LA VIDA DESPUÉS DEL CONFINAMIENTO

El confinamiento social se implementó a nivel nacional para evitar el colapso sanitario del Sistema de Salud y lograr que toda persona afectada por la enfermedad Covid-19, causada por el virus Sars Cov 2 (sumamente contagioso: hasta el día de hoy no existe evidencia científica-médica de una vacuna o un tratamiento específico), reciba la atención médica que merece y requiere. Pero una vez terminado dicho período crítico de confinamiento (#QuédateEnCasa) la vida no puede ni debe regresar a lo “normal”.

Poco a poco, el movimiento de las personas en espacios públicos retornará. Paulatinamente se irán abriendo lugares de trabajo, escuelas, restaurantes, teatros, iglesias, cines, estadios, centros de diversión y de espectáculos, parques, bibliotecas… Pero ¿qué significa este retorno a la vida cotidiana? ¿Qué debemos hacer para continuar cuidándonos y cuidando a los demás, si seguirá el mundo sin vacuna ni tratamiento y continuaremos conviviendo con este virus, y todos somos susceptibles a infectarnos?

En primer lugar, deberemos continuar con las medidas médicas preventivas en la vida cotidiana y asegurarnos de llevar al máximo su correcta aplicación, ya que será la única manera de prevenir que nos infectemos y contagiemos a los demás. También puede ayudarnos:

  1. Continuar bien informados, siguiendo las fuentes oficiales de salud a nivel mundial, nacional y estatal para evitar que las noticias falsas (fake news) nos generen angustia, temores infundados o incluso pánico. ¡Busquemos siempre la verdad!
  2. Obedecer las medidas a seguir indicadas por las instancias sanitarias oficiales. ¡Hagamos lo correcto!
  3. Salir a la vía pública solo en caso necesario o urgente, y obedeciendo las disposiciones sanitarias establecidas (informarnos día a día nos permitirá saber qué medidas debemos tomar y cómo hacerlo, pues debido a que el comportamiento del virus puede variar y con ello la dinámica de la pandemia, las medidas sanitarias preventivas también pueden cambiar de un día para otro. Aún se continúan investigando todos los aspectos del virus y sus repercusiones).
  4. Realizar frecuentemente el lavado de manos con agua y jabón, friccionando durante al menos 40 segundos. En caso de no contar con agua y jabón, utilizar productos de alcohol al 70% de concentración y friccionar durante al menos 20 segundos.
  5. Susana Distancia y el estornudo de etiqueta llegaron para quedarse: esto significa no tener contacto físico con los demás y, al toser o estornudar, hacerlo de manera correcta (en la parte interna del codo).
  6. Ante cualquier duda, hay que preguntarle a expertos. ¡No creas todo lo que ves o escuchas!
  7. Tras la aparición de cualquier signo o síntoma de COVID 19, inmediatamente buscar atención médica, no te autodiagnostiques y menos te automediques.

  Pbro. Roberto Van Troi Ramírez

Párroco Sagrado Corazón de Jesús


Sobre nosotros

Somos el periódico católico oficial de la Arquidiócesis de Monterrey; en comunión con la misma y con el resto de los medios de comunicación católicos, enfocamos nuestros esfuerzos a ser la voz de la Iglesia en Monterrey.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS



Últimas publicaciones



Suscríbete a nuestro boletín






Categorías