de la reconciliación, al terminar concluimos con la Eucaristía y la Consagración al Inmaculado Corazón de María. Para mayor información ver la pagina de Facebook Movimiento Sacerdotal Mariano Monterrey

Captura-de-pantalla-2018-07-09-a-las-12.46.30.png
5min124

Hoy en día vivimos en un mundo lleno de mucho estrés, preocupaciones, angustias, incertidumbres, prejuicios, injusticias, cero tolerancia y poco a poco nos vamos desgastando, hay ocasiones en que vivimos para trabajar, en vez de trabajar para vivir.

Hay que agradecer todos los días las bondades que Dios no da y de las cuales muchas son gratuitas, aprendamos a aprovechar nuestro tiempo, y no que el tiempo se aproveche de nosotros. Nunca será suficiente lo que tenemos, siempre queremos más, es por eso que no podemos soltar de nuestras manos la vida, la familia, los amigos, la naturaleza, y recordar que todo es gratuito, hay que valorar lo que tenemos para que el día de mañana no valoremos lo que perdimos.

Es por eso que te damos seis tips para aprovechar tu tiempo libre en estas vacaciones acompañado de tu familia.

  1. Olvídate de la tecnología Es importante que dejemos a un lado la tecnología (WhatsApp, Facebook, Instagram, Twitter y Skype, entre otros) poco a poco la tecnología ha superado a la humanidad, o bien, la humanidad no ha aprendido a usarla.
  2. Organizar Salidas Hay muchas atracciones en Monterrey que son gratuitas y muy céntricas (Macroplaza, Parque Fundidora, Paseo Santa lucía, Museo de Historia Mexicana y Parque Niños Héroes, entre otros) ¡El metro te lleva!
  3. Picnic Elegir un parque aledaño a la colonia y distribuir tareas a cada uno de los miembros de la familia para preparar el picnic (mantel, comida sencilla, agua, sombrilla, etc.) y claro el balón de fútbol de tu equipo favorito.
  4. Ver películas o series No es necesario ir al cine si podemos tenerlo en casa (elegir una película clasificada a todo público) y podamos tener una convivencia sana comiendo unas ricas palomitas, acompañado con su refresco.
  5. Gozar una cena familiar Hay que darnos el tiempo para cenar en familia y aprovecharlo al máximo, sin discusiones, pleitos y sobre todo apagando el televisor. Y como todo un buen regio ¿por qué no?, una rica y suculenta carnita asada.
  6. Competencia Deportiva  ¿Cómo andamos en nuestra condición física? ¡Listos para tu reto exatlón o 4 elemento familiar! Este actividad es súper divertida porque participan todos los miembros de la familia formando dos equipos (cuerdas, botellas, pelota, barra de obstáculos, etc.) y todo esto lo tenemos en casa y es gratuito.  

Las mejores cosas de la Vida son gratuitas, Sonríe, vive, goza, disfruta, escucha, ayuda, canta, abraza, besa, ama y vive tus vacaciones en familia.

Si quieres ser feliz aprende a disfrutar de las cosas más simples. No se trata de simular estar juntos, sino de disfrutar en familia.

Cuando la familia se une todo es mágico es disfrutar de un momento de felicidad que jamás olvidaremos.

Gracias, Padre Dios por la vida, un regalo que viene de ti,

Reconocemos desde lo más profundo de nuestro corazón tu infinito

Amor y misericordia, ayúdanos a

Trabajar juntos como familia y que aprendamos a hacer

Uno solo, para que podamos mirar como tú miras,

Ilumínanos Dios, con tu espíritu y con

Tu mano providente, guíanos y

Obra en nosotros como familia, tu plan de Salvación.

Tania Gutiérrez

Captura-de-pantalla-2018-07-09-a-las-12.34.39.png
7min247

Se acerca el 16 de julio, día en que la Iglesia celebra a nuestra Madre Santísima bajo su advocación del Carmen, buen momento para conocer más sobre el origen de esta advocación.

