CORAZÓN SALUDABLE

El corazón es el lugar donde guardamos los pensamientos, buenos y malos. Allí viven la esperanza, el amor y las ganas de ser, junto con el odio, la envidia y la maldad.

De él es de donde cada día sacamos los sentimientos que utilizamos.

Una manera de mantener nuestro corazón saludable, es a través de la lectura de la Palabra de DIOS. Cuando no lo hacemos, damos lugar a que en nuestro corazón se instalen cosas que no son buenas, y otras que “creemos” que son buenas, pero no lo son.  

DIOS lo sabe y por eso nos dice: “HIJO MÍO, DAME TU CORAZÓN”.

No temas entregarle tu corazón. Nadie puede cuidarlo mejor que ÉL, porque nadie ama como ÉL.

DIOS quiere limpiar nuestro corazón para que en él solo podamos encontrar cosas buenas.

Cuando en fe le entregamos a DIOS nuestro corazón, ÉL hace maravillas.

¡Qué alegría saber que DIOS comprende la condición en que se encuentra nuestro corazón!

El corazón del hombre necesita ser transformado, necesita ser consolado, necesita ser resguardado. Por eso, hoy DIOS nos dice:         “HIJO  MÍO,  DAME  TU CORAZÓN“         

Pbro. Benito Ramírez Márquez

Párroco Santísima Trinidad


Sobre nosotros

Somos el periódico católico oficial de la Arquidiócesis de Monterrey; en comunión con la misma y con el resto de los medios de comunicación católicos, enfocamos nuestros esfuerzos a ser la voz de la Iglesia en Monterrey.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS



Últimas publicaciones



Suscríbete a nuestro boletín






Categorías