Conoce

Captura-de-pantalla-2018-07-03-a-las-14.10.18.png
4min338

Recibir y atender a los más pequeños, a los más indefensos, a los más débiles, a los vulnerables, desposeídos y violentados, es recibir a Cristo. “Entre esos débiles, que la Iglesia quiere cuidar con predilección, están también los niños por nacer, que son los más indefensos e inocentes de todos, a quienes hoy se les quiere negar su dignidad humana en orden a hacer con ellos lo que se quiera, quitándoles la vida y promoviendo legislaciones para que nadie pueda impedirlo”. (Exhortación Apostólica ‘Evangelii gaudium’, n. 213).

Conforme a este pensamiento y deseo de Papa Francisco, toda la Iglesia, sin ningún otro motivo más que el de la promoción de la dignidad del ser humano, se mantiene firme en su defensa al derecho a la vida de los niños desde el momento de su concepción. Además de esto, la Iglesia también se ocupa, porque es parte de su tarea, de la promoción de la dignidad de la mujer, sobre todo de aquella que por diversas circunstancias se ha visto indefensa, abusada y tratada con injusticia. Cuando se es pro-vida, no se puede pensar solo en la vida del concebido, sino también en la vida de la mujer embarazada.

¡Salvavemos las dos vidas! Es uno de los gritos en la actual lucha pro-vida. Y es que salvar del aborto al niño todavía no nacido, es salvar a la mujer embarazada de los azares de un futuro incierto y traumático. Y salvar a la mujer embarazada de la soledad y de una decisión precipitada y parcial sobre la personita que se desarrolla en ella, es salvar una vida, la vida de su hijo que todavía no nace. Desarrollar y promover programas pastorales, sociales y de caridad que busquen proveer opciones de vida y acompañamiento a las mujeres embarazadas que rechazan su estado, así como programas dirigidos a la juventud sobre desarrollo humano, educación sexual, paternidad responsable y prevención de la violación y abuso contra las mujeres, debe ser una prioridad en la Iglesia y en la sociedad para hacer frente a la creciente ideología pro-aborto.

Informarse y participar con esperanza en la lucha que muchos hombres y mujeres de fe hacen a favor de la vida es un compromiso y signo profético de la Iglesia hoy. Promover con verdad la dignidad humana con todos sus rostros y circunstancias, es uno de los compromisos de nuestro periódico diocesano Pastoral Siglo XXI. Confiamos plenamente en que Dios nos guía en esta labor.

Pbro. Eliezer Israel Sandoval Espinoza

capi.jpg
18min265

Capillas antiguas XXXI

En la búsqueda, que comenzamos hace ya algunos años, de capillas antiguas en la Arquidiócesis de Monterrey nunca imaginé hasta dónde nos llevaría esta serie de artículos: descubrimientos interesantes e insospechados que enriquecen nuestro patrimonio cultural.

Hace pocos meses conversando con el Dr. Juan Manuel Casas, coautor junto con el Arq. Víctor Cavazos, del libro “Panteones de El Carmen y Dolores” (2009), dialogábamos acerca de esta serie de artículos y pregunté al Dr. Casas si en el panteón de El Carmen en Monterrey algunos de los monumentos familiares habrían tenido originalmente la función de ser capillas y su respuesta fue afirmativa: algunos de los más antiguos y más grandes monumentos funerarios del más bello panteón de la ciudad tuvieron esa función (Ciertamente se excluye en este artículo la capilla principal del panteón que ya había sido objeto de un artículo de esta serie).

Así nos dimos a la tarea de visitar en una ocasión el panteón y dialogar acerca de las características que debería tener un monumento funerario para ser catalogado como capilla y el elemento más esencial, coincidimos, es un altar que, en nuestra búsqueda concreta de capillas antiguas, se trata de un altar preconciliar (adosados a la pared y no en medio de las mismas).

Así me di a la tarea de recorrer todo el panteón en búsqueda de capillas, teniendo siempre en cuenta la característica esencial de estos artículos que es la antigüedad que, si bien ciertamente ha sido considerada de una manera amplia, se ha intentado abarcar solo hasta las primeras décadas del siglo pasado.