Así como se le llama a nuestra Señora de Lourdes porque se apareció en ese lugar, así nuestra Señora del Carmen lleva este nombre porque fue en el Monte Carmelo donde nació su culto.

Todo empezó allí cuando el profeta Elías, después de haber eliminado a los falsos profetas, hace oración para que vuelva a llover. En la nubecilla que subía en el horizonte, tuvo conocimiento de la futura Madre del Mesías y los privilegios con los cuales estaría adornada, en especial, su Inmaculada Concepción. El relato de la visión de la nubecilla que Elías hiciera a sus discípulos se transmitió de generación en generación entre los habitantes del Monte Carmelo.

Por eso, parte muy principal de la herencia que dejó este gran profeta a los carmelitas, y por la cual también se le considera su fundador, fue el culto ferviente y constante a la Inmaculada Madre de Dios.

Muy lejos de apagarse en la montaña santa del Carmelo el eco de las primeras alabanzas a la Virgen de la nubecilla, su culto fue creciendo con el correr de los tiempos: primero, entre estos santos ermitaños y luego por toda la cristiandad.

Más tarde se convierte como un torrente en crecida con la entrega del Santo Escapulario a san Simón Stock en 1251, quien fuera general de la Orden, a quien Nuestra Madre le reveló la gran promesa de la preservación del infierno a quien lo lleve a la hora de la muerte dignamente; y luego con los muchos milagros que comenzó a obrar el Señor por medio de este sagrado vestido traído del cielo.

Así, el río del culto a la Virgen del Carmen se trocó en un inmenso mar. Y a ese mar van a desembocar los ríos tributarios de las alabanzas con que se festeja y aclama en nuestros días y en todos los confines del orbe, a la Patrona del Carmelo.

Puede afirmarse, según tradiciones de la Orden, que la Bienaventurada Virgen María fue venerada en el Monte Carmelo, muchos años antes de nacer. Por eso, los carmelitas del mundo entero promueven su devoción, porque es una preciada herencia de sus antepasados este amor a Ella y el agradecimiento por tantas gracias otorgadas a su amada Orden.

¿De dónde viene la palabra escapulario? Del latín scapulae, que siginifica espalda, sobre la que incondicionalmente debe caer una de las dos piezas del santo escapulario.

Y, qué es en sí el santo escapulario? En primer lugar, es un sacramental. Así como el agua bendita y las medallas. Es, por tanto, un objeto de piedad instituido para nuestro provecho espiritual.

El escapulario es el distintivo honrosísimo de los carmelitas. Es la señal bendita de los hijos predilectos de la gran Madre de Dios del Carmelo. Es una insignia sagrada e inquebrantable escudo que nos protege, es canal misterioso por donde nos vienen del cielo gracias sin cuento. Es cable espiritual que lleva a la Virgen del Carmen nuestras súplicas y trae las bendiciones de Dios a nuestras almas. Maravillosa salvaguardia que aminora el sufrir de las almas del purgatorio.

Y para decirlo con las mismas palabras de nuestra Señora del Carmen, cuando entregó el santo escapulario a san Simón Stock: “Es el signo de su confraternidad, el privilegio de los carmelitas, la señal de salvación, defensa en los peligros, alianza de paz y de pacto sempiterno con Ella”.

El santo escapulario nos convida al Cielo: a dirigir nuestros pensamientos, nuestros afectos, nuestro corazón y nuestra alma hacia las cosas del Cielo. Porque como vino del Cielo, tiende a tornar al Cielo.

El uso del santo escapulario fomenta la virtud, porque mueve a la práctica de las virtudes, porque la finalidad y premio de la devoción al escapulario es la imitación de la Santísima Virgen. Si el escapulario es el signo externo de su confraternidad, no por otro medio que no sea la imitación debe procurar la semejanza que la fraternidad exige.

