PARROQUIAS ANTIGUAS XV Parroquia del Sagrado Corazón

Por Pbro. Lic. José Raúl Mena Seifert

Parroquia del Sagrado Corazón

Centro de Monterrey

Tercera Parte. Segunda mitad del siglo XX y XXI

Continuamos presentando estas notas acerca de la historia de esta parroquia del centro de Monterrey; en los meses anteriores hicimos ya un recuento de sus orígenes hasta llegar a la mitad del siglo pasado.

1951. NECESIDADES

El 30 de abril de este año el párroco, Juan de Dios Garza escribe al Sr. Arzobispo Guillermo Tritschler, solicitándole disponer de unos fondos parroquiales ya que existe la “necesidad de hacer oficinas y dotarlas de mobiliario (…) y separar la casa de las oficinas”; acerca de la casa señala que “no está acondicionada”. Con respecto del templo señala que había que hacer bancas nuevas y adquirir ornamentos dado que los existentes son “escasos y nada ricos” (Los documentos mencionados en este artículo fueron consultados en el Archivo Histórico de la Arquidiócesis de Monterrey (AHAM)).

SALÓN SAN PÍO X

El mismo párroco dirige una carta al Sr. Arzobispo Espino en el cual expone que la Adoración Nocturna ha venido realizando en esta parroquia sus vigilias generales con mucha incomodidad por las instalaciones insuficientes que tienen a su disposición; además señala la necesidad de edificar un salón que sirva a los grupos laicales el cual sería conveniente que tuviera una capacidad para 300 personas; el mencionado salón se comenzará a edificar al poco tiempo con el nombre de san Pío X, esa aula ahora es la capilla auxiliar localizada al poniente de la sacristía.

PROYECTO DE NUEVA PARROQUIA

En el AHAM existen algunas cartas fechadas en 1967 y 1968 consultando, y casi ya dando por un hecho, la erección de una nueva parroquia en el templo del Perpetuo Socorro, inclusive se intercambian varias comunicaciones comentando cómo quedarían los límites de las parroquias del centro de la ciudad. No hemos encontrado documentación para saber por qué el plan finalmente no se realizó.

1975 INVENTARIO

El 18 de junio de ese año se realizó un minucioso inventario con ocasión de la llegada del P. Rubén Ríos como párroco. En este inventario se mencionan la existencia de 3 campanas en la torre, en el coro alto “el órgano tubular averiado” del cual luego hablaremos posteriormente, además “un armonio viejo”. En la nave del templo se describen las imágenes que vemos hasta el día de hoy, curiosamente no se menciona la imagen de la Virgen del Rosario en la capilla lateral. En la casa se mencionan las áreas disponibles para los sacerdotes incluyendo un, así llamado, “Salón de Música”.

1976 AÑADIDOS AL INVENTARIO

Apenas un año después el P. Ríos saldrá de la parroquia y el inventario de un año antes se actualiza. Ahí se mencionan algunas mejoras como por ejemplo que “Todas las imágenes de la Iglesia acaban de ser restauradas con pintura al óleo y papel de oro”. Además, se menciona que se arregló el armonio descompuesto. Al dejar la parroquia el P. Ríos deja una carta a su sucesor y en ella menciona la urgencia de “(…) un plan de restauración, tanto como para la casa parroquial como para la Iglesia”.

1979 VISITA PASTORAL

Del 4 al 7 de mayo de este año el Obispo Auxiliar Luis Reynoso realizó la visita pastoral a la parroquia. Se hicieron una serie de actas muy detalladas con ocasión de esta visita. Se describen el templo y la casa a lujo de detalles. Por ejemplo, del templo se señala que el órgano tubular “no (está) en condiciones de uso, sólo bien restaurado para decoración y sobre todo como reliquia histórica”. Como resultado de esta visita se conformó un Comité Pro Restauración del templo, en el acta del 6 de junio de ese mismo año se menciona “Tanto los sacerdotes como los seglares manifestaron estar de acuerdo (…) que ya urge (la restauración) desde hace tiempo por estar incómodos por el deterioro del templo”.

MACROPLAZA

Simultáneamente a esta inquietud se estaba gestando otra que traería la completa renovación de la parroquia: el proyecto de la Gran Plaza promovido por el Gobernador Martínez Domínguez. Este magno proyecto incluía la restauración de los edificios históricos sobrevivientes entre los cuales se contaba, por supuesto, esta parroquia que fue restaurada por completo y desde aquellas fechas se ha conservado en buenas condiciones como la conocemos el día de hoy. En el catálogo de Monumentos Históricos del INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia) realizado en el año de 1984 pueden verse algunas imágenes de su restauración a la cual estaba siendo sujeto precisamente en ese año.

ÚLTIMAS ADECUACIONES

Casi a fines del siglo XX el salón san Pío X fue renovado adecuando el espacio para ser ahora una capilla auxiliar a la parroquia, los que fueron los antiguos camerinos bajo el foro son ahora el columbario; con la mudanza del vecindario a otros barrios por las obras de la Gran Plaza, el salón perdió su utilidad.

Actualmente se trabaja en la parroquia aplicando hoja de oro a los elementos arquitectónicos.

El próximo mes concluiré con esta serie de artículos correspondiente a esta parroquia con el comentario de algunas de sus piezas patrimoniales.

Pbro. Lic. José Raúl Mena Seifert

Centro de Investigación Histórica CIHAM


Sobre nosotros

Somos el periódico católico oficial de la Arquidiócesis de Monterrey; en comunión con la misma y con el resto de los medios de comunicación católicos, enfocamos nuestros esfuerzos a ser la voz de la Iglesia en Monterrey.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS



Últimas publicaciones



Suscríbete a nuestro boletín






Categorías