Vaticano

Rocío DíazRocío Díaz16 enero, 2019
sinodo.jpg
7min39
Ciudad del Vaticano (www.pastoralsiglo21.org) 16 de enero del 2019.- En la Audiencia General de todos los miércoles, el Papa Francisco habló en la catequesis sobre el Padre Nuestro y se enfocó precisamente en la palabra “Abbá, Padre”.
 
El Papa Francisco señaló que, Dios te busca, aunque tú no lo busques. Dios te ama, aunque lo hayas olvidado. Dios ve una belleza en ti, incluso si piensas que has desperdiciado todos tus talentos innecesariamente. Dios es no solo Padre, es como una madre que nunca deja de amar a su criatura.
 
“Puede ser que nosotros también caminemos por senderos alejados de Dios, como le sucedió al hijo pródigo; o caigamos en una soledad que nos hace sentir abandonados en el mundo; o, de nuevo, errar y ser paralizados por un sentido de culpabilidad. En estos tiempos difíciles, todavía podemos encontrar la fuerza para orar, empezando por la palabra ‘Padre’. Recuerde bien esto, afirma el Papa, si alguien tiene cosas feas dentro de sí y que no sabe cómo resolverlas se dirija a Dios y le diga Padre y Él te responderá. No nos ocultará su rostro, no se cerrará en silencio: nos dirá que nunca nos ha perdido de vista”.
 
Observamos que la oración del Padre Nuestro se centra en la palabra: ‘Abba, Padre’. Esta expresión es tan importante para los cristianos que se ha conservado en su forma original, escuchando en ella la misma voz de Jesús”.
 
“Esta invocación se presenta dos veces y en ella se condensa toda la novedad del Evangelio. Después de haber conocido a Jesús y escuchado su predicación, el cristiano ya no considera a Dios como un tirano temible, ya no tiene miedo de Él, sino que siente que la confianza en Él florece en su corazón: puede hablar con el Creador llamándolo ‘Padre’. La expresión es tan importante para los cristianos que a menudo se ha conservado intacta en su forma original: Abba”.
 
Es raro que en el Nuevo Testamento las expresiones arameas no se traduzcan al griego, dijo el Santo Padre. Debemos imaginar que en estas palabras arameas se haya quedado como “grabada”, la voz del mismo Jesús. Y esta es la novedad radical de la oración cristiana.
 
“Basta con evocar esta única expresión, Abba, para que se desarrolle una oración cristiana. Y San Pablo, en sus cartas, sigue el mismo camino, y no podía ser de otra manera, porque es el camino enseñado por Jesús: en esta invocación hay una fuerza que atrae a todo el resto de la oración”
Rocío DíazRocío Díaz4 enero, 2019
papa-abusos.jpg
3min46

Ciudad del Vaticano (www.pastoralsiglo21.org) 4 de enero del 2019.- En una carta dirigida a los obispos en Estados Unidos, el Papa Francisco los llama a la conversión y a darle un sentido sobrenatural al dirigir la Iglesia, y no hacerlo como si se tratase de una organización del mundo de los negocios.

Los obispos norteamericanos se encuentran actualmente en un retiro espiritual, preparándose para enfrentar los escándalos de abusos sexuales en la reunión de obispos que se realizará en el Vaticano en febrero.

“La credibilidad de la Iglesia se ha visto fuertemente cuestionada y debilitada por estos pecados y crímenes, pero especialmente por la voluntad de querer disimularlos y esconderlos… La actitud de encubrimiento, lejos de ayudar a resolver los conflictos, permitió que se perpetuasen e hirieran más profundamente el entramado de relaciones que hoy estamos llamados a curar”, dice la carta.

El Papa considera necesario revisar la manera de relacionarnos con las comunidades, pero también,  la manera en que nos relacionamos entre pastores y con las cosas que se nos han confiado para administrar.

El cuerpo de la Iglesia estadounidense necesita reconocerse pecador, pero está  llamado a la conversión. Esta no debe banalizar la respuesta, sino que debe” escuchar la voz del Señor que se encuentra en la calma y dejarse convocar por su palabra”.

El clima desde el que los obispos norteamericanos deben realizar su misión es de amistad y servicio. Hay que evitar caer en la trampa de la funcionalidad y eficiencia propia del mundo de los negocios. La credibilidad, afirma el Papa, “nace del servicio sincero y cotidiano, humilde y gratuito hacia todos, especialmente hacia los preferidos del Señor”.