Esto aclara la duda que alguien pudiera tener de pensar, que el santo escapulario sea como una especie de talismán y que se pudiera llevar puesto llevando una vida alejada de Dios, y de todos modos se cumplirían todas las promesas hechas por la Reina del Carmelo, lo cual está muy lejos de ser cierto.

Que nuestra Señora del Carmen nos cubra a todos con su santo escapulario y que nos ayude para que la semilla de la gracia crezca y rinda copiosos frutos de  bendición y santidad en todos nuestros corazones.

Gracias, Madre Santísima del Carmen, por habernos dado un signo de tu protección en tu Santo Escapulario.

Una carmelita descalza

Captura-de-pantalla-2018-07-03-a-las-14.10.18.png
4min299

Recibir y atender a los más pequeños, a los más indefensos, a los más débiles, a los vulnerables, desposeídos y violentados, es recibir a Cristo. “Entre esos débiles, que la Iglesia quiere cuidar con predilección, están también los niños por nacer, que son los más indefensos e inocentes de todos, a quienes hoy se les quiere negar su dignidad humana en orden a hacer con ellos lo que se quiera, quitándoles la vida y promoviendo legislaciones para que nadie pueda impedirlo”. (Exhortación Apostólica ‘Evangelii gaudium’, n. 213).

Conforme a este pensamiento y deseo de Papa Francisco, toda la Iglesia, sin ningún otro motivo más que el de la promoción de la dignidad del ser humano, se mantiene firme en su defensa al derecho a la vida de los niños desde el momento de su concepción. Además de esto, la Iglesia también se ocupa, porque es parte de su tarea, de la promoción de la dignidad de la mujer, sobre todo de aquella que por diversas circunstancias se ha visto indefensa, abusada y tratada con injusticia. Cuando se es pro-vida, no se puede pensar solo en la vida del concebido, sino también en la vida de la mujer embarazada.

¡Salvavemos las dos vidas! Es uno de los gritos en la actual lucha pro-vida. Y es que salvar del aborto al niño todavía no nacido, es salvar a la mujer embarazada de los azares de un futuro incierto y traumático. Y salvar a la mujer embarazada de la soledad y de una decisión precipitada y parcial sobre la personita que se desarrolla en ella, es salvar una vida, la vida de su hijo que todavía no nace. Desarrollar y promover programas pastorales, sociales y de caridad que busquen proveer opciones de vida y acompañamiento a las mujeres embarazadas que rechazan su estado, así como programas dirigidos a la juventud sobre desarrollo humano, educación sexual, paternidad responsable y prevención de la violación y abuso contra las mujeres, debe ser una prioridad en la Iglesia y en la sociedad para hacer frente a la creciente ideología pro-aborto.

Informarse y participar con esperanza en la lucha que muchos hombres y mujeres de fe hacen a favor de la vida es un compromiso y signo profético de la Iglesia hoy. Promover con verdad la dignidad humana con todos sus rostros y circunstancias, es uno de los compromisos de nuestro periódico diocesano Pastoral Siglo XXI. Confiamos plenamente en que Dios nos guía en esta labor.

Pbro. Eliezer Israel Sandoval Espinoza

capi.jpg
18min228

Capillas antiguas XXXI

En la búsqueda, que comenzamos hace ya algunos años, de capillas antiguas en la Arquidiócesis de Monterrey nunca imaginé hasta dónde nos llevaría esta serie de artículos: descubrimientos interesantes e insospechados que enriquecen nuestro patrimonio cultural.

Hace pocos meses conversando con el Dr. Juan Manuel Casas, coautor junto con el Arq. Víctor Cavazos, del libro “Panteones de El Carmen y Dolores” (2009), dialogábamos acerca de esta serie de artículos y pregunté al Dr. Casas si en el panteón de El Carmen en Monterrey algunos de los monumentos familiares habrían tenido originalmente la función de ser capillas y su respuesta fue afirmativa: algunos de los más antiguos y más grandes monumentos funerarios del más bello panteón de la ciudad tuvieron esa función (Ciertamente se excluye en este artículo la capilla principal del panteón que ya había sido objeto de un artículo de esta serie).