Además hay que considerar que, con el paso de las décadas, los monumentos dejaron de ser tan monumentales como al inicio del siglo XX y eso también se vio reflejado en los altares que acabaron cada vez siendo más “simbólicos” y hasta, pudiéramos decir, se redujeron a ser solo repisas en la pared.

Hay que recordar que no son propiedad de la Arquidiócesis, sino son familiares, además hay que recordar que nunca fueron pensadas para el culto público, sino para la celebración de la Eucaristía cuando fuese el momento de recibir un cuerpo, en algún aniversario o alguna otra fecha especial; por eso mismo ninguna tiene sagrario aunque sí poseen un volumen que correspondería al mismo (excepto el de la Beneficencia Española), volumen que fue completado con un “sagrario fijo” de mármol decorado con motivos eucarísticos. Es imposible saber si alguna de ellas sí sirvió efectivamente para el fin de celebrar ahí el sacrificio eucarístico. Ninguna tiene bancas. Los objetos litúrgicos pudieran proveerse de alguna parroquia o, inclusive hay que recordar que, como la familia Rivero, algunas de estas familias tenían capilla en su casa con permiso del arzobispo.

Así las cosas pudiéramos considerar como capillas antiguas el siguiente conjunto de diez.

  1. MAUSOLEO DE MANUEL GARZA GUERRA

Fue un reconocido empresario. Su capilla y mausoleo de estilo neogótico están localizados a la entrada del panteón inmediatamente a la izquierda, es decir, al sur. La capilla tiene capacidad para una docena de personas, posee cristales biselados, además de finas puertas de bronce; como detalle ornamental luce las letras griegas PX, que son las primeras del nombre de Cristo. El hermoso altar de mármol posee una imagen del Sagrado Corazón en un nicho en la parte superior. El pequeño edificio está firmado por “Pedro Pagaya y Cía” artista con sede en “Tacuba, D. F., México”. El terreno alrededor del mausoleo está rodeado de una verja de Vargas hermanos.

  1. FAMILIA RIVERO

Familia de reconocidos empresarios. A la derecha de la anterior, hacia el poniente, está

este hermoso mausoleo y su capilla: “(…) un conjunto muy fino y recuerda las influencias orientales, bizantinas e islámicas que recibió el arte cristiano” (p. 49, las páginas citadas son del libro antes mencionado). Obra del afamado arquitecto Alfred Giles, habría sido concluida la obra en los primeros años del siglo XX “(…) por un documento publicado en 1906 se sabe que ya existía el mausoleo” (p. 121). Arriba de la puerta está un vitral del Sagrado Corazón, en las otras ventanas posee vitrales emplomados; en las puertas posee rejas finas, la capacidad de la capilla sería para una docena de personas, posee un candil antiguo; el altar preconciliar no es contemporáneo al resto del edificio, el mismo posee un espacio para colocar la piedra con el ara. Al exterior remata todo el conjunto una cruz con cuatro brazos hacia los puntos cardinales. La herrería que rodea el terreno es de la Fundición del Carmen.

  1. FAMILIA ARMENDAIZ

Otra conocida familia de empresarios. El mausoleo está localizado a la entrada del

panteón hacia el norte, frente a los dos anteriores. “El mausoleo es un proyecto de Alfred Giles construido por Pedro Cabral aproximadamente en 1901” (p. 187) se trata sin duda de “(…) una de las construcciones más atractivas (…) de El Carmen, por la calidad y finura de sus formas estilizadas y elegantes y por sus vitrales” (p. 45) Efectivamente destacan sus hermosos vitrales: un Sagrado Corazón sobre la puerta, y cuatro ángeles con coronas de flores en sus manos; también destaca la cantera finamente trabajada y las puertas con herrería fina. La capilla tiene capacidad para una media docena de personas.

