MÁS QUE VELAR POR LA SEGURIDAD DE LA CURIA

Más que velar por la seguridad de la Curia

Hernán Guillermo Schroeder Saenz, trabaja desde hace poco más de tres años en la Curia Arquidiocesana, como guardia de seguridad, en sus labores controla el acceso de los automóviles a la Curia, así como de personas, orienta a los fieles que acuden a realizar algún trámite y apoya a los presbíteros y compañeros de trabajo. Algo que pocos saben es que es Contador Público y Auditor de profesión.

Compartimos una breve entrevista que tuvimos con él, para conocerlo mejor.

Hernan Guillermo Schroeder

¿Qué le gusta más de su trabajo?

Antes de llegar a trabajar aquí, tuve puestos de atención a clientes, por lo cual lo que más me gusta es darle una orientación correcta a cada persona que llega a la Curia a realizar cualquier trámite. Siempre tratando de ponerme en el lugar de esa persona, sabiendo que podemos hacer algo bueno por los demás.

¿Qué le gusta realizar en su tiempo libre?

Disfruto ver videos de música en inglés, limpiar la casa y lavar la ropa, visitar a mi hermana y mis sobrinas y al final meditar todo lo que hice durante el día.

¿Alguna experiencia valiosa que recuerde de su trabajo?

Un día festivo, que estaban cerradas las oficinas, llego una muchacha muy mal emocionalmente, pude escucharla, ayudarla y se fue muy tranquila. Otra ocasión especial fue una vez que le pedí a un padre recién ordenado que atendiera de favor a una señora mayor de edad, que también venial muy mal emocionalmente y que buscaba desesperadamente a un sacerdote.

¿Cuáles son los valores que considera más importantes en su experiencia profesional?

Considero que el respeto a uno mismo, el respeto a los demás, la honestidad, el espíritu de servicio y tener una actitud positiva.

¿Qué ha encontrado en esta experiencia laboral?

Mi paz interior, mi crecimiento en la oración y he encontrado el gusto de serle útil a alguien, todos los días tengo esa maravillosa oportunidad.

¿Qué le pide a Dios en este trabajo?

Todos los días le hago a Dios esta oración: “Señor, sabes que te estoy sirviendo a ti en cada una de las personas que se acercan a mí, sacerdotes, compañeros y la gente que viene a hacer un trámite, sabes que lo hago con el gusto de poder servirte, porque desde aquí quieres que lo haga”. “Y también, para que saques del purgatorio a mis papás, parientes y amigos que se adelantaron en el camino”.


Sobre nosotros

Somos el periódico católico oficial de la Arquidiócesis de Monterrey; en comunión con la misma y con el resto de los medios de comunicación católicos, enfocamos nuestros esfuerzos a ser la voz de la Iglesia en Monterrey.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS



Últimas publicaciones



Suscríbete a nuestro boletín






Categorías