Así nos dimos a la tarea de visitar en una ocasión el panteón y dialogar acerca de las características que debería tener un monumento funerario para ser catalogado como capilla y el elemento más esencial, coincidimos, es un altar que, en nuestra búsqueda concreta de capillas antiguas, se trata de un altar preconciliar (adosados a la pared y no en medio de las mismas).

Así me di a la tarea de recorrer todo el panteón en búsqueda de capillas, teniendo siempre en cuenta la característica esencial de estos artículos que es la antigüedad que, si bien ciertamente ha sido considerada de una manera amplia, se ha intentado abarcar solo hasta las primeras décadas del siglo pasado.

Además hay que considerar que, con el paso de las décadas, los monumentos dejaron de ser tan monumentales como al inicio del siglo XX y eso también se vio reflejado en los altares que acabaron cada vez siendo más “simbólicos” y hasta, pudiéramos decir, se redujeron a ser solo repisas en la pared.

Hay que recordar que no son propiedad de la Arquidiócesis, sino son familiares, además hay que recordar que nunca fueron pensadas para el culto público, sino para la celebración de la Eucaristía cuando fuese el momento de recibir un cuerpo, en algún aniversario o alguna otra fecha especial; por eso mismo ninguna tiene sagrario aunque sí poseen un volumen que correspondería al mismo (excepto el de la Beneficencia Española), volumen que fue completado con un “sagrario fijo” de mármol decorado con motivos eucarísticos. Es imposible saber si alguna de ellas sí sirvió efectivamente para el fin de celebrar ahí el sacrificio eucarístico. Ninguna tiene bancas. Los objetos litúrgicos pudieran proveerse de alguna parroquia o, inclusive hay que recordar que, como la familia Rivero, algunas de estas familias tenían capilla en su casa con permiso del arzobispo.

Así las cosas pudiéramos considerar como capillas antiguas el siguiente conjunto de diez.

  1. MAUSOLEO DE MANUEL GARZA GUERRA

Fue un reconocido empresario. Su capilla y mausoleo de estilo neogótico están localizados a la entrada del panteón inmediatamente a la izquierda, es decir, al sur. La capilla tiene capacidad para una docena de personas, posee cristales biselados, además de finas puertas de bronce; como detalle ornamental luce las letras griegas PX, que son las primeras del nombre de Cristo. El hermoso altar de mármol posee una imagen del Sagrado Corazón en un nicho en la parte superior. El pequeño edificio está firmado por “Pedro Pagaya y Cía” artista con sede en “Tacuba, D. F., México”. El terreno alrededor del mausoleo está rodeado de una verja de Vargas hermanos.

  1. FAMILIA RIVERO

Familia de reconocidos empresarios. A la derecha de la anterior, hacia el poniente, está

este hermoso mausoleo y su capilla: “(…) un conjunto muy fino y recuerda las influencias orientales, bizantinas e islámicas que recibió el arte cristiano” (p. 49, las páginas citadas son del libro antes mencionado). Obra del afamado arquitecto Alfred Giles, habría sido concluida la obra en los primeros años del siglo XX “(…) por un documento publicado en 1906 se sabe que ya existía el mausoleo” (p. 121). Arriba de la puerta está un vitral del Sagrado Corazón, en las otras ventanas posee vitrales emplomados; en las puertas posee rejas finas, la capacidad de la capilla sería para una docena de personas, posee un candil antiguo; el altar preconciliar no es contemporáneo al resto del edificio, el mismo posee un espacio para colocar la piedra con el ara. Al exterior remata todo el conjunto una cruz con cuatro brazos hacia los puntos cardinales. La herrería que rodea el terreno es de la Fundición del Carmen.