  1. DR. JESÚS MA. ARGUETA

Médico y diputado fallecido en 1910. El mausoleo y la capilla están localizados entrando al panteón a la derecha siguiendo la misma dirección de la calle Bravo al norte. “Se trata de una pieza capital del patrimonio artístico del panteón del Carmen” (p. 176) Está firmado “Constructores Pedro Pagaya y Ca. Tacuba D. F. Méx.” De estilo neogótico, la puerta principal está coronada por una escultura de una mujer dolorosa que abraza una cruz, tendría capacidad de albergar a una docena de personas. El conjunto está rodeado por una verja perimetral.

  1. GERÓNIMO TREVIÑO

Reconocido militar. Su mausoleo se encuentra hacia el poniente del perteneciente al Dr. Argueta. “(…) soberbia arquitectura hecha de mármol blanco (…)” (p. 230) obra del afamado artista Michele Giacomino fechada en el año 1917. “Se trata de una composición academicista neoclásica donde los detalles y la proporción están cuidados” (p. 119). Arriba de la puerta en el óculo existió un busto del general, pero la pieza artística fue robada hace muy pocos años y se desconoce su paradero. La capilla tiene una capacidad de unas seis personas, es una pena que hoy, toda ella, sea un enorme nido de palomas.

  1. FAMILIA CANTÚ TREVIÑO

A un lado de la anterior hacia el poniente destaca por su belleza esta capilla de cantera de

San Luis elaborada por los “Grandes Talleres de Mármoles Martínez y Massa” cerca del año 1915. La dinastía familiar comenzó con el empresario Manuel Cantú Treviño (1860 – 1913). Este edificio de inspiración neogótica posee en las cuatro esquinas el mismo número de esculturas: una es la representación de la caridad como una mujer con un niño y tres esculturas de ángeles: uno con una trompeta que puede ser el que anuncia el juicio al llegar el momento de la muerte, otro con una cruz (que pudiera representar la fe) y uno más con un ancla además de una estrella sobre su cabeza que pudiera representar la esperanza; estas bellas esculturas son obra de Augusto Massa Rosollini (p. 126).Posee tres emplomados uno con la cita de Jer 14, 9 otro con la de Prov 5, 5 y sobre la puerta uno más moderno con Jn 2, 25. El edificio, en el cual caben una docena de personas, fue diseñado por Felipe B. Martínez (p. 124).

  1. BENEFICENCIA ESPAÑOLA

“Esta asociación tuvo como uno de sus nobles fines dar sepultura cristiana y decente a los

españoles afiliados, o a quien lo solicitara bajo ciertas reglas” (p. 250). Esta asociación construyó este hermoso monumento de estilo neogótico hacia el año de 1926: “Los señores Giacomino y Massa y Cía. Se comprometen a construir una capilla sujetándose a las especificaciones aprobadas de antemano, sobre la cripta que posee la Beneficencia Española en el cementerio de El Carmen de esta ciudad” (p. 253). En la parte superior la capilla es coronada por una cruz con cuatro brazos hacia los puntos cardinales, además el remate está conformado por ángeles. Es de notar que en el luminoso interior hay un altar, pero éste no posee el elemento superior que a modo de “retablo” existe en otros tantos altares (este “retablo” integraría el sitio en el cual se coloca el “sagrario”, los candelabros, etc.) Probablemente sea la capilla con mayor capacidad en el panteón, para unas 30 personas, exceptuando por supuesto la principal localizada frente al acceso principal. Está localizado al norte del anterior, es visible desde el exterior del panteón por la calle de Prolongación Arramberri.

  1. FRANCISCO Y OCTAVIANO ZAMBRANO

Localizado hacia el poniente, yendo por la calzada principal del panteón que conduce a la

pila que está en medio de la calzada, es un monumento inconfundible: “(…) un verdadero palacio de mármol (…) sin lugar a dudas ésta sería la mejor y más grande obra de El Carmen (y de la ciudad)(…)” (p. 119) Obra de Michele Giacomino (1862 – 1938) sería por lo tanto anterior a esta última fecha. Todo el conjunto está rematado por un imponente conjunto escultórico que representa a dos mujeres, vestidas a la usanza de la época, acompañadas por un ángel quien les muestra el camino al cielo, una de ellas es la señora Sara Fernández de Zambrano, quien murió joven en un parto (p. 120). La capilla pudiera albergar a una docena de personas, posee herrería fina en las puertas y una verja alrededor del área del mausoleo. Está en mal estado de conservación.

