Noticias

66.jpg
1min5

Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez

Monterrey, N.L (www.pastoralsiglo21.org).- 26 de marzo 2019. Regresa un nuevo musical católico que te sorprenderá: Madre Teresa de Calcuta. Kefas Producciones invita a presenciar este musical en compañía de tu familia y amigos. En esta ocasión actuarán 90 personas en escena.

Funciones durante el mes de mayo en dos fines de semana, en el Auditorio San Pedro:

Viernes 17      8:00 PM

Sábado 18     5:00 y 8:00 PM

Domingo 19  12:00, 5:00 y 8:00 PM

Viernes 24     5:00 y 8:00 PM

Sábado 25    5:00 y 8:00 PM

Domingo 26  12:00, 5:00 y 8:00 PM

Lugares donde puedes encontrar boletos:

San Jorge Mártir en San Nicolás
8353 0720

Santa Cruz en San Nicolás
1160 1416

San Juan Bosco
1158 2500

Santa Engracia. en San Pedro
8335 2347

Fátima en San Pedro.
1158 2150

San Pablo Apóstol de Monterrey

8355 1232

El Rosario
8358 4020

¡No te la puedes perder!

 

54728760_2405267432837490_6752051084551782400_n.jpg
3min8

Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez

Monterrey, N.L.(www.pastoralsiglo21.org).- 25 de marzo 2019. El Arzobispo de Monterrey Mons. Rogelio Cabrera López, invitó durante la rueda de prensa dominical a una conversión personal, eclesial y social.

“Invito a la comunidad para que en este tiempo de gracia, hagamos un sincero examen de conciencia, reconociendo aquello en lo que nos hemos equivocado, y disponiéndonos de corazón a enmendar nuestras faltas cometidas”.

Mons. Rogelio compartió el proceso para una auténtica renovación en nuestra vida.

“Lo primero siempre es reconocer la equivocación, ahí se inicia la posibilidad de un cambio social, para reconocer una equivocación es necesario que los demás nos la señalen y que la ley misma pueda indicar cuando algo está fuera de orden”.

“Pero también hay otros dos elementos, el propósito de enmienda, que uno esté realmente decidido a cambiar y se manifieste con su actitud y sus acciones”.

“Además, hay una tercera parte, que es la de resarcir la falta cometida, ese tercer punto es el más difícil socialmente y eclesialmente, porque todos podemos decir perdón me equivoqué, pero no basta estos dos puntos, se requiere retribuir y esto le tenemos que hacer en todos los niveles”.

“En la Iglesia no basta reconocer una equivocación, hay que poner orden y reparar daños, lo mismo en nuestros gobiernos, en la sociedad, en las familias no basta decir me equivoque, hay que enmendar con un propósito firme, pero también hay que retribuir, porque las faltas dejan una herida, dejan una deuda moral que se tiene que reponer”.

22-1280x546.jpg
9min7

ANUNCIANDO LA VIDA

Con motivo de la Solemnidad de la Anunciación y del Día del Niño por Nacer

Hermanos en Cristo.

En el marco de preparación para el misterio Pascual, los obispos de México compartimos este mensaje de observación, reflexión y compromiso de cara a los tiempos presentes de nuestra Patria en torno al don de la vida de cada ser humano, en especial de la vida naciente, que es persona a imagen de la Persona divina, que ha sido creada desde el amor y llamada para el amor, y que Cristo redime por medio de su Encarnación, Muerte y Resurrección.

