AYUDARNOS A CRECER MUTUAMENTE

Jorge Alberto Heredia Murillo

Master en Educación

Cada una de las experiencias que suceden en la vida aportan información que se conecta en el interior de cada persona, generando de esta manera, una visión más amplia de aquello donde se pone mayor atención. Esta perspectiva interna, se manifiesta en pensamientos, palabras, acciones y actitudes. Es decir, algo ha atrapado nuestra mirada y se ha convertido en el factor de conexión con el mundo exterior de nuestro cuerpo: las personas, los animales, las plantas, las piedras, el agua, e incluso las redes sociales en sus distintos dispositivos o aparatos electrónicos. Puede sonar extraño, pero nos conectamos a partir de lo que pensamos, luego lo que sentimos y, por último, si en algún momento sucede por lo que decimos y hacemos.

La información que recibimos, la forma de procesarla, así como los focos de atención en cada uno de aquellos aspectos donde ponemos nuestras fuerzas y energías son el resultado de las experiencias que la educación va desarrollando en cada persona, claro está que resulta pertinente preguntarnos, ¿qué es la educación?, ¿qué elementos le proporcionan energía y fortaleza al ejercicio de enseñanza-aprendizaje que forma parte del acto educativo?, así como preguntas desde otro sitio, por ejemplo, ¿qué fines persigue la educación?, pero también, ¿dónde se recibe o se proporciona educación?, y tan críticos como, ¿todo merece ser llamada educación?

Pero no nos perdamos, lo que tenemos de frente cada día son personas con realidades construidas desde diferentes contextos y, por lo tanto, también distintas perspectivas, y al relacionarse nuestra vida con la de otros es posible ignorarlas. Es cada vez más evidente la presencia de los otros, el punto es qué hacemos con este conocimiento, ¿nos acercamos o nos alejamos de los demás? Por otra parte, también nos relacionamos con otras experiencias humanas como la vida del trabajo, las interacciones con las instituciones públicas o privadas, así como los sistemas interculturales, macro y microeconómicos, la política, y diferentes formas de pensamiento; cada una de estas realidades requiere de esquemas de pensamiento que nos ayuden a conectar lo mejor de cada una de ellas para generar sinergia, es decir apoyo para un proyecto aún más alto. Un proyecto que deje un legado a las siguientes generaciones. Pensemos, ¿la educación que hemos recibido nos ha generado condiciones para pensarnos construyendo algo juntos, aún y cuando somos muy distintos en pensamientos, e incluso con diferente nacionalidad y condición socioeconómica?

El egoísmo existe y se hace presente también en todo el proceso que se ha descrito anteriormente, y podríamos cometer el error de manipular los procesos educativos para fines contrarios al del desarrollo del ser humano, de la vida en comunidad, del cuidado del sistema de salud, así como de la naturaleza y el aire que respiramos, de la vida del trabajo o de las funciones del sector público o privado que nos corresponda ejercer a los laicos, así como al clero. Todos podemos cometer errores, y debemos estar al pendiente de no realizarlos. Y para esto también se requiere de educación, tanto para la prevención de daño, la atención de los posibles riesgos, así como la creación de experiencias que generen esperanza y mejores condiciones para todas las personas, desde el inicio de su vida hasta el final, atendiendo con sumo cuidado de amor, compasión y perdón a toda vida en toda etapa.

Como nos hemos dado cuenta, la educación no sólo es para trabajar, es para pensarnos y vivir integralmente en un mundo compartido, que no nos pertenece, y que tenemos la responsabilidad de dejarlo aún mejor de lo que lo encontramos, es momento de pensar en otro nivel y responder ¿cómo podemos crear, desarrollar y aplicar sistemas que beneficien a todos los seres vivos?

Jorge Alberto Heredia Murillo

Master en Educación


Sobre nosotros

Somos el periódico católico oficial de la Arquidiócesis de Monterrey; en comunión con la misma y con el resto de los medios de comunicación católicos, enfocamos nuestros esfuerzos a ser la voz de la Iglesia en Monterrey.


CONTÁCTANOS

LLÁMANOS



Últimas publicaciones



Suscríbete a nuestro boletín






Categorías