  1. FAMILIA BORTONI

Yendo hacia el sur desde el anterior: “El mausoleo es una soberbia obra arquitectónica de

Michele Giacomino y Augusto Massa, completamente acabada en mármol blanco” (p. 189) Giacomino murió en 1938 de tal manera que este monumento debe ser anterior a esta fecha. Sobre la puerta hay una escultura del Sagrado Corazón en mármol; posee tres vitrales (del Sagrado Corazón, de san José, de la Virgen del Carmen) y lamentablemente se ha perdido un cuarto vitral. Posee cristales biselados en las puertas, posee capacidad para unas seis personas.

  1. FAMILIA FERRARA

Más al sur desde el anterior por el mismo pasillo. La dinastía fue comenzada por Vicente

Ferrara quien falleció en 1938; este mausoleo “uno de los tres más grandes e imponentes de El Carmen” (p. 195) fue realizado por la firma capitalina FYUSA que tuvo grande actividad en la ciudad “durante las décadas de 1930 y 1940” este mausoleo es el único firmado por ellos en este panteón (p. 115). La capilla y su altar están en el área del sótano donde se encuentran las sepulturas: es el único de esta serie con el altar en la planta inferior. Sobre la puerta principal hay una bella escultura de la Virgen Dolorosa, es de destacar los detalles de la misma como el bellísimo manto que porta. La cubierta del mausoleo pareciera estar inspirado en un altar de la antigüedad romana. Tendría capacidad de albergar a una docena de personas.

OTRAS CAPILLAS

Algunos otros mausoleos probablemente poseen capilla y altar, pero la imposibilidad de

ver al interior dificulta el afirmar que las posean, tal es el caso del mausoleo de la familia Villarreal localizado atrás, es decir al norte, del de la familia Armendaiz. Subrayo que esta lista no se debe considerar exhaustiva. También han sido excluidas de esta lista muchas otras capillas que aunque cuentan con altar preconciliar fueron construidas en épocas más recientes.

Agradezco la colaboración para la realización de este articulo al Dr. José Roberto

Mendirichaga, las familias propietarias del mausoleo Cantú Treviño, al Dr. Juan Manuel Casas y al Arq. Víctor Cavazos.

Las imágenes de las diez capillas se pueden consultar en el Facebook del Centro de Investigación Histórica.

sacerdoti-1280x853.jpg
5min249

El Señor Arzobispo de Monterrey nos ha regalado su quinta Carta Pastoral con el nombre de “Sacerdote, rostro y corazón de Jesús”, dirigido a toda la comunidad, en especial a los sacerdotes, con fecha del Jueves Santo, Marzo 2018, pero compartida al presbiterio en el retiro del Miércoles Santo, en su Parroquia San Felipe de Jesús.

Es un escrito que nos manda el Señor Arzobispo con la intención de animarnos en la fe, en la vocación, en el caminar de este pueblo de Dios en este tiempo de gracia. Y como carta, es enviada a toda la Arquidiócesis de Monterrey, ya sea impresa o por medio de las redes sociales. De aquí surge la necesidad de leer, comentar y darle seguimiento a las iniciativas pastorales que contenga.

Repasemos los temas de las pasadas Cartas Pastorales: Primera: Kerigma. Mayo 2013; Segunda: La misión de la iglesia, Octubre 2013; Tercera: Iglesia, Pueblo de Dios, Enero 2015; Cuarta: Iglesia en camino, Febrero 2017 y Quinta: Sacerdocio, Marzo 2018

El documento consta de 94 párrafos numerados en ocho secciones e inicia con tres párrafos de introducción. Una cita bíblica inspira el capítulo, uso el tema adjunto a la cita bíblica. Estas son las secciones. 1. La llamada; 2. La respuesta inicial; 3. Nuestro camino como discípulos de Cristo; 4. Sacerdotes desde y para el pueblo; 5. Compromisos pastorales emergentes, a. Anuncio pascual a los pobres; b. El anuncio del Resucitado da esperanza a los más pobres, c. Los jóvenes en el corazón del Resucitado; 6. La vida pastoral en comunión; 7. La revitalización del don recibido (el más extenso) y 8. Agradecimiento.