Hay que estar atentos a no caer en la dinámica de “un mundo propenso al odio y la marginación, a la desunión y a la violencia entre hermanos” porque la misión de la Iglesia es “ser tierra de encuentro y de hospitalidad no solo para con sus miembros sino con todo el género humano”.

Rocío DíazRocío Díaz1 enero, 2019
pope.jpeg
5min41
Ciudad del Vaticano (www.pastoralsiglo21.org) 1 de enero del 2019.- En la homilía de la fiesta de Santa María Virgen, el Papa Francisco pidió a todos dejarse tomar de la mano de María, mirar por ella, abrazar por ella, porque la Virgen es el remedio de la soledad y la disgregación.
 
El Papa recordó que las madres toman de la mano a los hijos y los introducen en la vida con amor. Pero cuántos hijos hoy van por su propia cuenta, pierden el rumbo, se creen fuertes y se extravían, se creen libres y se vuelven esclavos.
 
“En ocasiones, mostrarse malvados parece incluso signo de fortaleza. Pero es solo debilidad. Necesitamos aprender de las madres que el heroísmo está en darse, la fortaleza en ser misericordiosos, la sabiduría en la mansedumbre”.
 
Su mirada materna nos ayuda, dijo el Pontífice, a sabernos hijos amados en el pueblo creyente de Dios y a amarnos entre nosotros, más allá de los límites y de las orientaciones de cada uno.
 
La Virgen nos arraiga en la Iglesia, donde la unidad cuenta más que la diversidad, y nos exhorta a cuidar los unos de los otros.
 
“María es el remedio a la soledad y a la disgregación. Es la Madre de la consolación, que consuela porque permanece con quien está solo. Ella sabe que para consolar no son suficientes las palabras, se necesita la presencia, y ella está presente como madre. Permitámosle abrazar nuestra vida”.
Rocío DíazRocío Díaz20 diciembre, 2018
CasaSantaMarta_VaticanMedia.jpg
2min66

Ciudad del Vaticano (www.pastoralsoglo21.org) 20 de diciembre de 2018.- La homilía de hoy del Papa Francisco fue dedicada a meditar sobre el misterio de la Anunciación, un hecho que cambió la historia del hombre.

Durante su homilía, el Pontífice releyó el Evangelio del día: Lc 1, 26-38.

El pasaje del Evangelio de Lucas que hemos escuchado nos relata el momento decisivo de la historia, el más revolucionario. Es una situación convulsa, todo cambia, la historia se invierte. Es difícil predicar sobre este pasaje. Y cuando en Navidad o en el día de la Anunciación profesamos la fe para decir este misterio nos arrodillamos.

“Es el momento en que todo cambia, todo, desde la raíz. Litúrgicamente hoy es el día de la raíz. La antífona que hoy marca el sentido es la raíz de Jesé, “de la que nacerá un brote”. Dios se agacha, Dios entra en la historia y lo hace con su estilo original: una sorpresa. El Dios de las sorpresas nos sorprende una vez más”, dijo.

Rocío DíazRocío Díaz19 diciembre, 2018
AUDIENCIA.jpeg
4min58

Ciudad del Vaticano (www.pastoralsiglo21.org) 19 de diciembre del 2018.- Durante la catequesis de hoy, el Papa Francisco dijo que aunque la máquina publicitaria invite a intercambiar regalos, hay que preguntarse si esta fiesta le gusta a Dios y qué Navidad querría Él.

Papa invitó a mirar la primera Navidad de la historia para descubrir los gustos de Dios:

“Se comienza con María, que era la esposa prometida a José: llega el Ángel y le cambia la vida. De virgen será madre. Se prosigue con José, llamado a ser padre de un hijo sin generarlo. Un hijo que – giro inesperado – llega en el momento menos indicado, es decir, cuando María y José eran esposos prometidos y según la Ley no podían vivir juntos. Ante el escándalo, el sentido común de la época invitaba a José a repudiar a María y a salvar su buen nombre, pero él, aun teniendo derecho a hacerlo, sorprendió: para no dañar a María, pensó despedirla en secreto, a costa de perder su reputación. Luego otra sorpresa: Dios en un sueño cambia sus planes y le pide que se lleve a María con él. Nacido Jesús, cuando tenía sus proyectos para la familia, todavía en un sueño se le dice que se levante y se vaya a Egipto. En resumen, la Navidad trae cambios de vida inesperados. Y si queremos vivir la Navidad tenemos que abrir el corazón y estar abiertos a la sorpresa, es decir, a un cambio de vida inesperado”, dijo.