Cuando el ángel Gabriel le anunció a María que iba a ser la madre de Cristo, ella dijo “sí”, un sí que, humanamente, era complejo y acarreaba serias complicaciones. Ella, sin embargo, puesta en las manos de Dios y confiando en su Palabra, abrió las puertas a la vida. En este día que celebramos también el Día del Niño por Nacer, anunciemos que «el Creador hizo al hombre y a la mujer partícipes de la obra de su creación y, al mismo tiempo, los hizo instrumentos de su amor, confiando a su responsabilidad el futuro de la humanidad a través de la transmisión de la vida humana» (AL 81)

La realidad socio-política en la que nos encontramos es compleja y deja ver claroscuros. Por un lado, signos de esperanza y de vida en algunas regiones del país, donde el Estado reconoce, protege y tutela, el derecho a la vida que todo ser humano tiene desde el momento de la concepción hasta la muerte natural. Por otro, manifestaciones de violencia y muerte que cambian la percepción que tenemos sobre nosotros mismos, sobre nuestras relaciones interpersonales y nuestro entorno, modificando valores y comportamientos, impactando en las tradiciones y en la identidad de los pueblos generando esta cultura del descarte, que el Papa Francisco la calificó como una cultura que ve al ser humano como un bien de consumo, como algo que puede ser usado y que, cuando no sirve, se tira (cf. Evangelii Gaudium 53).

México le dice ¡sí a la vida! Anunciemos sin temor el Evangelio de la vida que nos lleva a todos, no solo a los creyentes, a defender, cuidar y proteger a toda vida humana (cf. Evangelium Vitae 5).

La sociedad actual, bañada en un tinte de posmodernismo, abandera, superficial y falazmente, el estandarte del progresismo. Culturalmente pareciera que el inmanentismo y el subjetivismo, cimentados en una mentalidad relativista, absolutizan la fugacidad del tiempo presente convirtiendo al hombre actual, en un hombre superficial, esclavo del momento, carente de compromisos trascendentes y de razonamientos profundos. La radicalización del relativismo se ha convertido en el nuevo totalitarismo buscando acallar los dictados de la razón y justificando hasta lo más absurdo. Esto ha generado un sinfín de eufemismos que conducen al adormecimiento colectivo de las conciencias, permitiendo así, justificar prácticamente cualquier cosa, incluso aquellas que atentan contra la dignidad y los derechos fundamentales de toda persona, creando así esta cultura del descarte.

Como Obispos y pastores de la Iglesia en México, somos conscientes del valor de la vida humana, de toda vida humana. El Señor Jesús ha dicho: «Yo he venido para que tengan vida y vida en abundancia» (Jn. 10,10). La cultura de la muerte, que busca permear a toda la sociedad, nos presenta una visión pobre y reduccionista de la persona humana, de su dignidad y de sus derechos fundamentales; una visión que termina destruyendo la vida de los más indefensos, de los más vulnerables, no importa la etapa de desarrollo en la que se encuentren. ¿Dónde quedó nuestra humanidad?, esa humanidad que se preocupa y cuida de los suyos, más cuando se encuentran en un estado de mayor fragilidad. El mismo Papa Francisco, durante su regreso de México, usó palabras fuertes al respecto: “El aborto no es un «mal menor. Es un crimen. Es echar fuera a uno para salvar a otro. Es lo que hace la mafia. Es un crimen, es un mal absoluto […] Se asesina a una persona para salvar a otra -en el mejor de los casos- o para vivir cómodamente” (17 de febrero de 2016).

Frente a esta cultura del descarte se contrapone la cultura de la vida, del amor y de la solidaridad. Conviene recordar la pregunta que hace Dios a Caín: “¿Dónde está tu hermano Abel? – Contestó: No sé. ¿Soy yo acaso el guardián de mi hermano?” (Gn. 4,9). Esta pregunta sigue resonando y haciendo eco a lo largo de la historia de la humanidad pero, en nuestros días y en este tiempo de cuaresma, cobra más fuerza que nunca, pues el hombre sumido en una cultura del descarte se desentiende del más frágil e indefenso y de nuevo somos interpelados el día de hoy: ¿Dónde está tu hermano?.