Para animar su lectura (por si no lo han hecho) la estructura del documento es un proceso vocacional. Recordar el inicio del llamado y la motivación a iniciar en el Seminario. Revivir continuamente la respuesta a la vocación, no es un día, es un continuo SÍ que se da a Dios.

Al leer la Carta, recuerdo, junto con el Señor Arzobispo, el caminar de toda vocación; llamado, respuesta, vida del Seminario, los compañeros seminaristas, los sacerdotes formadores (tarea difícil e incomprendida en todos los tiempos). La ordenación y el caminar en la formación continua, pues en el Seminario es la formación inicial y luego, en la vida ministerial, es la formación permanente, pues nunca dejamos de aprender, de estudiar, de compartir, de hacer vida.

Otros temas centrales son: la opción por los pobres, por los jóvenes, por la comunidad, por la integración de los hermanos laicos en las tareas de evangelización y coordinación pastoral. En ser sacerdotes en comunión, tanto con el compañero sacerdote en la misma comunidad, con el decanato, zona pastoral, en el presbiterio y con la Iglesia universal.

Es importante subrayar todos los cuestionamientos que señala el mismo Señor Arzobispo, así como los que suscite la lectura del documento, para que despierte entre nuestro presbiterio un nuevo Pentecostés con más solidaridad, fraternidad, apoyo y cercanía tanto entre nosotros, como con nuestros hermanos a quienes estamos llamados a servir.
Habrá que buscar la manera de compartir en cápsulas mediáticas el contenido del documento para que nos sirva a darle seguimiento y continuidad en la obra de evangelización de nuestra Iglesia que peregrina en Monterrey.

Pbro. Juan Pablo Martínez Martínez

pág_Fotor11.jpg
4min152

“Mientras tanto, María conservaba estas cosas y las meditaba en su corazón. Su madre conservaba estas cosas en su corazón”. Lc. 2, 19.51b

Todos sabemos que aunque la memoria podría ser el lugar propicio para guardar significativos recuerdos, no se compara con el corazón en cuanto a la capacidad de conservar la inmensa cantidad de los significativos recuerdos del amor.

María Santísima experimentó como ninguna otra mujer en la historia de la salvación el amor de Dios. Y su corazón que desde el principio fue preservado por un designio divino de toda mancha (macula, de ahí inmaculado, sin mancha) de pecado, fue un lugar privilegiado para guardar los profundos misterios del amor de Dios revelados y manifestados a los hombres en la plenitud de los tiempos.

Sin duda alguna el más grande misterio de amor que pudo albergar el corazón de la Virgen fue el Misterio de su hijo Jesucristo. Desde el primer momento, Jesús vivía en el corazón inmaculado de María; ahí el sacratísimo corazón del Redentor fue formado en el amor a los hombres y en el amor a Dios, al punto de ser capaz de exponerse a la aguda lanza de la ingratitud humana. Como una escuela de amor y como un divino crisol, el corazón sin pecado de la Virgen preparó el Sagrado Corazón del Señor.

María no solo guardaba en su corazón los misterios divinos, sino que también los meditaba. Así recreándose en la contemplación del amor divino reafirmaba su fe y robustecía su inquebrantable fidelidad a Dios.

En el Corazón de María Santísima cabemos todos, porque si su corazón fue capaz de contener la inmensidad del misterio de Jesús, ¿no podrá acaso darnos cobijo a todos los que tenemos fe en Cristo y que por su gracia fuimos hechos Hijos de Dios e hijos de ella? Contemplemos con fe y alegría el misterio del corazón inmaculado de María Santísima, nuestra madre, y con plena seguridad refugiémonos en él cuando las tempestades de nuestra vida quieran abatirnos.