  1. FAMILIA ARMENDAIZ

Otra conocida familia de empresarios. El mausoleo está localizado a la entrada del

panteón hacia el norte, frente a los dos anteriores. “El mausoleo es un proyecto de Alfred Giles construido por Pedro Cabral aproximadamente en 1901” (p. 187) se trata sin duda de “(…) una de las construcciones más atractivas (…) de El Carmen, por la calidad y finura de sus formas estilizadas y elegantes y por sus vitrales” (p. 45) Efectivamente destacan sus hermosos vitrales: un Sagrado Corazón sobre la puerta, y cuatro ángeles con coronas de flores en sus manos; también destaca la cantera finamente trabajada y las puertas con herrería fina. La capilla tiene capacidad para una media docena de personas.

  1. DR. JESÚS MA. ARGUETA

Médico y diputado fallecido en 1910. El mausoleo y la capilla están localizados entrando al panteón a la derecha siguiendo la misma dirección de la calle Bravo al norte. “Se trata de una pieza capital del patrimonio artístico del panteón del Carmen” (p. 176) Está firmado “Constructores Pedro Pagaya y Ca. Tacuba D. F. Méx.” De estilo neogótico, la puerta principal está coronada por una escultura de una mujer dolorosa que abraza una cruz, tendría capacidad de albergar a una docena de personas. El conjunto está rodeado por una verja perimetral.

  1. GERÓNIMO TREVIÑO

Reconocido militar. Su mausoleo se encuentra hacia el poniente del perteneciente al Dr. Argueta. “(…) soberbia arquitectura hecha de mármol blanco (…)” (p. 230) obra del afamado artista Michele Giacomino fechada en el año 1917. “Se trata de una composición academicista neoclásica donde los detalles y la proporción están cuidados” (p. 119). Arriba de la puerta en el óculo existió un busto del general, pero la pieza artística fue robada hace muy pocos años y se desconoce su paradero. La capilla tiene una capacidad de unas seis personas, es una pena que hoy, toda ella, sea un enorme nido de palomas.

  1. FAMILIA CANTÚ TREVIÑO

A un lado de la anterior hacia el poniente destaca por su belleza esta capilla de cantera de

San Luis elaborada por los “Grandes Talleres de Mármoles Martínez y Massa” cerca del año 1915. La dinastía familiar comenzó con el empresario Manuel Cantú Treviño (1860 – 1913). Este edificio de inspiración neogótica posee en las cuatro esquinas el mismo número de esculturas: una es la representación de la caridad como una mujer con un niño y tres esculturas de ángeles: uno con una trompeta que puede ser el que anuncia el juicio al llegar el momento de la muerte, otro con una cruz (que pudiera representar la fe) y uno más con un ancla además de una estrella sobre su cabeza que pudiera representar la esperanza; estas bellas esculturas son obra de Augusto Massa Rosollini (p. 126).Posee tres emplomados uno con la cita de Jer 14, 9 otro con la de Prov 5, 5 y sobre la puerta uno más moderno con Jn 2, 25. El edificio, en el cual caben una docena de personas, fue diseñado por Felipe B. Martínez (p. 124).

  1. BENEFICENCIA ESPAÑOLA

“Esta asociación tuvo como uno de sus nobles fines dar sepultura cristiana y decente a los

españoles afiliados, o a quien lo solicitara bajo ciertas reglas” (p. 250). Esta asociación construyó este hermoso monumento de estilo neogótico hacia el año de 1926: “Los señores Giacomino y Massa y Cía. Se comprometen a construir una capilla sujetándose a las especificaciones aprobadas de antemano, sobre la cripta que posee la Beneficencia Española en el cementerio de El Carmen de esta ciudad” (p. 253). En la parte superior la capilla es coronada por una cruz con cuatro brazos hacia los puntos cardinales, además el remate está conformado por ángeles. Es de notar que en el luminoso interior hay un altar, pero éste no posee el elemento superior que a modo de “retablo” existe en otros tantos altares (este “retablo” integraría el sitio en el cual se coloca el “sagrario”, los candelabros, etc.) Probablemente sea la capilla con mayor capacidad en el panteón, para unas 30 personas, exceptuando por supuesto la principal localizada frente al acceso principal. Está localizado al norte del anterior, es visible desde el exterior del panteón por la calle de Prolongación Arramberri.