San Juan Pablo II en su encíclica Evangelium Vitae nos hizo el siguiente exhorto: “Es urgente una movilización general de las conciencias y un común esfuerzo ético, para poner en práctica una gran estrategia en favor de la vida. Todos juntos debemos construir una nueva cultura de la vida” (95). Es por eso que, en este tiempo de gracia y conversión, los exhortamos a todos a abrazar un compromiso más decidido y eficaz en la defensa de la vida humana, que se establezca un camino común donde organizaciones, grupos, movimientos y todos aquellos que quieran ser anunciadores de vida, sean una sola voz, remen en la misma dirección, teniendo como objetivo la promoción, el cuidado y la defensa de la vida humana desde el momento de la concepción hasta su muerte natural. Hoy más que nunca, nuestro México lo necesita y «Dios nos está llamando a generar esperanza, a fortalecer y reconstruir una vida humana más plena para todos sus hijos» (Proyecto Global de Pastoral n. 162).

Que Santa María de Guadalupe, la Madre del Verdadero Dios por quien se vive, siga intercediendo por nosotros, nos deje sentir su maternal compañía y, como ella, seamos capaces de pronunciar un libre, firme y valiente SÍ en favor de toda vida humana.

Por todos los obispos de México.

Rogelio Cabrera López
Arzobispo de Monterrey
y Presidente de la CEM

Alfonso G. Miranda Guardiola
Obispo Auxiliar de Monterrey
Secretario General de la CEM

Rocío DíazRocío Díaz23 marzo, 2019
40-dias.jpg
11min131

El pasado Miércoles de Ceniza, 6 de Marzo, después de la Misa de envío, de parte de nuestro Arzobispo, Mons. Rogelio Cabrera López, a cargo de Mons. Juan Armando Pérez Talamantes, con la participación del Padre Oscar Lomelín, encargado de la Pastoral Familiar diocesana, en la Parroquia de San Juan Bosco, dimos inicio a la campaña de 40 Días por la Vida, ubicada en una esquina de la Av. Luis Elizondo de fuerte impacto para los estudiantes del Tec de Monterrey.

Previamente mandé pintar un mural, que representa a un bebé en el noveno mes de gestación, del artista Adrián Monsiváis, en la barda del asilo María Esperanza Nuestra. Se pidieron los permisos respectivos al Municipio y al asilo, así como se informó al Tecnológico de Monterrey de nuestra campaña, se acudió a bendecir el lugar en el que se instalaría el módulo de 40 Días por la Vida.

Se trata de hacer una campaña pacífica de oración, a través de la metodología nacida en el seno de la Iglesia en Norteamérica, que originalmente es enfrente de una clínica abortiva, logrando muy buenos resultados de bebés salvados, así como de mujeres salvadas del síndrome del aborto y de clínicas que cierran a este terrible asesinato.

Aquí en Monterrey, como gracias a Dios no hay clínicas oficiales de este crimen, decidimos hacerlo frente a las universidades locales, para hacer conciencia en los jóvenes estudiantes de este flagelo que amenaza a nuestra patria. Ya estuvimos a un costado del Hospital Universitario con muy buen éxito de septiembre a noviembre del año pasado, sensibilizando a toda la comunidad universitaria, aunque algunas jóvenes a favor del aborto llegaron a poner su stand muy cercano a nuestro módulo, hubo, sin embargo, respeto.

No sabíamos que el mismo 6 de Marzo se había decidido tener la sesión plenaria del Congreso, para votar el reconocimiento del derecho a la vida desde el momento de la concepción, asegurando los derechos de los más débiles de nuestros ciudadanos: los bebés en el vientre materno. Esto se había venido preparando desde 20 años atrás, pero con más presión hace cinco años, y por fin se tuvo este momento histórico, que hace que nuestro Estado se sume a otros 20 estados de la Republica que lo han consagrado en sus Constituciones locales.

No sabíamos tampoco que un grupo de activistas a favor del aborto habían arribado a Monterrey y que traían por consigna reventar el esfuerzo de nuestros legisladores. Ya un día antes nos habían manchado el mural con una lata de pintura verde y habíamos recibido amenazas a través de redes sociales.