En esta edición de junio hemos querido incluir en Pastoral Siglo XXI, reflexiones para guardar en el corazón. Estamos seguros que su lectura, meditación y exposición serán de provecho para usted, estimado lector.

Pbro. Eliezer Israel Sandoal Espinoza

Director Editorial

 

capilla.jpg
9min285

Excapilla de san José, Huinalá, Apodaca, N. L.

Artículo del Pbro. Lic. José Raúl Mena Seifert

Prácticamente irreconocible para el visitante, escondida para los lugareños, y todavía en pie es la capilla antigua del Señor san José en Huinalá.

#HUINALÁ
La historia de Huinalá (antiguamente escrito Guinalá) se remonta a la época anterior a la llegada de los españoles a Nuevo León. El mismo nombre, Huinalá, proviene de la presencia de los indígenas Güinalaes (o Guinalaes) “a cuyo nombre se debe a la tribu” (Treviño, Juvencio, “Apodaca eternamente”, p. 20) los cuales, junto con otras tribus, “habitaban en las inmediaciones de Monterrey” (Roel, Apuntes…, p. 13).

Ya en el siglo XVII, en los primeros años de la presencia de los españoles en Nuevo León “(…) tenemos a Don José de Treviño Quintanilla, recibiendo sus mercedes de tierra en el área de Huinalá el 25 de abril de 1604, pudiéndose considerar su primer vecino” (Treviño, p. 29); al respecto de él mismo se afirma “fue quizá el fundador de Huinalá” (Treviño, p. 20).

Ciertamente hace mucho tiempo hubo ya residentes permanentes en esta área pero Huinalá seguía siendo una población muy pequeña, así tenemos que en 1856, todo lo que hoy es el municipio de Apodaca contaba con apenas 3 mil 402 habitantes y este número abarcaba siete haciendas y la cabecera municipal (Treviño, p. 45). En 1910 Huinalá contaba apenas con mil 342 habitantes (Treviño, p. 49). Dada la escasez del vecindario es comprensible que no hubiera allí una capilla hasta el primer cuarto del siglo XX.

INICIOS DE LA CAPILLA.

El 25 de julio del año 1919 el Sr. Abraham Elizondo compró “un jacal en el que se contiene una parte sin finca que pertenece a la misma finca”, lo adquirió al Sr. Julio Elizondo quien antes lo había adquirido al Sr. Joaquín Garza. Lo pagó al costo de “250 pesos oro nacional”. Abraham Elizondo, ese mismo día donó la finca “al Sr. San José, el Santo que se venera en esta hacienda”. Todo lo anterior conforme al acta original de adquisición y donación que se conserva hasta el día de hoy en la Parroquia de san José de Huinalá.
Una grande duda surge de estas líneas ¿había una imagen de san José que se veneraba en Huinalá? ¿una imagen de bulto, un lienzo? Hoy en día no existe ninguna imagen antigua del santo; si existió, no se sabe su destino.

En Facebook existe un perfil de “Huinalá” y hace algunos años se publicó ahí una imagen de la capilla antigua, un comentario a esa foto publicado por el usuario “Martin Go Tre” indica lo siguiente: “Quiero compartir una anécdota que escuché de mi madre acerca de ésta, la primera capilla en Huinalá. Entiendo que fue construida (o patrocinada) por mi bisabuelo materno Abraham Elizondo Elizondo, como una manda por el milagro recibido de recuperar su vista. No sabemos si por accidente o enfermedad él perdió la vista por un tiempo y le prometió a Dios que si se curaba, le edificaría un templo, pues en ese entonces no había.” Este comentario coincide en el nombre del donante antes mencionado; se trata seguramente de una tradición oral familiar muy valiosa para la historia de la capilla.

Es de suponerse que de inmediato se comenzó la construcción. Al poco tiempo se realizó la bendición de la campana que, según consta en una invitación impresa, se hizo el 19 de abril de 1921 a las 7 de la mañana, la invitación es firmada “En representación de la comisión: Juan Francisco Elizondo y Gorgonio Elizondo”.