  1. FRANCISCO Y OCTAVIANO ZAMBRANO

Localizado hacia el poniente, yendo por la calzada principal del panteón que conduce a la

pila que está en medio de la calzada, es un monumento inconfundible: “(…) un verdadero palacio de mármol (…) sin lugar a dudas ésta sería la mejor y más grande obra de El Carmen (y de la ciudad)(…)” (p. 119) Obra de Michele Giacomino (1862 – 1938) sería por lo tanto anterior a esta última fecha. Todo el conjunto está rematado por un imponente conjunto escultórico que representa a dos mujeres, vestidas a la usanza de la época, acompañadas por un ángel quien les muestra el camino al cielo, una de ellas es la señora Sara Fernández de Zambrano, quien murió joven en un parto (p. 120). La capilla pudiera albergar a una docena de personas, posee herrería fina en las puertas y una verja alrededor del área del mausoleo. Está en mal estado de conservación.

  1. FAMILIA BORTONI

Yendo hacia el sur desde el anterior: “El mausoleo es una soberbia obra arquitectónica de

Michele Giacomino y Augusto Massa, completamente acabada en mármol blanco” (p. 189) Giacomino murió en 1938 de tal manera que este monumento debe ser anterior a esta fecha. Sobre la puerta hay una escultura del Sagrado Corazón en mármol; posee tres vitrales (del Sagrado Corazón, de san José, de la Virgen del Carmen) y lamentablemente se ha perdido un cuarto vitral. Posee cristales biselados en las puertas, posee capacidad para unas seis personas.

  1. FAMILIA FERRARA

Más al sur desde el anterior por el mismo pasillo. La dinastía fue comenzada por Vicente

Ferrara quien falleció en 1938; este mausoleo “uno de los tres más grandes e imponentes de El Carmen” (p. 195) fue realizado por la firma capitalina FYUSA que tuvo grande actividad en la ciudad “durante las décadas de 1930 y 1940” este mausoleo es el único firmado por ellos en este panteón (p. 115). La capilla y su altar están en el área del sótano donde se encuentran las sepulturas: es el único de esta serie con el altar en la planta inferior. Sobre la puerta principal hay una bella escultura de la Virgen Dolorosa, es de destacar los detalles de la misma como el bellísimo manto que porta. La cubierta del mausoleo pareciera estar inspirado en un altar de la antigüedad romana. Tendría capacidad de albergar a una docena de personas.

OTRAS CAPILLAS

Algunos otros mausoleos probablemente poseen capilla y altar, pero la imposibilidad de

ver al interior dificulta el afirmar que las posean, tal es el caso del mausoleo de la familia Villarreal localizado atrás, es decir al norte, del de la familia Armendaiz. Subrayo que esta lista no se debe considerar exhaustiva. También han sido excluidas de esta lista muchas otras capillas que aunque cuentan con altar preconciliar fueron construidas en épocas más recientes.

Agradezco la colaboración para la realización de este articulo al Dr. José Roberto

Mendirichaga, las familias propietarias del mausoleo Cantú Treviño, al Dr. Juan Manuel Casas y al Arq. Víctor Cavazos.

Las imágenes de las diez capillas se pueden consultar en el Facebook del Centro de Investigación Histórica.


Sobre nosotros

Somos el periódico católico oficial de la Arquidiócesis de Monterrey; en comunión con la misma y con el resto de los medios de comunicación católicos, enfocamos nuestros esfuerzos a ser la voz de la Iglesia en Monterrey.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS



Últimas publicaciones



Suscríbete a nuestro boletín






Categorías