Las activistas se dividieron en varios grupos, muy bien entrenadas para gritar sus consignas. Un grupo se dirigió al Palacio del Congreso y otro se dirigió a nuestro módulo, y por espacio de seis horas estuvieron gritando porras ofensivas y amenazas, tratando de provocarnos y distraernos del empeño. Gracias a Dios, su esfuerzo fue en vano, porque no lograron desconcentrarnos. Nos apoyaron varios jóvenes del Tec, algunos con sus instrumentos musicales, violín y guitarra, y cuando supimos la noticia de que habían aprobado el derecho a la vida en el Estado de Nuevo León, nuestra alegría fue mayor y cantamos y rezamos con mayor entusiasmo y terminamos hasta la noche nuestra guardia, a la vez que se retocaba el mural dañado.

Las activistas gritaban distintas frases, muy corrientes y ofensivas para un hombre, peor para una mujer, que dejaban entrever un feminismo de los más radicalizados que, por lo demás, no son frases originales, son las que han gritado las activistas por el aborto en Argentina, por ejemplo, en esta guerra cultural que ellas han iniciado y que nos convence, cada vez más, que es una batalla decidida contra la vida, la dignidad de la mujer y la familia.
Entre otras cosas, gritaban: “saquen sus rosarios de nuestros ovarios, saquen sus doctrinas de nuestras vaginas…”, además de consignas a favor del Estado laico; nos llamaron asesinos e intolerantes, etc, y esto por espacio de varias horas.

Utilizando una mirada contemplativa comunitaria y misericordiosa, con este hecho que Dios me permitió vivir con este pequeño grupo de valientes laicos me doy cuenta del peligro para los núcleos, persona familia, comunidad sociedad, y de la solidaridad que debemos a los más pobres: los niños en el vientre materno.

Me sorprendo por el riesgo en el que está nuestra juventud, por la ideología que las envuelve, sobre todo a las mujeres jóvenes, cegadas a la realidad y a la gracia de Dios, si es que están bautizadas, a la verdad objetiva. No se dan cuenta que tratamos de rezar para abogar en favor de los niños que en el vientre de sus madres no tienen voz, y de las mismas mujeres madres, que ya no pueden renunciar a su maternidad, porque si optaran por el aborto, lo único que serían es madres de un niño muerto, algo que les pesará toda su vida.

Demuestran un rechazo a la Iglesia y su autoridad, que supuestamente les quita sus libertades, pero, si se sentaran a reflexionar un poco, encontrarían que es Jesús el que respeta la dignidad de la mujer y su libertad, que también tiene autoridad para enseñar y esa autoridad se la concede a San Pedro y sus sucesores (Mt 16, 18), es decir, a la Iglesia jerárquica que, en comunión con todo el Pueblo de Dios, no se equivoca para nuestro bien y esta autoridad se ejerce por amor. Cierto que han habido abusos de autoridad y la Iglesia ya ha tomado cartas en el asunto para que se juzgue al que lo comete.

Dios, en su designio de amor, nos ha dicho que si queremos ser verdaderamente libres, deberemos de obedecer la verdad: “Conocerás la verdad y la verdad te hará libre” (Jn 8,32), por tanto, si quieres ser libre, hay que obedecer a Dios y a la Iglesia, pues Jesús deja al Espíritu Santo en la Iglesia, como garantía de inerrancia en materia de fe y costumbres cristianas. Es la paradoja del Evangelio: al obedecer somos libres; al morir, vivimos; al entregarnos, nos encontramos a nosotros mismos”. La obediencia no se basa en la fuerza en el temor, sino en el amor, el bien, la verdad, la belleza…”.

Por lo que la Iglesia considera a la sexualidad como sagrada y en el centro del misterio cristiano, como ha escrito San Juan Pablo II, la llamada Teología corporal, pues dentro del matrimonio, en la entrega entre un hombre y una mujer, en su unión conyugal íntima, está también plasmada la unión de Cristo con su Iglesia, por lo que el sexo es materia religiosa y Cristo puede hablar sobre él y la Iglesia también tiene autorización de enseñar en materia de la sexualidad humana.