MODIFICACIONES PAULATINAS.

En algún momento se cambió el antiguo techo de terrado por el actual de losa, dado que el anterior estaba ya en muy mal estado. Junto con este cambio se eliminaron las vigas de madera que sostenían el techo original. En toda esta área es notable el grosor de las paredes de sillar.
La capilla antigua tenía su puerta principal hacia el sur y una puerta lateral hacia el poniente, es decir, hacia la plaza. Hacia el sur se agregaron cuartos, es decir, hacia la calle Félix U. Gómez. Al frente, es decir, hacia el poniente, de todos estos cuartos se le agregó un techo con columnas a modo de pórtico.

Lo único que evidencia hoy que esta área fue una capilla es en la parte norte un elemento arquitectónico muy pequeño coronado por una cruz arriba de la puerta lateral. El pórtico mencionado lo esconde un poco y solo puede ser percibido desde la plaza.

Se construyó la capilla nueva 50 años después, que hoy es el templo parroquial. Así, la capilla antigua cayó en desuso conservándose para otros fines: uno de ellos era el de ser capilla de velación, pero además se usó como bodega.

OFICINAS PARROQUIALES.

Hoy la capilla antigua es la oficina de la parroquia. En el interior lo único que evidencia que la oficina parroquial fue capilla es una aguabenditera que se esconde detrás de uno de los monitores de una de las computadoras.
Huinalá, con el paso del siglo XX, pasó de ser un pueblo aislado a ser un pueblo rodeado de colonias populares, incluida la enorme colonia de Pueblo Nuevo. En esta última colonia se erigió hace años la parroquia de santa Clara de la cual dependía eclesiásticamente Huinalá, y así hasta hace poco tiempo cuando se erige la parroquia de san José. Ahora, la “capilla nueva” es la parroquia.
En todo el complejo, al parecer, no se conservan piezas patrimoniales antiguas.

Pbro. Lic. José Raúl Mena Seifert
Facebook: Centro de Investigación Histórica

Alejandra ViteAlejandra Vite23 abril, 2018
papa-francisco-misa-patriaca-antioquia.jpg
3min232

Por Alejandra Vité

Ciudad del Vaticano (www.pastoralsiglo21.org) 13 de febrero del 2017. –  En un signo de comunión y fraternidad el Papa Francisco celebró la Santa Misa en la capilla de la Casa de Santa Marta junto al Patriarca de la Iglesia greco melquita católica de Antioquía, Youssef Absi quien se encuentra en Roma junto con los Obispos del Sínodo Greco-Melquita para peregrinar a la tumba de San Pedro tras finalizar el Sínodo de esta Iglesia Oriental, en comunión con la Iglesia Católica, clausurado en el Líbano.
Durante la celebración el Papa Francisco explicó el significado de la concelebración que realizo con el Patriarca; “Es padre de una Iglesia, de una Iglesia antiquísima, y viene a abrazar a Pedro, a decir ‘yo estoy en comunión con Pedro” así mismo subrayó que “eso es lo que significa la ceremonia de hoy: el abrazo del padre de una Iglesia con Pedro. Una Iglesia rica, con su propia teología dentro de la teología católica, con su propia liturgia maravillosa, y con un pueblo que, en este momento, en gran parte se encuentra crucificado como Jesús”.
Una de las intenciones que el Papa Francisco hizo durante la celebración fue: “por el pueblo, por el pueblo que sufre, por los cristianos perseguidos en Oriente Medio que dan la vida, dan los bienes, sus propiedades, que se han visto obligados a abandonar. Y ofrecemos también la Misa por el ministerio de nuestro hermano Youssef”.
Al terminar la Misa el Patriarca Youssef Absi ofreció sus oraciones por el Papa: “le prometemos tenerle siempre en nuestros corazones, en el corazón de todos nosotros, clero y fieles, y recordaremos siempre este evento, estos instantes históricos, este momento que no me atrevo a describir por lo bello que ha resultado: esta fraternidad, esta comunión que nos vincula a todos los discípulos de Cristo” y concluyó agradeciendo: “Le doy las gracias por esta Misa de comunión en nombre de todo el Sínodo de nuestra Iglesia Greco-Melquita Católica” y en un signo de comunión ambos impartieron la bendición final.