Navidad significa acoger en la tierra las sorpresas del Cielo y celebrar a un Dios que revoluciona nuestras lógicas humanas, expresó el pontífice.

“Es la revancha de la humildad sobre la arrogancia, de la sencillez sobre la abundancia, del silencio sobre el escándalo”.

El Papa subrayó cómo, cuando el Salvador llegó, no estaban presentes las autoridades del tiempo o los embajadores, sino los sencillos pastores, quienes sorprendidos por los ángeles mientras trabajaban de noche, se dirigen allí de inmediato.

El Santo Padre invitó a “estar en silencio delante del pesebre”  para “sentir” y “ver” la sorpresa de Dios.

“Procuremos no mundanizar la Navidad, ni convertirla en una bonita fiesta tradicional, pero centrada en nosotros y no en Jesús. Celebraremos la Navidad si sabemos dedicar tiempo al silencio, como hizo José; si le decimos a Dios ‘aquí estoy’, como María; si salimos de nosotros mismos para ir al encuentro de Jesús, como los pastores; si no nos dejamos cegar por el brillo de luces artificiales, de regalos y comidas, y en cambio ayudamos a alguien que pasa necesidad, porque Dios se hizo pobre en Navidad”.

Rocío DíazRocío Díaz18 diciembre, 2018
pena-muerte.jpeg
2min54

Ciudad del Vaticano (www.pastoralsiglo21.org) 17 de diciembre del 2018.- Por ser contraria al Evangelio, el Papa Francisco continúa su apoyo para abolir la pena de muerte, así como la cadena perpetua, pues impide la posibilidad de una redención moral y existencial.

El Santo Padre recibió en una audiencia a los miembros de la Comisión Internacional contra la Pena de Muerte a quienes señaló que la pena de muerte es contraria al Evangelio “porque implica suprimir una vida que es siempre sagrada a los ojos del Creador y de la cual solo Dios es verdadero juez y garante”.

“Cada vida es sagrada y la dignidad humana debe ser custodiada sin excepciones”, reiteró.

La nueva redacción del n. 2267 del Catecismo de la Iglesia Católica, en la que se declara “inadmisible” la pena de muerte, en cualquier caso, “implica asumir también nuestra responsabilidad sobre el pasado y reconocer que la aceptación de esa forma de castigo fue consecuencia de una mentalidad de la época, más legalista que cristiana, que sacralizó el valor de leyes carentes de humanidad y misericordia”.

La modificación del Catecismo no implica contradicción alguna con la enseñanza del pasado, añadió, pues la Iglesia siempre ha defendido la dignidad de la vida humana.

 

 

48091498_353120225480320_1406143460594941952_n.jpg
2min34

“María desata uno que otro nudo de los tantos entuertos que logramos generar”.

Vaticano (www.pastorlsiglo21.org).- 12 de Diciembre 2018. El Papa Francisco, como viene haciendo desde 2014, presidió la ceremonia litúrgica en español, en la basílica de San Pedro, en el Día de la Virgen de Guadalupe.

El Santo Padre señaló que María “se vuelve la primera pedagoga del Evangelio, nos invita a cantar la misericordia”.

“En el arte de la misión y de la esperanza, no son necesaria tantas palabras, su método es muy simple: camino y canto, María camino, así nos la presenta el Evangelio, camino, presurosa, pero no ansiosa, camino presurosa en las bodas de Cana, camino presurosa al Gólgota para acompañar a su hijo”, señaló el Santo Padre.

“María, más que nadie sabía de cercanías. Es mujer que camina con delicadeza y ternura de madre, se hace hospedar en la vida familiar, desata uno que otro nudo de los tantos entuertos que logramos generar, y nos enseña a permanecer de pie en medio de las tormentas. Caminó al Tepeyac para acompañar a Juan Diego y sigue caminando el Continente cuando, por medio de una imagen o estampita, de una vela o de una medalla, de un rosario o Ave María, entra en una casa, en la celda de una cárcel, en la sala de un hospital, en un asilo de ancianos, en una escuela, en una clínica de rehabilitación … para decir: «¿No estoy aquí yo, que soy tu madre?» (Nican Mopohua, 119).