Por tanto, a la que hemos de sacar de los “ovarios” es a la ideología, como una injerencia arrogante en la creación de Dios, y no a la religión, con la saludable enseñanza de Cristo plasmada en la Doctrina de la Iglesia.
Pbro. Luis René Lozano del Río
Párroco de la Divina Providencia

Rocío DíazRocío Díaz22 marzo, 2019
WhatsApp-Image-2019-03-21-at-8.55.45-AM.jpeg
1min40

Monterrey, N. L. (www.pastoralsiglo21.org) 22 de marzo del 2019.- Con el objetivo de dar a conocer las actividades que se realizarán en Semana Santa, el grupo Caminando con María están invitando a un retiro- evento informativo.

Se realizará el sábado 23 de marzo en el Campus de la UdeM San Pedro, en el edificio de Rectoría, segundo piso de 8:30 a 2:00 pm. Terminará el evento con la Santa Misa a la 1 de la tarde.

Caminando con María tiene ya cuatro años realizando la misión urbana en la zona de la Loma Larga. En este retiro se contará con la presencia de Mons. Heriberto Cavazos, Obispo Auxiliar de Monterrey.

meso.jpg
1min16

Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez

Washington, (www.pastoralsiglo21.org).- 21 de marzo 2019.- Con un claro compromiso y un llamado de cambio y conversión frente a la crisis ecológica con las culturas, las religiones y los pobres, concluyó el encuentro: “Ecología integral: una respuesta Sinodal desde la Amazonía y otros biomas/territorios esenciales para el cuidado de nuestra casa común”.

La Ecología integral, es una parte fundamental de la proclamación de la Iglesia y del Evangelio, el ejercicio concreto de la caridad, llama urgentemente para una nueva solidaridad entre los diversos sectores de la familia humana, pero de una manera muy especial con los pueblos indígenas, particularmente en La Amazonia”.

El grupo de Mesoamérica, participo en este importante encuentro, en la Universidad Jesuita de Georgetown en Washington, y regresan  con el compromiso de compartir y generar acciones a favor de nuestra casa común.

pu_Fotor.jpg
1min20

<strong>Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez</strong>

<strong>Monterrey, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 20 de marzo 2019.</strong> El pasado miércoles 6 de marzo se aprobó en el Honorable Congreso de Nuevo León la reforma al artículo 1ero Constitucional, lo cual generó diversas opiniones y reacciones en la sociedad.

Con la finalidad de responder interrogantes relacionadas con el tema como: ¿Sabes de qué se trata?, ¿Tienes dudas sobre a quién protege? ¿En verdad es de las principales causas de muerte en las mujeres?, la Pastoral Universitaria de la Iglesia de Monterrey invita a participar en el Panel ¿A quién protege la nueva reforma?.

Este panel se realizará el próximo sábado 23 de marzo, a las 5:30 p.m. en la Parroquia del Rosario en San Nicolás.

¡Regístrate en la liga y no faltes!
https://goo.gl/forms/BCYK4xyD3hZX7TKh2

jorge_Fotor.jpg
3min14

Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez

San Nicolas de los Garza, N.L. (www.pastoralsiglo21.org).- 20 de marzo 2019. La comunidad parroquial de San Jorge Mártir, celebró con una solemne eucaristía su 40 aniversario parroquial.

La Santa Misa fue presidida por el Arzobispo de Monterrey Mons. Rogelio Cabrera López, quien compartió manifestó su alegría y una reflexión, en torno a la misión de la parroquia.

“Quiero unirme a la alegría de estos 40 años de vida parroquial, en la iglesia celebramos siempre los aniversarios, el primero, el quinto, el décimo, etc, siempre santificamos el tiempo y celebrar un aniversario, es celebrar al Señor”.