Fuente: Vatican News

Alejandra ViteAlejandra Vite23 abril, 2018
primera-ministra-banglades-reunion-papa-francisco.jpg
2min206

Por Alejandra Vitê

Ciudad del Vaticano (www.pastoralsiglo21.org) 12 de febrero del 2017. – Hoy por la mañana, arribó al Palacio Apostólico la Primera Ministra de la República Popular de Bangladés, la señora Sheikh Hasina, para una reunión con el Papa Francisco y el cardenal Pietro Parolin, Secretario de Estado, acompañado por Mons. Antoine Camilleri, Subsecretario de Relaciones con los Estados.
Cabe destacar que en estos momentos Bangladés se encuentra en un estado crítico y la situación con los campos de refugiados donde hasta el día de hoy se encuentran 688,000 rohinyás, quienes son una minoría en Myanmar, budistas la mayor parte y quienes no son reconocidos como ciudadanos y son víctimas de discriminación
Con información de la oficina de prensa de la Santa Sede la reunión se mantuvo en una coordial comunicación recordando las buenas relaciones bilaterales, así como la satisfacción por el reciente Viaje Apostólico del Santo Padre a este país y por la calurosa participación en el evento por parte de la población, incluidos muchos no católico
Igualmente se tocó el tema de la contribución que desarrolla la Iglesia en el país, especialmente en el campo educativo, y del esfuerzo del Estado por promover la coexistencia pacífica entre las diversas comunidades religiosas, en defensa de las minorías y de los refugiados, expresando aprecio por la acogida de los Rohingya y manifestando el deseo de una solución justa y duradera para su drama.

Fuente: Vatican News

Alejandra ViteAlejandra Vite23 abril, 2018
nuevo-ceremoniero-origen-polaco.jpg
2min240

Por Alejandra Vitê
Ciudad del Vaticano (www.pastoralsiglo21.org).- 10 de febrero del 2017.

El pasado viernes 9 de febrero se informó por parte de La Oficina de Prensa del Vaticano que el Papa Francisco nombraba ceremoniero pontificio al Pbro. Mons. Krzysztof Marcjanowicz perteneciente a la arquidiócesis de Cracovia y quien fungía su ministerio como oficial del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización

Mons. Krzysztof Marcjanowicz desempeñará ahora la función de su sucesor Monseñor Guido Marini quien desde el 2007 fungía su ministerio como ceremoniero pontificio el cual consistía en ayudar al Papa en funciones sacras y en circunstancias particulares también asistir a los cardenales: en los consistorios, en tomar posesión del título cardenal, en misas u otras funciones sacras celebradas con especial solemnidad y en las misiones pontificias.

Desde el 6 de febrero se vio la participación de Mons. Krzysztof Marcjanowicz en la conferencia de prensa de presentación del mensaje del Papa Francisco para la Cuaresma 2018.

Dentro del Vaticano se encuentra la oficina de Celebraciones Litúrgicas del Sumo Pontífice que es el organismo de la Santa Sede encargada de preparar y supervisar las celebraciones litúrgicas del Papa.

La Constitución Apostólica Pastor Bonus (28 de junio de 1988), de acuerdo con los principios de renovación litúrgica promovidos por el Vaticano II, realizó un cambio significativo hacia la antigua Oficina de Ceremonias Pontificias, y constituyó la nueva Oficina de Celebraciones Litúrgicas del Sumo Pontífice.

Fuente: ACI PRENSA – OFICINA


Sobre nosotros

Somos el periódico católico oficial de la Arquidiócesis de Monterrey; en comunión con la misma y con el resto de los medios de comunicación católicos, enfocamos nuestros esfuerzos a ser la voz de la Iglesia en Monterrey.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS



Últimas publicaciones



Suscríbete a nuestro boletín






Categorías