13.jpg
2min35

Roma, Italia (www.pastoralsiglo21.org).- 11 de diciembre 2018. Con ocasión del 70° Aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y el 25° Aniversario de la Declaración y del Programa de Acción de Viena, se llevó a cabo los días 10 y 11 de diciembre la Conferencia Internacional: “Los Derechos humanos en el mundo contemporáneo: conquistas, omisiones, negaciones”, en la Pontificia Universidad Gregoria-na de Roma.

La Conferencia reunió a representantes de los Estados ante la Santa Sede, de las instituciones de las Naciones Unidas, del Consejo de Europa, de las Comisiones Episcopales de Justicia y Paz y de las de pastoral social, del mundo académico y de las organizaciones de la sociedad civil. Por parte de Latinoamerica participó Mons. Gustavo Rodríguez Vega, Presidente del Departamento de Justicia y Solidaridad del CELAM y Presidente del Comisión Episcopal de Pastoral Social de la CEM.

Durante la inauguración del Congreso, el Cardenal Peter K. Appiah Turkson, prefecto del Dicasterio anfitrión, leyó el mensaje del pontífice.

“Deseo dirigir un llamamiento sincero a aquellos con responsabilidades institucionales, pidiéndoles que coloquen los derechos humanos en el centro de todas las políticas, incluso cuando esto signifique ir contra la corriente”, expresó el Papa Francisco

“Mientras una parte de la humanidad vive en opulencia, otra parte ve su propia dignidad desconocida, despreciada o pisoteada y sus derechos fundamentales ignorados o violados”, señaló el Papa.

El Santo Padre, concluyó su mensaje esperanzado: “de que estos días de reflexión puedan despertar la conciencia e inspirar iniciativas destinadas a proteger y promover la dignidad humana”.

Rocío DíazRocío Díaz6 diciembre, 2018
01-19605.png
2min58

Ciudad del Vaticano (www.pastoralsiglo21.org) 5 de diciembre del 2018.- Durante la catequesis de la Audiencia General, el Santo Padre habló sobre las oraciones que hacía Jesús y que habían sido aprendidas de su madre, la Virgen María.

“Los evangelios nos presentan a Jesús como un hombre que rezaba. Si bien experimentaba la urgencia de predicar y de salir al encuentro de la multitud, buscaba momentos de soledad para rezar”, dijo.

La vida de Jesús estaba marcada por la oración, agregó, pues en algunas páginas de la Biblia “parece que es ante todo la oración de Jesús, su intimidad con el Padre, la que lo gobierna todo”:

“Para él, la oración era entrar en la intimidad con el Padre, que lo sostenía en su misión, como sucedió en Getsemaní, donde recibió la fuerza para emprender el camino de la cruz. Toda su vida estaba marcada por la oración, tanto privada como litúrgica de su pueblo. Esa actitud se ve también en sus últimas palabras en la cruz, que eran frases tomadas de los salmos”.

Los discípulos, añadió, “veían a Jesús rezar y tenían ganas de aprender cómo se hacía esto”:

“Jesús rezaba como cualquier hombre, pero su modo de hacerlo estaba envuelto en el misterio. Esto impactó a sus discípulos y por eso le pidieron: ‘Señor, enséñanos a rezar’. Jesús se convirtió así en maestro de oración para ellos, como quiere serlo también para nosotros”.

 

niño.jpeg
1min54

Vaticano, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 28 de noviembre 2018. Durante la Audiencia General del miércoles 28 de noviembre de 2018, un niño argentino se acercó al Papa Francisco en el estrado del Aula Pablo VI y esto permitió al Pontífice una reflexión sobre la libertad de los hijos de Dios.

“Este niño no puede hablar: es mudo, pero puede comunicarse, puede expresarse. Y tiene una cosa que me hace pensar: es libre, indisciplinadamente libre. Pero es libre. Y esto me hace pensar: ¿soy también así de libre ante Dios? Cuando Jesús dice que debemos llegar a ser como niños, nos dice que debemos tener la libertad que un niño tiene ante su padre. Sí, creo que este muchacho ha predicado para todos nosotros, y pedimos la gracia de que pueda hablar”.


Sobre nosotros

Somos el periódico católico oficial de la Arquidiócesis de Monterrey; en comunión con la misma y con el resto de los medios de comunicación católicos, enfocamos nuestros esfuerzos a ser la voz de la Iglesia en Monterrey.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS



Últimas publicaciones



Suscríbete a nuestro boletín






Categorías