“Esto es un jubileo, el momento de estar contentos es por la obra que dios ha realizado, por eso la alegría de estos 40 años, tiene que ser alegría humilde, una alegría agradecida”, añadió.

“Una alegría humilde, porque no hemos hecho todo lo que teníamos que hacer, porque no hemos sido, lo que Dios quiere que seamos, por eso es siempre una comunidad en penitencia llamada a conversión, pero también lo más destacable es que sea una comunidad agradecida, porque lo que aprendemos de Jesús es siempre a saber agradecer”.

“Estos 40 años de vida parroquial, han sido muy hermosos, porque Cristo ha caminado aquí, siempre con ustedes, su presencia siempre ha sido viva he impresionante. Él ha estado presente en la eucaristía y en el sagrario, la parroquia goza de la presencia real de Cristo, pero también Él, ha estado presente en cada uno de ustedes”.

“La parroquia tiene tres tareas que no puede dejar de realizar: la parroquia hace conocer a Jesús, la parroquia ama a Jesús, y la parroquia sirve al Señor”.

“La parroquia es casa de misericordia, si no fuera así, sería casa para gente selecta, para puros santos, no estaríamos aquí, ni ustedes ni yo, es la casa de misericordia”.

cumbre_Fotor.jpg
1min16

Por Juan Pablo Vázquez Rodríguez

Washington, DC.- (www.pastoralsiglo21.org).- 19 de marzo 2019. Con la finalidad de promover el cuidado de nuestro planeta, nuestra Casa Común, se lleva a cabo en Washington, DC, la Conferencia Internacional sobre Ecología Integral.

Este encuentro es el espacio académico donde se debaten diversos aspectos de la urgencia de implementar en el mundo prácticas y políticas de una Ecología Integral.

Se busca elaborar propuestas, desde el mundo académico, rumbo al próximo Sínodo de la Amazonía, convocado por el Papa Francisco para octubre de este año.

Representando a Latinoamérica participa Mons. Gustavo Rodríguez Vega, como presidente de DEJUSOL-CELAM.

El evento se realiza en la Universidad Jesuita de Georgetown, en Washington, DC., del 19 al 21 de marzo de 2019.

Rocío DíazRocío Díaz17 marzo, 2019
45977249_1842629322526639_2408543760389505024_n.jpg
2min53

Monterrey, N. L. (www.pastoralsiglo21.org) 17 de marzo del 2019.- El Arzobispo de Monterrey, Mons. Rogelio Cabrera López, invitó a vivir intensamente la preparación cuaresmal a través de la confesión sacramental, para lo que los sacerdotes harán más extensos los tiempos dedicados a administrar el sacramento.

“En todas las parroquias se llevan a cabo las reflexiones que llamamos ejercicios espirituales en los cuales están todos participando”.

Y no olvidar que todo acto de piedad, debe ir encaminado a lograr nuestra transformación interior y exterior, haciendo vida el Evangelio de Cristo en medio del mundo.

 

RETIRO INTERNACIONAL DE SACERDOTES
Finalmente, agradeció de corazón a todas las familias que, durante esta semana pasada, acompañaron a los 315 sacerdotes participantes en el Retiro Internacional de Sacerdotes y en el que participaron grandes predicadores, como Mons. Fisichella, Responsable del Consejo Pontificio para la Evangelización, y un laico italiano muy conotado, Salvatore Martínez, que animó a seguir un camino de crecimiento y de conversión.

Este encuentro estuvo preparado desde hace 3 años, con el objetivo es reunir sacerdotes para pensar, orar y tomar decisiones en su vida.


Sobre nosotros

Somos el periódico católico oficial de la Arquidiócesis de Monterrey; en comunión con la misma y con el resto de los medios de comunicación católicos, enfocamos nuestros esfuerzos a ser la voz de la Iglesia en Monterrey.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS



Últimas publicaciones



Suscríbete a nuestro boletín






Categorías